Stefan Daniel, inspirado por un pequeño amor fraternal en Tokio

Stefan Daniel, de Canadá, compite en el triatlón masculino de los Juegos Paralímpicos de Río 2016. (Imagen por Matthew Stockman/Getty Images)
Stefan Daniel, de Canadá, compite en el triatlón masculino de los Juegos Paralímpicos de Río 2016. (Imagen por Matthew Stockman/Getty Images)

La fuerza que hay detrás de la búsqueda del oro por parte de la estrella del triatlón

Cuando el canadiense Stefan Daniel tome la salida en la final del triatlón PTS5 en Tokio el año que viene, buscará ganar el oro para su hermano Christian que le ha ayudado a alcanzar alturas pocas veces alcanzadas antes por un atleta Paralímpico.

"Tokio será una de sus primeras carreras [de Christian] en la que me verá competir, así que espero poder hacer una buena actuación para él".

Daniel tuvo muchas buenas actuaciones en 2019, un año en el que quedó invicto. Desde que era un niño, Daniel nunca ha considerado el hecho de que le faltara una parte de su brazo derecho como una discapacidad y dice que esto es algo que tiene que agradecer a su hermano.

Christian es cuatro años mayor y tiene parálisis cerebral. Empezaron a nadar juntos cuando eran niños.

"Fui más lento que mis compañeros para empezar. Él [Christian] era probablemente el más lento del club pero siempre fue el más trabajador. Siempre tenía una sonrisa en su cara y eso se me pegaba mucho. Pensé: 'Si él puede hacer eso, yo también'".

Daniel ha trabajado mucho en los entrenamientos y ha tomado por asalto el mundo del Para triatlón desde que empezó en este deporte en su adolescencia. Ganó la medalla de plata en los Juegos Paralímpicos de Río y siguió con tres victorias consecutivas en el Campeonato Mundial para llegar a acumular cuatro en su carrera. El éxito de Daniel también se ha extendido al deporte sin problemas. Su discapacidad hace que sea un reto mantener el ritmo en el agua.

Sin embargo, en 2015, ganó el campeonato nacional canadiense de triatlón junior compitiendo contra atletas sin discapacidad. "Fue uno de los momentos más especiales de mi vida. Recuerdo los últimos 100 metros. Pensé que había contado mal una vuelta o algo así. No podía creer que estaba a punto de lograrlo", dice. Y añade: "Fue un momento tan genial, hacerlo como un Para atleta y demostrar que no estamos limitados".

Una vez más, tenía a Christian, quien nunca dejó que nadie le dijera que no podía hacer algo, pasando por su mente. "Le doy todo el crédito a mi hermano. Él no ve su discapacidad como una discapacidad y la suya es más severa que la mía. Si no me enseñara eso, no podría hacer esto. Habría momentos en los que estaría compitiendo en carreras sin problemas y pensaría: 'No debería estar aquí'".

Daniel también compite en carreras de cross-country en la Universidad de Calgary, donde es estudiante y atleta. Allí también ha ganado campeonatos nacionales enfrentándose a atletas sin discapacidad. Su experiencia le ha dado a Daniel una perspectiva única sobre el deporte adaptado y el deporte sin discapacidad.

"Sé que siempre hay una especie de creencia desde fuera de que los deportes adaptados no son tan competitivos como los deportes para personas sin discapacidad, pero no creo que eso sea cierto".

Y añade: "Creo que hay algunos atletas muy especiales en ambos lados y creo que en unos pocos años tal vez, los Juegos Paralímpicos serán tan populares como los Olímpicos".

En Tokio, Daniel espera un verdadero desafío por el oro en su evento. El campeón Paralímpico defensor Martin Schulz estará a la caza, al igual que George Peasgood, de Gran Bretaña, Chris Hammer, de Estados Unidos y Jairo Ruiz López, de España.

Terminar segundo en Río ha dejado a Daniel con sed de más para Tokio.

"La segunda es probablemente la posición más motivadora en la que estar. No había nada más que pudiera hacer ese día. Estoy súper orgulloso de esa medalla pero entré en esa carrera queriendo ganar y creo que eso definitivamente avivó el fuego".

La otra gran motivación en Tokio vendrá de ver a su hermano Christian, quien no pudo ingresar en el equipo de natación Paralímpico canadiense en 2012, animando cada uno de sus movimientos.

Por Paralympic.org