Manasi Joshi: la campeona mundial apunta a la gloria y la inclusión Paralímpica

La jugadora de bádminton Manasi Joshi espera conseguir una medalla en Tokio 2020.
La jugadora de bádminton Manasi Joshi espera conseguir una medalla en Tokio 2020.

La estrella de para badminton pone su vista en Tokio en un intento por transformar la actitud de su país sobre las discapacidades

La jugadora de bádminton Manasi Joshi espera seguir sumando éxitos hasta los Juegos Paralímpicos cuando el deporte haga su debut el próximo año.

Después de conseguir el oro en la prueba SL3 individual en el Campeón de Bádminton Para World 2019, la atleta india ha centrado toda su energía en la clasificación para Tokio 2020, donde espera competir en los dobles mixtos junto a Rakesh Pandey.

El año pasado, sus sueños casi se desvanecen cuando Pandey resultó herido y Manasi se rompió la pierna protésica en un torneo en China. Pero con los Juegos pospuestos, Manasi ahora espera volver a la pista para ganar más torneos clasificatorios.

"Estoy feliz de que tengamos un año más para entrenar y hacerlo mejor".

"Espero que la Federación Mundial de Bádminton agregue nuevos torneos como torneos clasificatorios para Tokio 2020".

"Tenemos un año entero antes de los Juegos Paralímpicos, nadie puede decir que el mismo grupo de jugadores se mantendrá en la cima y en el próximo año muchos jugadores pueden mejorar sus habilidades y también pueden convertirse en los mejores. Creo que esto será crucial para todos", explica.

Con la población india encerrada en sus casas a causa del coronavirus, Manasi sigue manteniendo su enfoque en el entrenamiento.

“Mi academia está cerrada y ahora estoy en casa de mis padres haciendo ejercicios en casa. Estoy en contacto con mi entrenador, dietista y entrenador mental que me está ayudando a adaptar la rutina de entrenamiento, teniendo en cuenta la situación actual, y a mantener mi moral alta. No puedo replicar mi rutina de entrenamiento y gimnasia, pero me estoy tomando este tiempo libre para entenderme mejor”, afirma.

Reaprendiendo todo, rompiendo obstáculos

En 2011, Manasi, de 22 años, trabajaba como ingeniera de software en la India cuando un accidente de tráfico resultó en una amputación por encima de la rodilla junto con una fractura en el radio izquierdo y el cúbito.

Cualquiera podría haber caído en la desesperación en ese momento, pero no Manasi, que ahora ve esta experiencia desde una perspectiva diferente.

“Después de 45 días de hospitalización, perdí mi batalla y mi pierna. Mental y emocionalmente, estaba muy estable y había aceptado mi situación. Era positiva, optimista y miraba cada día con esperanza", explica.

Después de muchos meses de recuperación y con la ayuda de su familia y el apoyo de sus amigos, Manasi pudo aprender a caminar nuevamente y adaptarse a su nueva vida.

“Tomó alrededor de dos meses y medio para que todas las heridas se curaran por completo, después de lo cual comencé con mi rehabilitación, es decir, el ajuste protésico. Fue extremadamente abrumador estar de pie sobre mis piernas nuevamente y nunca podré olvidar la expresión de mis padres cuando me vieron caminar de nuevo".

"Me tomó meses de arduo trabajo, perseverancia y paciencia caminar correctamente sin las muletas que se habían convertido en parte de mi identidad desde el accidente".

"Todo este viaje ha consistido en aprender sobre el yo interno y cómo el cuerpo humano puede adaptarse a las diferentes situaciones que encuentra y cómo podemos impulsarnos para mejorar individualmente y como sociedad", opina.

Fue extremadamente abrumador estar de pie sobre mis dos piernas otra vez.

Nunca podré olvidar la cara de mis padres cuando me vieron caminar de nuevo.

Apoyo de familiares y amigos

Después de su accidente, Manasi estaba buscando algo que hacer como parte de su rehabilitación y recurrió a una de sus pasiones infantiles, el bádminton, para ayudarla a recuperar su movilidad.

“Cuando tenía entre 6 y 7 años, mi padre comenzó a enseñarme a jugar a bádminton. Él simplemente lanzaba el volante hacia mí para que yo desarrollara la coordinación mano-ojo y el contacto adecuado con la raqueta”, recordó.

