El surcoreano Jeonghun Joo lucha por recuperar su plenitud en taekwondo

Jeonghun Joo espera obtener un lugar de clasificación en la categoría masculina de menos de 75 kg para los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.
Jeonghun Joo espera obtener un lugar de clasificación en la categoría masculina de menos de 75 kg para los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

Después de siete años alejado de este deporte, el lado competitivo de Joo se reavivó y tiene como objetivo Tokio 2020

Jeonghun Joo aspira a volver a estar en plenitud para el debut del Para taekwondo el año que viene en Tokio 2020. Considerando que se tomó un descanso de siete años, la tarea no será tan simple para el surcoreano.

Solía competir en taekwondo en 2011, pero lo dejó debido a la estricta exigencia de los entrenamientos. También parecía un poco fuera de lugar ya que era el único luchador al que le faltaba una mano.

La mano derecha de Joo fue amputada por debajo de la muñeca tras un accidente con una máquina de corte agrícola a la edad de dos años. Pero en 2015, el Para taekwondo se añadió al programa Paralímpico de Tokio, y el entrenador de Joo, Jin Cheon-Soo, le animó a volver.

"Los Juegos Paralímpicos 2020 me dieron una segunda oportunidad en mi vida", dice Joo. "Aunque no sabía nada sobre los Juegos Paralímpicos y el Para taekwondo, fue la decisión correcta volver a donde debería estar".

En 2018, Joo debutó en la escena internacional ganando el bronce en -75kg K44 en el Campeonato Asiático en Vietnam.

Sin embargo, quería perder peso y cambiar de categoría.

"En una categoría de peso más ligero, soy capaz de aprovechar aún más mis técnicas refinadas", explica.

El Campeonato Mundial 2019 en Turquía fue una llamada de atención para él, ya que se dio cuenta de lo mucho que tenía que trabajar para superar su larga pausa en el deporte.

"En realidad, incluso me arrepentí de no volver a la acción competitiva antes del Mundial. Pero, al final, fue bueno acumular muchas experiencias nuevas, incluyendo un proceso de pérdida de peso antes del evento más importante", dice Joo, quien no logró asegurar un cupo para Tokio durante ese Mundial en la categoría de -75kg.

Más tarde durante ese mismo año, encontró nueva confianza al conseguir plata en el Campeonato Asiático 2019 en Jordania, una buena señal de cara al torneo de clasificación asiático en febrero de 2020.

A pesar de tener mucha confianza para conseguir su clasificación a Tokio, el torneo fue pospuesto debido al COVID-19. El nuevo desafío del joven de 26 años es mantener esa confianza hasta su próxima competición.

"Definitivamente no es fácil mantener mi mentalidad en medio de circunstancias inciertas", admitió. "Sin embargo, siempre que estoy luchando, recuerdo el lema de mi vida: 'no ser compadecido, sino alabado'". Cuando era niño, prefería que me ocultaran. Pero los Juegos Paralímpicos no sólo me alegraron, sino que también inspiraron a la gente que me rodeaba".

A partir de ahora, se centra en los entrenamientos individuales y sabe en qué tiene que trabajar para hacer realidad sus sueños Paralímpicos.

"La rutina de entrenamiento de la mayoría de los atletas de taekwondo es principalmente para mejorar su resistencia y su vigor, pero yo me concentro en desarrollar los músculos para hacer movimientos rápidos y tener fuerza explosiva", explica. "Solía poner demasiada presión en mi cuerpo para dar patadas fuertes. Ahora me estoy adaptando al estilo moderno de taekwondo, que consiste en relajar mi cuerpo y patear sin esfuerzo mientras entreno con los jóvenes".

De Paralympic.org