Marlou van Rhijn: la mujer más rápida con prótesis 

Marlou van Rhijn celebra ganar la final femenina T44 de 100 metros en el Campeonato Mundial de Atletismo en Doha, Qatar, en diciembre de 2015.
Marlou van Rhijn celebra ganar la final femenina T44 de 100 metros en el Campeonato Mundial de Atletismo en Doha, Qatar, en diciembre de 2015.

Una de las atletas que compartió el mismo escenario que Usain Bolt durante la inauguración oficial del Estadio Olímpico de Tokio fue la superestrella Marlou van Rhijn, una velocista holandesa que apunta a la medalla de oro de 100 m y 200 m en sus terceros Juegos Paralímpicos.

Su misión para Tokio 2020 es tan afilada como sus "cuchillas".

"Es realmente emocionante venir a los juegos Paralímpicos nuevamente para tratar de ganar el oro, pero sobre todo, simplemente actuar en un país donde creo que puede ser realmente inspirador ver los Juegos Paralímpicos y animar a otros a practicar deporte".

"Mi mayor motivación es correr más rápido de lo que nadie haya corrido".

Como una de las atletas más reconocidas y exitosas del mundo en la actualidad, van Rhijn quiere completar su décimo año como atleta manteniéndose en la cima con un podio en Tokio. Pero, para van Rhijn, seguir divirtiéndose es un elemento básico para seguir compitiendo al nivel más alto.

“Mi mayor motivación es la diversión. Solo quiero disfrutar lo que estoy haciendo. Y lo disfruto cuando corro muy rápido. Mi mayor motivación es correr más rápido de lo que nadie haya corrido", explica.

Una década de carrera

Han pasado casi diez años desde que van Rhijn se puso de pie por primera vez y compitió con sus prótesis. Al comienzo de su viaje deportivo, comenzó a correr con piernas protésicas, pero cambiar a cuchillas de fibra de carbono le dio la velocidad que estaba buscando.

“La primera vez que probé las cuchillas de fibra de carbono fue muy surrealista porque no conocía la sensación. Es extraño porque en tu cabeza sabes cómo correr pero las cuchillas te permiten ir más rápido o variando la velocidad", comenta.

A los dos años de comenzar a practicar atletismo, su estrella estaba en ascenso, acumulando medalla tras medalla en cada lugar en el que competía. En Londres 2012, van Rhijn ganó la plata en los 100 m y el oro en el evento de 200 m. En Río 2016, superó su marca anterior al ganar dos oros, al tiempo que obtenía los récords mundiales de 100 m y 200 m.

Marlou van Rhijn of the Netherlands and Sophie Kamlish of Great Britain compete in the Women's 100m - T44 Final during the Rio 2016 Paralympic Games (Photo by Matthew Stockman/Getty Images)
Marlou van Rhijn of the Netherlands and Sophie Kamlish of Great Britain compete in the Women's 100m - T44 Final during the Rio 2016 Paralympic Games (Photo by Matthew Stockman/Getty Images)
2016 Getty Images

De la natación al atletismo

Van Rhijn nació sin sus piernas -por debajo de la rodilla-, pero eso no le impidió ser activa en los deportes desde muy pequeña. Mirando hacia atrás en su carrera, fue en la natación donde se dio cuenta por primera vez de cuánto disfrutaba al ganar.

Pero, sorprendentemente, a los 18 años, decidió dejarlo.

“Simplemente ya no podía encontrar la alegría [en la natación]. Y creo que eso es lo más importante cuando entrenas tanto, necesitas divertirte. Simplemente eso ya no me sucedía. Quería experimentar otras cosas", recuerda.

Pero el atractivo de los deportes era algo que no podía ignorar. Después de un período siendo una estudiante normal, recibió una llamada de un amigo hablándole de atletismo, y a esta la siguió otra llamada de la Federación de Atletismo de los Países Bajos.

"En ese momento, echaba en falta el deporte a nivel diario, ¿dónde tienes la oportunidad de mejorar en algo cada día?", dice.

