Teresa Perales: "Quiero ganar una medalla para mi hijo"

Teresa Perales de España celebra haber ganado la medalla de oro en los 50 metros espalda S5 en los Juegos Paralímpicos de Río 2016. (Foto de Buda Mendes/Getty Images)
Teresa Perales de España celebra haber ganado la medalla de oro en los 50 metros espalda S5 en los Juegos Paralímpicos de Río 2016. (Foto de Buda Mendes/Getty Images)

La atleta Paralímpica más condecorada de España espera sumar más medallas a las 26 que ya posee 

Es casi imposible resumir la carrera de una atleta como Teresa Perales y hacerle justicia.

Tokio 2020 serán sus sextos Juegos Paralímpicos como nadadora, una hazaña que nunca pensó que sería posible cuando comenzó en el deporte hace 25 años. Originalmente comenzó a nadar después de desarrollar neuropatía, una enfermedad que afecta el sistema nervioso y provoca la pérdida del uso de las piernas en tres meses.

"Siempre había practicado otros deportes como el karate, no aprendí a nadar cuando era niña", dice la deportista nacida en Zaragoza a Tokio 2020.

“Entonces, puedes imaginar cómo fue al principio. Pero después de unos días, lo disfruté mucho y me di cuenta de que quería nadar todos los días de mi vida".

"Lo que no sabía era que iba a ir a los Juegos Paralímpicos seis veces".

Con 44 años, Perales puede presumir de ser la Paralímpica más condecorada de España con 26 medallas. Y su objetivo es ganar aun más, pero por una razón muy diferente.

“Quiero ganar algunas medallas para regalárselas a mi hijo. Se lo merece”, explica. "No importa cuándo suceda, este sigue siendo mi mayor sueño".

Igualando récords

Hay dos momentos especiales que le vienen a la mente a Perales cuando se le pregunta sobre sus momentos de mayor orgullo como atleta Paralímpica. El primero fue cuando entró al Estadio Olímpico de Londres para la Ceremonia de Apertura de los Juegos Paralímpicos de Londres 2012. Con 36 años en aquel momento fue la abanderada de España.

"Recuerdo las luces, los sonidos, los atletas, las banderas, pero lo que recuerdo especialmente es el momento en que vi a mi pequeño hijo de dos años animándome entre la multitud. Lloré", recuerda Perales.

La nadadora Teresa Perales lleva la bandera de España durante la Ceremonia de Apertura de los Juegos Paralímpicos de Londres 2012 en el Estadio Olímpico. (Foto de Gareth Copley/Getty Images)
La nadadora Teresa Perales lleva la bandera de España durante la Ceremonia de Apertura de los Juegos Paralímpicos de Londres 2012 en el Estadio Olímpico. (Foto de Gareth Copley/Getty Images)
2012 Getty Images

Sin embargo, Londres también fue especial por otra razón. Perales igualó el logro de un nadador Olímpico considerado como uno de los más grandes de todos los tiempos: Michael Phelps. La atleta ganó el oro en los 100 m estilo libre S5, su tercer oro consecutivo en el evento, para ganar su medalla número 22, lo que equivalía a las medallas Olímpicas de Phelps.

Su logro la convirtió en tendencia en Twitter. En una entrevista con Reuters, Perales bromeó: "Phelps debe sorprenderse si ve Twitter, preguntándose" ¿quién es esta Teresa Perales? ¿qué ha hecho?".

De vuelta en España, los periódicos de todo el país hicieron comparaciones entre la pareja. Era la primera vez que la atleta vio su foto junto a Phelps.

Sin embargo, mientras Phelps se retiró después de los Juegos de Río 2016 con 28 medallas, Perales continúa con la esperanza de eclipsar al Olímpico más condecorado de la historia cuando salga a la piscina en Tokio 2020 el verano de 2021.

La medallista de oro Teresa Perales de España posa en el podio durante la ceremonia de entrega de las medallas para el 100 m estilo libre femenino S5 en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012. (Foto de Clive Rose/Getty Images)
La medallista de oro Teresa Perales de España posa en el podio durante la ceremonia de entrega de las medallas para el 100 m estilo libre femenino S5 en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012. (Foto de Clive Rose/Getty Images)
2012 Getty Images

Ahora mismo, Perales está a solo tres medallas de superar al nadador norteamericano.