Fue su hermano Kunjan, un ávido jugador de bádminton, quien la ayudó a retomar el juego. Jugar con una discapacidad era un desafío. Manasi, que había crecido con el bádminton, había jugado a este deporte desde el colegio, representado a su college hindú como adolescente, y competido en varios torneos corporativos, ahora tenía que aprender cómo jugar a bádminton -un deporte con mucha demanda física- con una prótesis.

“[Kunjan] es la chispa que encendió mi amor inicial por el deporte y me motivó a practicarlo de nuevo. Había días en que volvía a casa completamente cansada de mi trabajo y mis viajes, me empujaba a acompañarlo a las canchas de bádminton y jugar junto a él. 'No' nunca fue una respuesta para mi hermano”, dice.

Además de su hermano, su hermana Nupur, que era profesional de la gestión deportiva, se convirtió en su primer gerente y la ayudó a conseguir acuerdos de patrocinio.

“Siento que nuestro vínculo familiar se ha fortalecido después de mi lesión. Solo gracias a mi familia pude cumplir con mi deber como para-atleta y romper barreras”.

“Mis amigos y colegas nunca dejaron mi cama en el hospital. Mis colegas han sido súper solidarios en el lugar de trabajo y en el exterior. El aniversario de mi accidente se celebró con un pastel en la oficina”, explica.

BWF / Alan Spink

Convertirse en campeona mundial

En solo tres años después de ese fatídico accidente, Manasi se ha abierto camino para convertirse en una formidable jugadora de bádminton. Durante sus primeros años, Manasi tuvo que hacer malabarismos con un trabajo que financiaría su formación y el costo de sus prótesis.

Todos sus sacrificios valieron la pena.

En 2015, compitió en dobles mixtos en el Campeonato Mundial y ganó una medalla de plata. En junio de 2019, alcanzó el número 2 en los eventos SL3.

Para sellar su ascendente trayectoria, Manasi consiguió el oro en el Campeonato Mundial de 2019 derrotando a la número 1 del mundo, Parul Parmar.

“Estaba súper feliz porque había trabajado muy duro por ello. Había renunciado a tantos lujos por esto. Me había mudado a una ciudad diferente, lejos de casa. Estaba de vacaciones sin sueldo: un año sabático, entrenando tres veces al día y seis días a la semana. Hubo momentos en que después de mi entrenamiento, iba a mi protesista viajando una hora y meda, realizaba algunos cambios y regresaba a la academia para terminar mi próxima sesión de entrenamiento".

"Definitivamente fue una sensación de logro para mí, así como para mi equipo cuando llegué a casa con un oro", recuerda.

BWF / Alan Spink

Concienciar sobre la situación

Como campeona mundial, Manasi ha estado utilizando su estatus de estrella y visibilidad para hablar sobre la difícil situación de los atletas Paralímpicos y las personas con discapacidad en su país natal.

“Me siento como una para-atleta, mi voz e ideas pueden amplificarse y mis puntos de vista que piden igualdad pueden llegar a un público más amplio".

“En la India, la discapacidad todavía se trata de poder y todavía no tenemos oportunidades inclusivas. Para poder alcanzar el objetivo de la inclusión, primero se necesita un cambio de perspectiva, el de ser socios iguales en el desarrollo y la toma de decisiones”.

Lo más importante de su lista de deseos es hacer que las prótesis sean más accesibles en su país de origen.

"Como amputada, el alto costo de las prótesis y los impuestos adicionales son una de mis principales preocupaciones, ya que las prótesis que compramos se venden a precios que suponen los ahorros de toda una vida para cualquier ciudadano indio".

También está haciendo campaña para obtener más fondos para prótesis, ya que la tecnología actual está orientada al movimiento hacia adelante como en el atletismo, mientras que el bádminton requiere diferentes movimientos.

Ganar una medalla para la India

Además de su sueño personal de competir en los Juegos Paralímpicos, la inclusión es la razón por la cual Manasi quiere ganar una medalla para la India.

“Mi victoria en el Campeonato Mundial de BWF Para-Bádminton en 2019 fue ampliamente cubierta por los medios indios, lo que me hace creer que hay curiosidad e interés entre el público por el bádminton Paralímpico. Si compito y gano una medalla en los Juegos, ayudará a generar más visibilidad y publicidad".

“Para mí, personalmente [clasificarme], será como un sueño hecho realidad. Un sueño en el que he estado trabajando, dando pequeños pasos desde 2015".

"Si gano una medalla, comenzará una nueva conversación sobre inclusión y seguridad vial y cambiarán muchas ideas sobre la discapacidad en la India", concluye.