Ahora, en su cima como velocista, atestigua que fue la disciplina de la natación la que la ayudó a hacer la transición al atletismo de manera fácil y rápida para convertirse en la mujer más rápida sobre las prótesis.

“Mi cuerpo ya estaba acostumbrado al trabajo duro, aunque era en un deporte diferente. Ahora, en lugar de nadar, estaba corriendo. Mi motivación entonces era simplemente disfrutar de la velocidad y correr muy rápido. Y eso no ha cambiado", afirma.

Marlou van Rhijn con su medalla de plata en Londres 2012.
Marlou van Rhijn con su medalla de plata en Londres 2012.
Getty Images

Proyecto Blade para niños

Van Rhijn combina su pasión por el atletismo con Project Blade, una fundación que comenzó hace unos años con la ayuda de sus principales patrocinadores para ayudar a los niños a tener acceso a prótesis para poder practicar deporte.

"Me di cuenta de algo después de ganar mi primera medalla de oro en Londres. Llegué a casa y estaba promocionando el deporte diciendo 'puedes hacer esto y puedes hacer lo que quieras'. Pero hubo padres que me dijeron que no podían conseguir prótesis para sus hijos y me preguntaban dónde conseguirlas", argumenta.

"Es algo que no está bien porque eso significa que necesitas tener talento antes de poder practicar deporte y todos deberían poder practicar deportes, sin importar los materiales o el coste de estos".

A través del Proyecto Blade, van Rhijn le está dando a niños y niñas la oportunidad de acceder a las prótesis y practicar deportes, al mismo tiempo que tienen una experiencia divertida.

Como atleta de elite, van Rhijn también es una de las caras visibles por la igualdad y la inclusión en los deportes. En las entrevistas intenta que los periodistas se centren en sus logros antes que preguntarle sobre su discapacidad.

“La inclusión y la igualdad también son extremadamente importantes para mí. Nunca me sentí diferente. Pero luego, una vez que entré en el deporte y porque los Juegos Paralímpicos son un evento diferente de los Juegos Olímpicos, de repente me trataron de manera distinta", dice.

“No quería que la próxima generación experimentara algo parecido. Solo quería que el deporte fuera divertido y fácil. En cada proyecto que hacemos, tratamos de incorporar la inclusión porque el deporte es una gran puerta de entrada para conseguir una sociedad inclusiva", apunta.

Tokio 2020

En cuanto a la inauguración oficial del Estadio Olímpico, donde corrió junto a atletas Olímpicos y Paralímpicos, dice:

“Realmente me encanta la idea de que todos corramos juntos y que no haya diferencia si corres con prótesis, en una silla de ruedas, o si eres un Olímpico, la persona más rápida en Japón o en el mundo. Todos somos atletas, y todos estamos aquí para apoyar el deporte y los Juegos", concluye.

El ocho veces Olímpico Usain Bolt con el campeón Paralímpico Marlou van Rhijn en el Estadio Olímpico inaugurado el pasado mes de diciembre.
El ocho veces Olímpico Usain Bolt con el campeón Paralímpico Marlou van Rhijn en el Estadio Olímpico inaugurado el pasado mes de diciembre.
Getty Images

Y en Tokio 2020, van Rhijn confía en su estrategia para hacer de estos Juegos Paralímpicos otro punto culminante en su carrera deportiva.

“En lo que realmente estoy trabajando ahora es en el desarrollo de mi carrera. Realmente espero correr más rápido que nunca. Ese es el objetivo principal, mejorar la velocidad y la potencia en Tokio. Esa es la parte más divertida porque es lo que tengo bajo control".

Con una demanda de entradas sin precedentes para los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020, van Rhijn espera actuar para miles de personas en el Estadio Olímpico.

“Esa es una de las cosas que más me entusiasma ahora mismo, porque el estadio estará lleno, así que puedo correr ante 68.000 personas. Tener ese sentimiento, realmente ayuda a rendir aún mejor de lo que crees que puedes. Estoy ansioso por las multitudes y el entusiasmo".

Por Olympic Channel