El ritmo y la rima en lanzamiento de peso

Ben Tuimaseve compite en el Campeonato de Atletismo de Oceanía de 2019 en Townsville, Australia.
Ben Tuimaseve compite en el Campeonato de Atletismo de Oceanía de 2019 en Townsville, Australia.

Ben Tuimaseve comenzó a practicar este deporte hace cuatro años, pero ahora busca formar parte del equipo Paralímpico de Nueva Zelanda

Ben Tuimaseve admite que los deportes no se le daban tan bien como a otros.

Practicando deportes socialmente mientras crecía, la decisión de Tuimaseve de comenzar en el lanzamiento de peso en 2016 provino de querer probar algo por sí mismo.

“Estaba en un punto de mi vida en el que había estado haciendo cosas por otras personas y no por mí mismo", dice el atleta neozelandés que tiene parálisis cerebral a Tokio 2020.

“No digo que todo fue una pérdida de tiempo porque aprendí mucho, pero no estaba haciendo las cosas 'a mi manera', así que me alejé lo más que pude de lo que sabía, por mi propia voluntad y tuve la gran idea de probar deportes”, afirma riendo.

Fue solo el año pasado en el Campeonato de Atletismo de Oceanía en Townsville, Australia cuando hizo su debut internacional en el lanzamiento de peso.

El hecho de que esta disciplina sea ajena a Tuimaseve es una de las razones por las que ama el deporte porque no solo ha podido aprender sobre sí mismo, sino también sobre el deporte en sí. Él lo describe como "un rompecabezas" porque, como atleta, necesitas descubrir cómo encajar las piezas y reflejar eso cuando vas a lanzar.

Si bien eso suena simple, no fue fácil, especialmente entrar en un nuevo deporte.

"Al principio, solo estaba tratando de juntar las piezas, pero ahora creo que estoy empezando a descubrir qué son las piezas y tratando de juntar donde encajan".

Y el aplazamiento del Tokio 2020 le ha supuesto un período de entrenamiento extendido, algo útil para él después que a principios de este año sufriera un revés por lesión. Por el momento, está buscando competir e intentar clasificarse para los Juegos Paralímpicos desde ahora hasta marzo de 2021.

"Hemos estado entrenando duro la mayor parte del año y la idea de formar parte del equipo Paralímpico es muy emocionante", asegura.

Ben Tuimaseve compitiendo en el Campeonato de Atletismo de Nueva Zelanda.
Ben Tuimaseve compitiendo en el Campeonato de Atletismo de Nueva Zelanda.
Proporcionado por Ben Tuimaseve

La musica, un elemento a tener en cuenta

Cuando se piensa en el lanzamiento de peso, hay una cosa que a lo mejor muchos no se imaginan: la conexión de la música con la disciplina.

Como explica Tuimaseve, existe una fuerte conexión entre la sensación, el ritmo y la sincronización de la música y el lanzamiento de peso. Sin embargo, hay momentos en que los dos entran en tangentes completamente diferentes y, a pesar de tener inclinaciones musicales, a veces la compatibilidad entre el lanzamiento de peso y la música puede ser difícil.

"Estoy tratando de construir una base decente para lanzar y luego intentaré aplicar algo de música en el camino. La mayor diferencia es que si te desvías del ritmo de la música, tienes tiempo y espacio para recuperarte, pero en el lanzamiento de peso, este tiempo no existe”, dice.

"Tengo que tener cuidado con cuánto lo aplico al deporte, porque el lanzamiento de peso implica poner mi cuerpo en posiciones que me son ajenas y que no son musicales en absoluto", asegura Tuimaseve.

Cuando se le pregunta qué tendría en su lista de reproducción antes de lanzar en los Juegos Paralímpicos dice que canciones como 'Family Business' de Kanye West (una canción que le recuerda a su familia), 'I'm In The Mood' de CeCe Peniston (una de las favoritas para ponerle de buen humor), y 'Int'l Players Anthem' de UGK Ft Outkast.

Ben Tuimaseve aspira a participar en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.
Ben Tuimaseve aspira a participar en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.
Proporcionado por Ben Tuimaseve

El respaldo familiar

Tuimaseve, quien es oriundo del sur de Auckland, tuvo una educación muy familiar. En su infancia, los eventos familiares eran algo habitual.

Si bien el Para atleta recuerda ser el único con una discapacidad en su familia, algo que admite que fue difícil ya que estaba solo en esa experiencia, es algo que le ha dado mucha perspectiva.

"Al final del día, estoy agradecido por eso", afirma.

Cuando Tuimaseve entró en el Para atletismo, descubrió que era algo que salía caro, especialmente si quería tener la oportunidad de subir al podio. El atleta tuvo que sacrificar un empleo a tiempo completo entre otras muchas cosas para perseguir su sueño.

Pero su familia, que lo ha apoyado plenamente en su esfuerzo deportivo, ha estado a su lado todo el tiempo, algo que ha sido una bendición para Tuimaseve.

“Que mi familia diga 've y hazlo, te apoyamos' es una bendición. Entendí la frase 'te cubrí la espalda' porque para que eso suceda, tienes que caminar hacia adelante sin miedo y mirar hacia adelante para que puedan estar detrás de ti y ellos lo están”, explica.

El Para atleta también dice que ha habido muchos otros que también lo han apoyado desde que comenzó el deporte.

Proporcionado por Ben Tuimaseve

Viviendo la vida al maximo

Hay dos lemas muy importantes para Tuimaseve: "La diferencia es el desafío pero finalmente la bendición" y "Nunca se sabe cuando se acaba el tiempo".

Con su actitud hacia la vida y su determinación de ser la mejor versión de sí mismo y una personalidad de espíritu libre, Tuimaseve tiene los ingredientes de un modelo a seguir para la próxima generación de atletas. Sin embargo, el atleta no se ve a sí mismo como una inspiración, simplemente es quien es.

Pero ser descendiente de las islas del Pacífico (su madre procede de Niue y las Islas Cook y su padre es de Samoa) y tener la oportunidad de representar a su comunidad a través del deporte es importante para él.

"Para tener alguna posibilidad de ser el mejor, debes tomar decisiones saludables y espero poder animar a alguien a hacer lo mismo".

“No soy un santo y todavía estoy aprendiendo, pero he tomado muchas decisiones que pueden trasladarse del deporte a la vida. Y para los jóvenes de las islas del Pacífico, discapacitados o no, espero poder agregarles la creencia de que pueden ser ellos mismos".

“No trato de inspirar, solo trabajo duro, soy honesto y responsable mientras trato de seguir siendo yo mismo. Si por casualidad te inspiro, házmelo saber para que pueda agregar 'inspirador' en mi currículum", dice riendo.

Entonces, ¿qué es lo próximo para este atleta neozelandés? Bueno, definitivamente ,Tokio 2020 está en su punto de mira y si llega al podio en los Juegos Paralímpicos el próximo verano, sería un logro increíble.

“Sería lo mejor, es el objetivo final porque es el pináculo del deporte”, dice. “Sería algo que posees, puedes ver y sostener como una representación física de todo tu arduo trabajo, sacrificio y todo el viaje y experiencia", concluye convencido.