"En Río no pude sumar las suficientes medallas para igualarlo. Tendremos que ver qué sucede en Tokio”, dice.

Río también marcó otro momento memorable para la Paralímpica, y es uno del que todos podemos aprender. Los Juegos en Brasil no tuvieron el mejor comienzo para Perales cuando no logró una medalla en los 50 m mariposa y los 50 m estilo libre, dos eventos en los que había participado desde sus primeros Juegos Paralímpicos en Sídney.

"Fue la primera vez que no ganaba una medalla y sucedió no solo una vez, sino dos veces", recuerda la nadadora.

Le recomendaron que no nadara su próximo prueba, los 200 m estilo libre y descansar un poco, pero Perales fue en contra de los consejos.

"Decidí que quería intentarlo porque si no lo hacía, siempre me preguntaría qué hubiera pasado".

Finalmente, ganó la plata en una batalla ajustada contra LI Zhang de la República Popular de China, antes de ganar tres medallas más, incluida una de oro en la prueba de 50 m braza, algo que nunca había hecho antes.

Una voz para el movimiento Paralímpico

Además de su cualidades deportivas, Perales ha sido una excelente defensora del Movimiento Paralímpico al hablar abiertamente sobre sus experiencias como para-atleta.

En los últimos 22 años, Perales ha estado compitiendo al más alto nivel y ha visto una serie de grandes cambios para los atletas Paralímpicos, especialmente en lo que respecta al reconocimiento social. Según ella, la mayor transformación se produjo después de Londres 2012.

"Nos presentaron como superhumanos, y creo que esto dio un impulso importante a nuestro movimiento", dice.

Londres 2012 fueron los Juegos Paralímpicos más grandes de la historia con 4.302 atletas de 164 Comités Paralímpicos Nacionales (CPN) participando en el evento. Catorce de estos países tomaron parte por primera vez en los Juegos.

“El Comité Paralímpico Internacional ha realizado un trabajo extraordinario y nuestros CPN, federaciones y otras organizaciones han crecido. Somos un movimiento fuerte que está dejando una gran huella en la historia".

De camino a Tokio

Al igual que la mayoría de atletas de todo el mundo, Perales se ha visto afectado por la pandemia del COVID-19 después de que España declarará el estado de emergencia y empezará la cuarentena el 14 de marzo.

"Fue muy difícil al principio", explica. "Estábamos viendo las noticias sobre lo que estaba pasando en la República Popular de China, la República de Corea e Italia, así que cuando el virus llegó a España, sabíamos que iba a ser una situación muy difícil para nuestro país también".

"Mucha gente comenzó a teletrabajar, los niños tenían videoconferencias con los maestros, pero era imposible para los atletas hacer tele natación o tele tenis".

Perales convirtió su casa en un gimnasio improvisado donde su hijo, Mariano Menor Jr, y ella han estado entrenando todos los días. El Comité Paralímpico de España también la envió material deportivo.

Cuando las restricciones se empezaron a levantar, reabrieron instalaciones como el Centre d’Alt Rendiment (CAR) de Sant Cugat, uno de los centros de entrenamiento Olímpico de España, y algunos nadadores volvieron al agua. Sin embargo, Perales todavía no ha podido nadar ya que donde vive no se espera que la piscina abra hasta el mes de julio.

La deportista anhela volver al agua.

"No puedo esperar el momento en que pueda saltar de nuevo a la piscina", dice, "nunca he estado fuera del agua tanto tiempo, incluso cuando estaba embarazada, seguí nadando hasta que mi barriga era tan grande que no podía salir de la piscina por mí misma", recuerda.

Si bien Perales obtuvo sus tiempos de clasificación para Tokio 2020 a través del Ranking Mundial de Natación Paralímpica a principios de este año, hay elementos que todavía están en el aire.

La nadadora ha estado entrenando durante los últimos tres años para los Juegos del 2020, pero con el aplazamiento y la incertidumbre, Perales reconoce que es difícil tener un plan fijo, pero asegura que estar motivada es básico.

“Estar motivada y seguir soñando con los Juegos Paralímpicos es esencial para los nuevos planes. Mi enfoque es mantenerme fuerte. Quiero competir en Tokio", concluye.