Yanina Martínez, en un aprendizaje constante

Yanina Andrea Martínez compite en la final de los 100 m femeninos T36 durante el Grand Prix de atletismo Paralímpico en el evento de prueba para los Juegos Paralímpicos de Río 2016. (Imagen por Alexandre Loureiro/Getty Images)
Yanina Andrea Martínez compite en la final de los 100 m femeninos T36 durante el Grand Prix de atletismo Paralímpico en el evento de prueba para los Juegos Paralímpicos de Río 2016. (Imagen por Alexandre Loureiro/Getty Images)

La campeona Paralímpica se adapta a nueva realidad generada por pandemia

El aprendizaje ha sido una constante en la vida de Yanina Martínez: desde que se inició en el Para atletismo hasta que se convirtió en la primera campeona Paralímpica de Argentina en 20 años. Los últimos meses, caracterizados por el brote de coronavirus y el posterior confinamiento, no fueron la excepción.

“Yani no está acostumbrada a estar mucho tiempo en casa; con las concentraciones y las competencias, ella vive viajando. Durante la cuarentena lloraba, nos decía que extrañaba la pista, que extrañaba su estadio”, cuenta su mamá Claudia Chávez.  

Y agrega: “Cuando decretaron la cuarentena, siempre estuvimos en contacto con su entrenador, Martín Arroyo. Con Tamara, la hermana menor de Yani, lo llamábamos y hacíamos la rutina de entrenamiento que él nos decía. Armamos las pesitas y otros elementos de entrenamiento con lo que teníamos”.

Pese a lo dificultoso de tener que incorporar nuevos hábitos a su rutina diaria y aprender nuevas formas de ejercitarse, Martínez dejó atrás los temores y se adaptó a la nueva realidad. 

“Cuando regresaron a la pista, ella se llevó su alcohol en gel, el tapabocas y todos los elementos que se necesitan para el resguardo actual. También limpia el taco antes de empezar”, relata su mamá.

Llamado del atletismo

Martínez, quien presenta secuelas de parálisis cerebral, recibió las mayores enseñanzas y oportunidades en su vida gracias al deporte.

Su mamá rememora: “Empezó natación porque era chiquita de cuerpo y quería que se desarrollara un poco más. Además, que sumara nuevos amigos. Allí, aparece en la historia el profesor Martín Arroyo”. 

Arroyo, quien entrena a la múltiple medallista mundial desde 2007, recuerda: “Cuando termino la carrera de Educación Física, Malvina Biglione, profesional experimentada en el deporte Paralímpico de Rosario, me ofrece seguir el trabajo con el grupo de chicos que hacía natación y armamos un equipo de atletismo recreativo. La invité a Yani y se sumó con el resto del grupo”.

Nuevos aprendizajes

En 2009, Martínez fue convocada para unirse al equipo argentino de Para atletismo. Su rutina cambió y en ese momento las concentraciones nacionales y los viajes a los torneos fueron la principal actividad en su agenda.

La argentina debió aprender a gestionar su tiempo. Su rendimiento y esfuerzo dieron sus frutos rápidamente: ganaba medallas en casi todos los torneos en los que competía, ya fueran Nacionales, Mundiales o Juegos Parapanamericanos. El rápido éxito generó en Arroyo una preocupación diferente. “Yani sabía que cuando terminaba la carrera recibía un premio, y no podía seguir así porque hay otra cara de la moneda. Por eso, en 2014, le pedí a la Asociación Rosarina de Atletismo que ella pudiera participar en las pruebas contra atletas convencionales. Luego también fuimos a torneos organizados en la Ciudad de Buenos Aires y hasta en un Campeonato Nacional”, cuenta el entrenador. 

“Fue tan buena la exigencia que la posición final no importaba. Corrió contra dos referentes del atletismo de Argentina como Victoria Woodward y Vanesa Wohlgemuth y eso la elevó de nivel. La experiencia para que ‘aprendiera a perder’ fue muy buena de cara a su actitud para la competencia”.

Objetivo: Tokio 2020

“A ella le encanta viajar. El deporte le cambió la vida y por la pandemia tuvo que pasar más tiempo en casa. Pero cuando ve un avión en la televisión dice que extraña hacer eso”, explica Claudia. 

En 2020, buscaba revalidar su título de campeona Paralímpica, aunque tendrá que esperar unos meses más. Arroyo añade: “Yani sigue segunda en el ranking internacional y trabajamos para mantener lo que venimos haciendo. Por eso, el objetivo es volver a subir al podio Paralímpico en Tokio”.

Por el Comité Paralímpico Internacional