La presión saca lo mejor de Rebecca Murray

LONDRES, INGLATERRA - 3 DE SEPTIEMBRE: Mingzhu Deng, de la República Popular de China, bloquea a Rebecca Murray, de los Estados Unidos, durante un partido de preliminares de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, que fue ganado por EE.UU.
LONDRES, INGLATERRA - 3 DE SEPTIEMBRE: Mingzhu Deng, de la República Popular de China, bloquea a Rebecca Murray, de los Estados Unidos, durante un partido de preliminares de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, que fue ganado por EE.UU.

La estrella estadounidense de baloncesto en silla de ruedas brilla en momentos clave

Un locutor de televisión describió a la estrella de baloncesto en silla de ruedas Rebecca Murray como una jugadora con destreza de "tiro-robot".

El entrenador de la selección nacional, Trooper Johnson, exjugador, está de acuerdo, añadiendo que "no hay ningún otro atleta que haya visto como ella".

Ha analizado la forma de tiro de Murray desde que fue nombrado entrenador asistente de Estados Unidos para los Juegos Paralímpicos Río 2016. Como alguien que depende mucho de los datos, Johnson notó algo interesante en Murray, que se sienta bajo en su silla debido a la espina bífida. Esta última tiene una cualidad única de mejorar su porcentaje de tiro bajo presión.

"En la campaña de 2016, me sentí un poco frustrado", dijo Johnson. "No en el hecho de cómo se desempeñó, pero fue muy difícil rastrear sus datos. En situaciones de juego, su porcentaje subía constantemente, por lo que era la única atleta que siempre era diferente a todas los demás".

Aunque Murray es a quien las defensoras intentan detener, su disparo no parece fallar con la presión. En Río 2016, Murray anotó 31 puntos en la victoria de la semifinal contra Gran Bretaña, y luego 33 en el triunfo por la medalla de oro contra Alemania. Fue la máxima goleadora en ambos partidos.

Murray dijo que su entrenador le llamó la atención sobre esta "rareza estadística" en los últimos dos años.

"Me reuní con él y me dijo: 'No sé ni qué decirte, porque tus números son confusos'", la tres veces Paralímpica rió. "Ambos nos reímos de eso".

RÍO DE JANEIRO, BRASIL - 16 DE SEPTIEMBRE: Rebecca Murray, de Estados Unidos, compite durante el partido por el oro entre Estados Unidos y Alemania en los Juegos Paralímpicos de Río 2016.
RÍO DE JANEIRO, BRASIL - 16 DE SEPTIEMBRE: Rebecca Murray, de Estados Unidos, compite durante el partido por el oro entre Estados Unidos y Alemania en los Juegos Paralímpicos de Río 2016.
Raphael Dias/Getty Images

A Murray le cuesta explicar por qué se desempeña mejor con una defensa dura y el estrés del juego.

La mujer de 30 años puede ser vista en un YMCA local a las 5am en Wisconsin, corriendo a través de situaciones de juego por su cuenta, visualizando a las defensoras que se le acercan desde varios puntos de la cancha. Hará lo mismo después de sus prácticas de las 7am con los Milwaukee Buck de la Asociación Nacional de Baloncesto en Silla de Ruedas: disparará sola y simulará otros tantos escenarios similares a los del juego.

"Me gusta la presión", admitió.

Sin embargo, su compañera Paralímpica Rose Hollermann cree que Murray puede disparar bien incluso sin oponentes en su cara. Recordando lo que pasó en Río 2016, Hollermann dijo que Gran Bretaña iba a cerrar el paso a Murray en la semifinal. Hubo un par de momentos en los que los defensas se echaron atrás, especialmente en el primer cuarto.

Durante el resto del partido, Murray fue doblemente escoltada por las defensoras británicos. Pero a su vez, ella le pasaba el balón a una compañera abierta para una de sus 13 asistencias en total en ese juego.

Parece que Murray puede disparar bien en todas las situaciones.

En la final de Río 2016, los 33 puntos de Murray fueron un brillante 69% desde el campo.

"Ni siquiera sé cuándo empecé a decir: 'Bueno, esa es sólo Becca'. Es lo que ella hace'", dijo Johnson.

Hollermann considera a Murray como una modelo a seguir para los jóvenes atletas. La joven de 24 años vio todos los partidos en los que Murray ha participado y ha quedado maravillado con la nativa de Wisconsin dentro y fuera de la cancha.

"Tuvo un partido en el que marcó como 30, 40 puntos, algo ridículo", exclamó Hollermann, quien debutó en los Juegos Paralímpicos 2012 a la edad de 16 años. "Estaba tan emocionada y hablando con ella sobre ello después del partido. Ella dice: 'Rose, no importa, mientras el equipo gane, entonces yo gano'".

Por Paralympic.org

Datos no disponibles