Tom Vanhove: Subiendo a la cima

El equipo de gólbol masculino de Bélgica celebra su victoria por la medalla de bronce en el Campeonato Mundial 2018 celebrado en Malmö, Suecia.
El equipo de gólbol masculino de Bélgica celebra su victoria por la medalla de bronce en el Campeonato Mundial 2018 celebrado en Malmö, Suecia.

Al timón del éxito de los Toros Belgas, el capitán del equipo quiere continuar su racha ganadora hasta los Juegos Paralímpicos

Después de perderse Río 2016, el equipo de gólbol masculino belga está listo para regresar a los Juegos Paralímpicos en Tokio el próximo año.

Los Toros Belgas han tenido una larga historia en los Juegos Paralímpicos, habiendo competido en Montreal 1976, Arnhem 1980, Pekín 2008 y Londres 2012, pero nunca han alcanzado la cima del podio.

Sin embargo, en los últimos años, el equipo finalmente ha experimentado algunos éxitos en el escenario internacional. En 2017, obtuvieron su primera medalla de bronce en el Campeonato de Europa de 2017, seguido de otro bronce en el Campeonato del Mundo de IBSA 2018, donde vencieron a Lituania.

Para Tom Vanhove, capitán del equipo de los Belgian Bulls, ese momento demostró lo lejos que ha llegado el equipo.

"Fue un torneo excepcional para nosotros. Lituania es uno de los mejores equipos del mundo, y todavía lo es. Pero sabemos que podemos hacer un buen resultado porque obtuvimos un bronce en los Campeonatos Europeos así que lo sabemos. Hemos progresado", aseguró al Comité Paralímpico Internacional (IPC) durante el evento One Year to Go en Instagram Live.

Vanhove explicó por qué el equipo ha estado en una trayectoria ascendente durante los últimos tres años.

"No somos el país más grande. Quizás no siempre tenemos los jugadores mejor capacitados, pero estamos aprendiendo. Ya llevamos mucho tiempo en el juego y cada vez estamos aprendiendo un poco más, probando nuevas tácticas, probando una nueva defensa y jugando mucho juntos", explica.

"El entrenamiento ha mejorado. También tenemos nuestra federación que nos permite tener más torneos. El deporte se volvió profesional".

View this post on Instagram

Good morning Dumbbells! 💪 🇧🇪

A post shared by Tom Vanhove (@tomikon) on

El equipo como familia

Vanhove ha estado con la selección nacional desde 2006, pero solo pudo participar en Londres 2012, donde compitió junto a su hermano gemelo Bruno.

Sin embargo, el próximo año, habrá un total de tres Vanhoves que pueden estar presentes en Tokio 2020. Su hermano Ame también se unirá a las filas de la selección belga.

Puede parecer una empresa familiar, pero no hay nada realmente extraño en esta configuración, según el deportista.

"No pienso en eso cuando estoy en la cancha. Estar con mis hermanos es especial, pero en el otro extremo, no lo es tanto. La familia y nuestros amigos, nuestros compañeros de equipo, son una especie de familia".

"Esa es también la razón por la que te quedas en el equipo porque somos buenos amigos. La amistad significa tener un buen ambiente en el equipo y hace que la gente también llegue a un nivel más alto".

A pesar de que Vanhove considera al equipo como su familia, sigue siendo bastante único en el mundo deportivo encontrar tres hermanos en un equipo.

Todos los Vanhoves tienen diversos grados de discapacidad visual, lo que los hace elegibles para jugar este deporte. Sin embargo, en la cancha, es un juego que trata a todas las discapacidades visuales por igual.

"Todo el mundo tiene los ojos vendados para que todas las discapacidades visuales estén al mismo nivel. Tienes diversas clases pero jugamos juntos", explica.

Gólbol para el mundo

Vanhove quiere que el gólbol reciba la atención que se merece.

"En 2012 ni siquiera se retransmitió nuestro deporte en los Paralímpicos. Me pareció una lástima", dice. “Los padres vinieron y la familia, pero para los que se quedaron en casa fue un fastidio.

"La cobertura ha mejorado, pero creo que el gólbol aún puede llegar a un nivel más alto".

El jugador espera que la cobertura en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020 ayude a aumentar la popularidad del deporte en su país para encontrar la próxima generación de jugadores, especialmente ahora que el reclutamiento es un desafío sin escuelas especiales para encontrar jugadores.

Y Vanhove tiene un plan: "Necesitas que a más personas les guste el deporte y se involucren, que se interesen para entrenar más duro para llegar a cierto nivel".

En última instancia, quiere que la gente sepa que el gólbol es un deporte emocionante, que destaca en los Juegos Paralímpicos.

"Es el único juego en los Juegos Paralímpicos que no tiene un vínculo con un deporte Olímpico".

"Es un juego con tres personas en la cancha que necesitan defender una portería de nueve metros de ancho".

"En 10 segundos, la pelota debe cruzar la línea media. No puedes quedarte allí medio minuto y esperar a que se lance la pelota".

Y lo que aporta ese nivel de emoción es la velocidad y la imprevisibilidad del juego.

"En el gólbol, todo puede cambiar en cada segundo. Cada lanzamiento puede ser un gol, así que todo puede cambiar de un momento a otro", explica.

Navegando por una nueva realidad

Por ahora, Vanhove está ocupado haciendo un poco de entrenamiento ligero en casa mientras hace malabares con la familia y el trabajo a tiempo parcial; todavía no le pagan por jugar al gólbol profesionalmente.

Esta situación no disuade al deportista por ahora, pero a veces entrenar es difícil.

Lo que más extraña son las interacciones sociales que ocurren cuando juega en equipo.

"Soy social. Me gusta estar en un equipo. Eso me motiva a volver a estar en la forma que tenía en 2018", dice.

"El grupo es uno de los mejores motivadores. Por eso elegí los deportes de equipo. Y para el resto, también es mi familia, mi hija y mi esposa".

Con el aplazamiento de los Juegos, Vanhove sabe qué desafíos tiene para el equipo.

"Puede resultar bueno, pero debemos mantenernos concentrados por más tiempo", apunta. "Es por eso que nos tomamos algunos meses [libres] y es por eso que comenzamos en agosto a tener nuestras primeras sesiones. Ahora esperamos que la liga belga pueda comenzar en octubre y tal vez otros eventos internacionales".

Pero Vanhove también quiere seguir siendo realista.

"Depende de lo que suceda con el coronavirus. En un mundo diferente. Debemos tenerlo en cuenta y tratar de mantener la concentración", concluye.

View this post on Instagram

Action photo by @ibsagoalball #wcg2018

A post shared by Tom Vanhove (@tomikon) on