Kiara Rodríguez busca la primera medalla Paralímpica de Ecuador

Kiara Rodríguez es campeona del mundo juvenil y de mayores, además del oro Parapanamericano.
Kiara Rodríguez es campeona del mundo juvenil y de mayores, además del oro Parapanamericano.

A los 18 años, la saltadora en longitud ya ostenta títulos mundial y Parapanamericano en sus vitrinas

Kiara Rodríguez transporta las ilusiones de Ecuador de alcanzar su primer podio Paralímpico de su historia en Tokio. A los 18 años, la campeona del mundo en salto de longitud divide su tiempo entre las prácticas y la búsqueda de una carrera universitaria.

Recién recibida de la escuela, Rodríguez tiene planeado seguir estudiando. "En la universidad, voy a postularme, aunque aún no me decido en qué carrera”, dice. Mientras, entrena día y noche para alcanzar su mejor forma con miras a los postergados Juegos Paralímpicos.

“No hay mucha experiencia Paralímpica aquí en Ecuador. Por eso, hasta ahora nadie me contó lo que son unos Juegos. Mi entrenador me dice que no es lo mismo que un Grand Prix, que habrá más competidoras de todo el mundo y la mayoría de ellas serán de primer nivel”.  

Rodríguez anhela cambiar esta historia hasta ahora esquiva de su país en los Juegos: “Voy a buscar una medalla y quedar entre las tres primeras; quiero hacer una buena marca y estar en los primeros lugares”.

Éxitos tempranos

Con solo 16 años, Rodríguez se alzó con el oro en el Campeonato Mundial Junior de Para Atletismo en Nottwil, Suiza, en 2019. A aquel logro le siguieron otros dos títulos más importantes en los Juegos Parapananamericanos y el Campeonato Mundial para redondear un año perfecto.

“Agradezco mucho a Dios por mantenerme donde estoy ahora. Para mí es un orgullo haber llegado hasta aquí y aspiro a ir más lejos”, admite. 

Y amplía cierta timidez: “Lo que me ha permitido estar entre las mejores del mundo es el buen entrenamiento, el apoyo que me brindan y el trabajo de mi entrenador, Bernardo Valdés”.  

“Me genera una emoción grande saber que pude conocer algunos países y que he obtenido buenos resultados allí. A pesar de eso, tengo los pies sobre la tierra. Es algo que viene en mí, en mi barrio Isla Trinitaria, en mi ciudad Guayaquil. Siempre hay que ser humilde, la humildad debe ir por delante”.

Conocer nuevos lares

Algo que a Rodríguez le divierte especialmente cuando asiste a distintas competencias internacionales es un clásico entre atletas de élite: intercambiar pines con deportistas de otros países.

“En Lima pude cambiar bastante, pero en el Mundial no pude hacerlo ya que sólo recibimos para los Juegos Parapanamericanos. Si Dios quiere, en los Juegos Paralímpicos voy a hacerlo otra vez, pero iré a buscar aquellos que todavía no tengo”. 

Rodríguez conoció muchos países a los que nunca se habría imaginado viajando antes de iniciar su carrera deportiva; pero hay uno en particular que desea visitar.

“Desde siempre aspiro a viajar a Disney, es mi sueño, llegar a conocer Disney. Me encantaría pasar una fiesta navideña allí. Íbamos a hacerlo con mi mamá, pero sucedió la pandemia y no pudimos aún”.

“Me compraría muñecos, camisas, orejitas, y aretes, que tenía un par, pero perdí uno de ellos en Dubái; el consuelo es que me gané la medalla”.

Por World Para Athletics y el Comité Paralímpico Internacional