Fanni Illes, la Para natación como forma de inspirar

La húngara Fanni Illes, campeona mundial en Londres 2019, buscará su primera medalla Paralímpica el próximo mes de agosto en Tokio 2020.
La húngara Fanni Illes, campeona mundial en Londres 2019, buscará su primera medalla Paralímpica el próximo mes de agosto en Tokio 2020.

"La natación me ha ayudado a aceptarme a mí misma, y creo que puede ayudar a otros a aceptarse también", asegura la campeona mundial húngara

Fanni Illes no había nadado nunca cuando su padre lanzó una ligera predicción: que ella clasificaría a los Juegos Paralímpicos cuatro años más tarde. Tenía 12 años y le acababan de dar su primer traje de baño. Pero, para sorpresa y deleite de su padre, ella no solo competiría en Pekín 2008, sino que, con 16 años, también sería la atleta más joven en representar a Hungría en los Juegos.

Illes clasificó luego a Londres 2012 y Río 2016 y se prepara para sus cuartos Juegos, en Tokio en agosto. En su lista de logros están también sus títulos de campeona mundial y europea de Para natación.

"Lo que comenzó como una tierna broma de mi padre, de que clasificaría a Pekín 2008, se hizo realidad", dice Illes."Estaba tan entusiasmada por mi primer traje de baño y por aprender a nadar, y ahora, (16 años después), Tokio 2020 serán mis cuartos Juegos y los espero ansiosamente".

Como modelo a seguir, embajadora, y oradora motivacional, Illes sabe el impacto positivo que el Para deporte ha tenido en ella y quiere mostrar a personas y familias que están pasando por situaciones similares que existen nuevas formas de vivir a través del deporte.

Desde que su travesía en la Para natación comenzó en 2004, se le ha abierto un mundo de posibilidades. Illes nació sin piernas y tiene las manos palmeadas y escoliosis.

"La natación significa todo para mi", dice. "Me ha ayudado a aceptarme a mí misma, y creo que puede ayudar a otros a aceptarse también. Bastante literalmente, ya que tienes que desvestirte hasta quedar en traje de baño".

"Me dio el objetivo de ser mi propia heroína, la deportista que logra grandes cosas. También fortaleció mi confianza. La gente ya no se compadecía de mí, sino que comenzó a apreciarme y aplaudir mis éxitos".

Oro en Londres

Su momento de mayor orgullo fue cuando ganó el oro en los 100 metros estilo pecho SB4 en el Campeonato Mundial de Para Natación de 2019 en Londres.

"Fue una sensación indescriptible. Sentí que todos los años de trabajar duro valieron la pena. Quedé devastada después de Londres 2012 y consideré rendirme, pero mi mejor recuerdo se dio siete años más tarde, al ganar el oro en esa misma piscina".

"Mi lema es que el trabajo duro siempre trae sus recompensas y que, sin importar que tan dura sea la situación, siempre puedes salir como un vencedor".

Illes se consagró campeona de Europa en la misma prueba en Dublín 2018 y actualmente se alista para los próximos Europeos de Madeira, Portugal, en mayo.

Es el último gran evento antes de los Paralímpicos de Tokio 2020.

El aplazamiento de los Juegos, a causa de la pandemia, hizo posible que la nadadora se operara del hombro.

"Vi el aplazamiento como una posibilidad para entrenar más y mejorar. Mi objetivo es estar en mi mejor estado de forma, nadar en mis mejores tiempos y, cualquier medalla que gane, merecerá la pena", explica.

Illes espera su primera medalla Paralímpica. Y después de competir en cuatro Juegos, también sueña con que algún día los Juegos tengan lugar en su país natal.

"Los deportes Paralímpicos se van conociendo poco a poco en Hungría, pero todavía hay mucho por hacer. Si los Juegos Paralímpicos o los Campeonatos del Mundo tuvieran lugar aquí, los medios pondrían más atención en los Para deportes".

Esto también le ayudaría a ella a destacar otros beneficios del deporte.

"Nadar me mantiene en forma, no sólo físicamente, sino también mentalmente. Pero también me da la oportunidad de viajar, conocer gente nueva y vivir nuevas experiencias. Solo tenemos una vida, así que tenemos que vivirla al máximo, sin límites que a veces solamente existen en nuestra cabeza", sostiene Illes.

"Sé libre y prueba cosas nuevas".

Descubrir la natación

Illes creció en Rezi, un pueblo a unos 200 km de distancia de la capital, Budapest, junto a su padre Tihamér, su madre, Erzsébet y su hermana pequeña, Réka. Nació con dismelia, una condición que afecta a sus extremidades. Aunque fue un shock para sus padres, ellos siempre le han mostrado afecto y le han apoyado.

"Ellos son mi principal fuente de inspiración", sostiene Illes.

"Continuamente me animan a mejorar y a llevar los límites al máximo".

Cuando era pequeña, Illes aprendió cómo 'escalar' las escaleras y realizar actividades cotidianas, pero todavía tenía que superar muchos retos físicos. En el colegio andaba con la ayuda de las prótesis, pero no podía esperar para llegar a casa y quitarse "esas piernas y jugar a fútbol o hacer skateboard con los otros niños".

Tuvo también el apoyo de sus profesores y compañeros, que no tenían discapacidades, pero que nunca le hicieron sentirse diferente.

"Tuve una vida completamente normal en mi infancia", reconoce.

Cuando Illes tenía 12 años comenzó a interesarse por la Para natación después de ver un programa de televisión. Sus padres le compraron su primer traje de baño y comenzó a entrenar dos veces por semana con Réka en una piscina cercana a su casa.

"Desde el primer momento era obvio que había encontrado mi lugar natural y feliz en el agua, donde todo es mucho más fácil".

Por Mary Barber para World Para Swimming/Comité Paralímpico Internacional