FURUKAWA Kanami desafía al mundo con su distintivo saque en cuclillas

A solo seis meses del inicio de los Juegos Paralímpicos, Tokio 2020 habla con la medallista mundial de Para tenis de mesa, que se prepara para hacer su debut en los Paralímpicos de su país

FURUKAWA Kanami se convirtió en medallista mundial al ganar el bronce en los Campeonatos de Para tenis de mesa de 2018.

La Para atleta de 23 años, una de las candidatas de cara a los próximos Juegos Paralímpicos, habla con Tokio 2020 sobre qué desencadenó su fascinación por el tenis de mesa.

Siempre apasionada por el deporte

Solo hay tres deportes dentro del programa Paralímpico con clasificación para atletas con discapacidad intelectual: atletismo, natación y tenis de mesa. En su travesía por los grandes escenarios, Furukawa compite en la clase 11.

“El mejor momento es ver a todos a mi alrededor felices porque gané un partido. También se siente genial dominar una nueva técnica que puedo usar para imponerme a mi adversario”.

La atleta, nacida en Fukuoka, fue diagnosticada de deterioro intelectual leve y trastorno del espectro autista, cuando estaba cursando la escuela primaria. Cuando comenzó la secundaria, Furukawa no tenía experiencia con los deportes, pero estaba interesada en unirse a un club deportivo. Y fue ahí cuando se encontró con el Para tenis de mesa.

Pero, debido a su condición, Furukawa tuvo un inicio difícil.

No podía recordar el nombre del equipamiento, los términos asociados al deporte, o cómo se decidía el partido. Pero recibió el apoyo y el ánimo de sus compañeros.

“Mis compañeros fueron muy amables conmigo. Les tenía que preguntar lo mismo varias veces, y me ayudaron todas las veces. Mi hermana, que es menor por un año, también practica tenis de mesa y también me ayudó”.

Furukawa fue afortunada. Su entrenador de la época le dijo: “Haz lo que te gusta”. Además, disputó varios partidos oficiales en su primer año ya que había pocos jugadores en el equipo.

“Los miembros más experimentados del equipo me felicitaban al ganar. A medida que ganaba más experiencia, más aprendía a disfrutar”.

Gradualmente, Furukawa quedó absorta completamente en el tenis de mesa.

Su servicio característico

Furukawa tiene tres lemas para la victoria: “no te rindas”, “disfruta el juego”, y “concéntrate en ti misma”. Como atleta de élite, dedica diez horas diarias a entrenar. Como parte de su entrenamiento para acostumbrarse a diferentes estilos de juego, a veces practica con los miembros más experimentados del club, aquellos que ya se han graduado y trabajan.

Sin embargo, cuando era más joven, no veía el tenis de mesa como una carrera.

En 2015, cuando cursaba su último año de colegio, ya disputaba certámenes internacionales, pero planeaba abandonar después de graduarse. Pero, tras tomar el consejo de sus padres, al año siguiente Furukawa se unió a su club actual, que le ofrece un mejor ambiente para entrenar.

En su nuevo club logró jugar a un nivel más alto.

Furukawa buscaba una “técnica matadora” propia, cuando recordó lo impresionada que había estado al ver el servicio en cuclillas de la campeona Olímpica en Río 2016 la china DING Ning.

Con la ayuda de su entrenador, Furukawa logró dominar el servicio en cuclillas, un movimiento característico en su juego.

Al lanzar la pelota, Furukawa se agacha y utiliza la velocidad descendente para golpear la pelota con la fuerza de todo su cuerpo, agregando un giro fuerte para que la pelota se curve con intensidad hacia los lados. Esto complica al adversario responder el servicio.

“Debes utilizar todo tu cuerpo, y encontrar el momento justo es crucial y difícil. Mi paleta ni tocaba la pelota al comienzo. Dedicaba dos horas al día solamente a practicar el servicio”.

Furukawa trabajó continuadamente en la técnica incluso sin usar la pelota y al dominarla se convirtió en una jugadora de primera categoría.

Imagen por: Japan Table Tennis Federation for Players with Intellectual Disability

Con la mira en Tokio 2020

Tras llegar al quinto lugar del ránking mundial de su clasificación en marzo pasado, Furukawa es considerada una candidata para el equipo japonés de Para tenis de mesa de cara a Tokio 2020, y ahora está ansiosa por participar en sus primeros Juegos Paralímpicos.

“No sé cómo se sentirá, pero sé que los Juegos Paralímpicos son especiales. Trabajaré en mantener una mentalidad fuerte, que no se desmorone ante cualquier circunstancia, y estaré lista”, dice Furukawa.

Cuando Furukawa se visualiza en Tokio 2020, imagina el momento en que gana la medalla de oro.

“Lo he estado imaginando por un largo tiempo. Ganar una medalla es mi primer objetivo, y el principal es que sea la de oro. La imaginación es importante, ¿sabes? Alimento mi motivación cuando me digo a mí misma ‘voy a jugar la final’”.

Uno de los aspectos que la Para atleta disfruta del tenis de mesa es relacionarse con sus colegas. No solamente tiene amigos en todo Japón, sino alrededor del mundo.

“Hablamos diferentes idiomas, pero la atmósfera nos entusiasma y compartimos el gozo de volver a coincidir. Llevo objetos de Japón e intercambiamos regalos. Siempre me entusiasma viajar al extranjero”, dice.

Cuando comenzó a practicar tenis de mesa, había muchas cosas que no entendía sobre el deporte, pero una década más tarde y varias victorias después, Furukawa ha dominado su arte. Cada experiencia y logro en competiciones internacionales, la ponen en camino hacia los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

“Quiero llevar la medalla de oro a todos los que me han apoyado a través de todos estos años”.