El nuevo reto de Kunieda Shingo 

Shingo Kunieda ha ganado la medalla de oro en tenis en silla de ruedas dos veces.
Shingo Kunieda ha ganado la medalla de oro en tenis en silla de ruedas dos veces.

A los 35 años, KUNIEDA Shingo es una de las mejores figuras del tenis en silla de ruedas.

Después de convertirse en el primer jugador profesional de tenis japonés en silla de ruedas en 2009, ganó 15 títulos de Grand Slam individual. Actualmente es el número uno mundial en categoría individual para hombres en silla de ruedas. En los Juegos Paralímpicos, ganó su primera medalla de oro en Atenas 2004 en la categoría de dobles de hombres en silla de ruedas antes de agregar dos oros más a su colección en la competencia individual en Beijing 2008 y Londres 2012.

Sin embargo, para Kunieda no hubo mayor angustia como atleta que lo que sucedió en los Juegos Paralímpicos de Río 2016. En el período previo a Río, Kunieda había ganado tanto el Abierto de Francia como el de Estados Unidos por quinta vez. El público le apoyaba y todo el mundo esperaba que la estrella nacida en Tokio ganará un tercer oro Paralímpico, pero no alcanzó su objetivo.

“Te expones a mucho dolor al practicar deporte. Es doloroso cuando pierdes o cuando sufres una lesión. También es doloroso perder de vista tu objetivo, pero si lo superas, tu espíritu se vuelve aún más fuerte", explica Kunieda.

Kunieda Shingo perdió en cuartos de final en Río 2016.
Kunieda Shingo perdió en cuartos de final en Río 2016.

Fue una derrota en los cuartos de final lo que puso fin a su esperanza de obtener una medalla de oro en Río 2016. La situación empeoró por el dolor que sentía en el codo derecho, del que fue operado en abril de ese año.

"Temía que la pelota volara hacia mí y su impacto en la raqueta", dice.

Si bien se emparejó con SAIDA Satoshi en los dobles y ganó una medalla de bronce, Kunieda aún no disfrutaba del juego.

"Tengo muchos recuerdos positivos de los otros tres Juegos, pero nunca he visto el vídeo de Río. La imagen es tan dura que mi corazón se hunde al ver una foto de esa época. Así de doloroso fue", recuerda.

"Puedes asumir nuevos desafíos a cualquier edad"

Sin embargo, no todo fue malo. El recuerdo de Río ha inspirado a Kunieda a evolucionar como atleta.

"Repensé la posición de mi silla de ruedas y de mi raqueta. Me lancé y cambié la técnica del revés, que fue la causa de mi dolor en el codo", dice.

Cambiar la técnica que había respaldado su éxito durante muchos años implicó que los resultados no se produjeran de inmediato, pero, para Kunieda, poder terminar un día de entrenamiento o un partido sin dolor era una señal de que la nueva técnica era una decisión adecuada.

Fue después de Río 2016 cuando Kunieda cambió como atleta.
Fue después de Río 2016 cuando Kunieda cambió como atleta.

Sin embargo, también fue durante este tiempo que Kunieda tomó la decisión de terminar su asociación de 17 años con su entrenador MARUYAMA Hiromichi y empezar a trabajar con IWAMI Tasuku.

En el mismo año, Kunieda ganó el Abierto de Australia y Francia antes de recuperar su estatus de número uno del mundo.

El significado de Río y Tokio

Si bien la derrota en Río 2016 es sin duda un recuerdo doloroso para Kunieda, en retrospectiva, fue algo que necesitaba para reinventarse como jugador.

"Cuando ganas, pierdes de vista tus objetivos. Perder un partido te permite notar lo que te faltaba, así que creo que perder es extremadamente importante. A veces es más difícil mantenerse motivado cuando todo son victorias", asegura.

Kunieda (izquierda): Es cuando estoy cambiando algo que disfruto jugando.
Kunieda (izquierda): "Es cuando estoy cambiando algo que disfruto jugando."

El argentino Gustavo Fernández, quien ganó tres de los cuatro principales torneos en 2019, será potencialmente el mayor rival de Kunieda en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020 por la medalla de oro. Sin embargo, con los Juegos organizados en su ciudad natal, el valor simbólico es muy alto.

Para Japón, donde el deporte Paralímpico no ha tenido una presencia significativa, las tres medallas de oro de Kunieda han contribuido a que crezca la popularidad del deporte. Con los Juegos Paralímpicos en Tokio, hay una nueva oportunidad de mostrar el tenis en silla de ruedas, y el deporte Paralímpico en general, a los japoneses.

"Creo que fue después de los Juegos Paralímpicos de Pekín 2008 que los Juegos Paralímpicos comenzaron a llamar la atención de los medios, y el interés de todos ha crecido desde entonces", comenta.

“Por supuesto, mi mayor objetivo es ganar la medalla de oro en Tokio 2020. También quiero que las personas de todo el mundo sientan el atractivo del tenis en silla de ruedas y se conviertan en fanáticos", opina.

"Creo que, si puedo hacer una actuación que entusiasme a los espectadores, entonces más personas estarán interesadas en el deporte. Es es mi otra gran misión", concluye.