SERYU Monika, la estrella Paralímpica de Japón que conecta más allá de las competiciones

Monika Seryu durante la semifinal de piragüismo de KL1 en los Juegos Paralímpicos de Río 2016.
Monika Seryu durante la semifinal de piragüismo de KL1 en los Juegos Paralímpicos de Río 2016.

"Por un tiempo encontré muy difícil motivarme para entrenar. Reaccioné tarde al shock del aplazamiento. Realmente me dolió"

En medio de la pandemia de coronavirus, que ha hecho que todos reduzcamos nuestras actividades normales, hay muchos atletas que continúan con su entrenamiento para los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020, muchos de los cuales comparten sus pensamientos a través de las redes sociales.

Entre ellos se encuentra SERYU Monika, que fue octava en piragüismo Paralímpico en Río 2016, habiendo solo practicado el deporte por dos años. Ella ya se encuentra entre aquellos seleccionados para competir en Tokio.

Ha contado a Tokyo2020.org sus aspiraciones para el próximo verano y cómo intenta buscar el lado positivo a la situación actual.

Mandar mensajes positivos

"Empecé a mandar mensajes a través de las redes sociales porque quería eliminar los prejuicios o las ideas preconcebidas que el público tiene sobre las personas con discapacidad".

"Antes de mi lesión, solía ​​suponer que la vida debía ser muy dura para las personas con discapacidad, pero ahora que estoy en el mismo barco, sé que estaba equivocada. Disfruto todos los días de mi vida y hay muchas cosas que puedo hacer a pesar de mi discapacidad. Quería que la gente supiera esto, por eso comparto mis pensamientos a través de las redes sociales"

"Intento enviar mensajes divertidos y agradables, aunque a veces voy demasiado lejos con mis bromas. Quiero dar la imagen de una persona a la que la gente quiera apoyar. Particularmente con un deporte como el piragüismo Paralímpico, el público rara vez tiene la oportunidad de conocer el deporte, así que trato de promocionarlo yo misma. Creo que si le digo a la gente, por ejemplo, que disfruto de los rompecabezas, algunos amantes de los rompecabezas pueden comenzar a apoyarme debido a nuestro interés común. Asimismo, compartir más información sobre mí, como mis pasatiempos, la música y los libros que me gustan, también puede ayudarme a compartir mis pensamientos y emociones con los demás".

"Me hace una atleta muy feliz tener muchos aficionados. Es algo crucial para los atletas. Para que la gente nos apoye, tenemos que hacer que se sientan cerca de nosotros. Es probable que la gente considere a los atletas como luchadores en un campo deportivo, pero somos más que eso".

"La situación actual nos da una oportunidad de compartir con el público cómo entrenamos en casa. Mostrándonos en la misma situación que cualquiera puede ayudar a la gente a darse cuenta de que los atletas son personas con las que pueden relacionarse, como con su familia y los amigos que les rodean".

Compartir experiencias

"También creo que es importante que los atletas envíen sus propios mensajes. Algo a valorar de un atleta son los resultados de la competencia, pero la capacidad de comunicarse durante este período también tiene un significado tremendo".

"Al participar en sus respectivos deportes, los atletas deben compartir lo que han vivido a través de las redes sociales. Muchos atletas adaptados, por ejemplo, tienen la mentalidad de intentar usar su imaginación para hacer lo que puedan en lugar de rendirse y dejar de hacer lo que querían hacer. Al compartir nuestros pensamientos durante este tiempo tan restrictivo, es posible que podamos desencadenar un cambio en las percepciones de las personas. Espero enviar mensajes que ayuden a las personas a transformar su forma de pensar".

"Mi ideal de las redes sociales es utilizarlas como una herramienta para conectar con otros más allá de las competiciones".

"Los atletas Olímpicos y Paralímpicos hemos disfrutado recientemente de oportunidades mucho mayores para interactuar entre nosotros a través de las redes sociales, no solo con los atletas del mismo evento sino con los de otros deportes y eventos. Esto nos permite conocernos unos a otros y, lo que es más, anima a quienes siguen nuestras interacciones a interesarse en más deportes. Esto me motiva a enviar mensajes que puedan atraer a una audiencia más amplia".

El shock del aplazamiento

"Déjame contarte un poco qué he estado haciendo últimamente. Durante el período de confinamiento en casa, estuve en la prefectura de Okinawa. Como el gimnasio local estaba cerrado, no podía entrenar por completo, pero entrenaba en casa con mi bicicleta manual y otros dispositivos que tenía en casa".

"Para decir verdad, cuando se anunció el aplazamiento de los Juegos de Tokio 2020, me tomé bien la noticia y pensé que quizá podría aumentar mis posibilidades de ganar una medalla de oro. Mis actuaciones iban mejorando durante la temporada de 2019, y estaba segura de que podía seguir desarrollándome".

"Sin embargo, dos semanas después de este anuncio, se anunció la cancelación del Mundial y de la Copa del Mundo, y eso me quitaba todos mis objetivos".

"Por un tiempo, encontré muy difícil motivarme para entrenar. Reaccioné tarde al shock del aplazamiento. Realmente me dolió. Después conseguí recuperarme. Los atletas estamos acostumbrados de trabajar hacia metas, y por ello pude levantarme y comenzar a avanzar de nuevo".

Volver a la Universidad

"Durante el confinamiento volví a la Universidad, lo que supuso un cambio significativo para mí. Estoy matriculada en la Facultad de Ciencias de la Educación Física, la Salud y el Deporte de la Universidad de Tsukuba. Había planeado tomar un tiempo sabático del estudio hasta que terminaran los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020 para poder concentrarme en el piragüismo. Sin embargo, el aplazamiento de los Juegos de Tokio 2020 inevitablemente retrasaría mi graduación un año más, así que pensé que también podría estudiar mientras pueda, así que decidí regresar a la Universidad en abril. Actualmente soy miembro del Laboratorio de Actividad y Educación Física Adaptada, donde estudio cómo las personas con discapacidad pueden disfrutar de las actividades físicas con otras personas para su recreación".

Centrarse en el presente, más que en el pasado y el futuro

"Desde que se levantó el estado de emergencia a principios de este año, he estado practicando en el Centro Nacional de Capacitación para piragüismo adaptado, es decir, en el Lago Kiba en la prefectura de Ishikawa. Tomo todas las precauciones necesarias para prevenir infecciones al ponerme una mascarilla tan pronto como salgo del agua y cuando no estoy entrenando".

"Intento no pensar demasiado en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos del próximo año. A pesar de la incertidumbre, tengo que continuar entrenando de manera rigurosa. Así que, en vez de centrarme en el futuro o en el pasado, intento concentrarme en el presente y entrenar duro".

"Mi lema de ahora en adelante es 'hacer lo que pueda ahora en la medida de lo posible'".

"Los atletas solemos decir 'Es fácil encontrar motivos por los que no hacer algo, así que busquemos cosas que hacer en su lugar'".

"La pandemia me ha obligado a afrontar un cambio extremo en mi rutina diaria por segunda vez en mi vida. La primera vez fue cuando me lesioné. Esta experiencia me ha permitido comprender una vez más lo que realmente significa tratar de encontrar cosas que pueda hacer. También me recordó que tiendo a desanimarme cuando pierdo de vista mi objetivo, reafirmando la importancia de tener siempre una meta futura fijada para mí".

"Ahora que me he analizado, espero dar más sentido a la vida cotidiana en el futuro".