El regreso al podio de los 'Rollers' australianos

El australiano Jannik Blair calienta antes del partido contra Turquía, por el Mundial de Baloncesto en Silla de Ruedas, en 2017. (Imagen por: Matt Roberts/Getty Images)
El australiano Jannik Blair calienta antes del partido contra Turquía, por el Mundial de Baloncesto en Silla de Ruedas, en 2017. (Imagen por: Matt Roberts/Getty Images)

Jannik Blair tiene como misión ayudar al equipo australiano de baloncesto en silla de ruedas a ganar una medalla en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020, luego de la decepción sufrida en Río

El equipo masculino de baloncesto en silla de ruedas de Australia, conocido como los 'Rollers', gozó de gran éxito a nivel Paralímpico con dos medallas de oro y dos de plata entre Atlanta 1996 y Londres 2012.

Los 'Rollers' estuvieron dolorosamente cerca de hacerse con el oro por tercera vez en Londres 2012. Sin embargo, en Río 2016, pese a ser los vigentes campeones mundiales y primeros en el ranking mundial, cayeron en cuartos de final frente a Gran Bretaña, que terminaría colgándose la medalla de bronce.

Para Jannik Blair, medallista de plata en Londres 2012, el objetivo es volver a subir al podio en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

"Siempre esperamos estar en el podio de las grandes competiciones. Definitivamente esa es nuestra meta para Tokio. Creo que es un objetivo realista para nosotros", cuenta a Tokio 2020 Blair, quien quedó parapléjico a los 12 años cuando la camioneta que manejaba se dio la vuelta.

"No creemos que sea necesario dejar el podio para llevar a cabo una etapa de reconstrucción. Creemos que eso se puede evitar, si mantenemos el plsn, hacemos debutar a nuevos jugadores constantemente, y mantenemos ese balance entre jugadores con experiencia y los más jóvenes".

Joey Johnson of Canada challenges Jannik Blair of Australia during the gold medal Wheelchair Basketball at the London 2012 Paralympic Games (Photo by Shaun Botterill/Getty Images)
Joey Johnson of Canada challenges Jannik Blair of Australia during the gold medal Wheelchair Basketball at the London 2012 Paralympic Games (Photo by Shaun Botterill/Getty Images)
2012 Getty Images

El comienzo de la redención

La campaña de los 'Rollers' australianos en Río no resultó como esperaban. Quedar sextos tras perder en cuartos de final por una diferencia de 23 puntos fue su peor resultado en 16 años.

"Era obvio que no habíamos pasado suficiente tiempo jugando juntos", explica Blair, y añade: "No habíamos pasado suficiente tiempo juntos en situaciones de mucha presión, con marcadores muy apretados ya entrado el juego para desenvolvernos sin que nos afectara, confiar en los compañeros de equipo, creer en ellos y tener fe de que estarán allí sea cual sea la situación".

Pero fue una lección que llevó a pequeños cambios dentro del equipo.

Después de Río 2016, Craig Friday fue designado nuevo entrenador en jefe con el cinco veces Paralímpico Brad Ness como asistente. Por su parte, el plantel de jugadores permaneció prácticamente igual, con ciertos ajustes en el núcleo de los titulares y su estilo de juego en general.

Los australianos no tardaron en volver a subir al podio, ganando el bronce en el Mundial de 2018, antes de clasificar a Tokio 2020 durante los Campeonatos de Asia y Oceanía en 2019, donde vencieron a la República de Corea en la final.

"Haber logrado algo enseguida fue muy importante y reconfortante para nosotros", señaló el Paralímpico nacido en Horsham sobre el resultado en el Mundial. "Pasamos cuatro años juntos, pero en el último año no hemos podido juntarnos. Vamos a ir a Tokio sabiendo que funciona, y ansiosos por tener la oportunidad de demostrarlo".

Los aprestos no han sido fáciles, incluso a pesar de la forma en que Australia manejó la pandemia. Los cierres impredecibles de las fronteras internas resultaron en la postergación de las concentraciones de entrenamiento. Con los deportistas incapaces de viajar entre los estados sin tener que realizar una cuarentena obligatoria de 14 días, la última vez que los 'Rollers' estuvieron todos juntos fue en el clasificatorio Paralímpico en diciembre de 2019.

Siendo la preparación clave para una campaña exitosa de los 'Rollers', hubo preocupaciones de cara al año Paralímpico.

"Hemos aprendido de experiencias pasadas en las que no habíamos podido prepararnos juntos adecuadamente y no nos fue bien, entonces somos conscientes de que es crucial para nosotros juntarnos, todos los que podamos, por un largo tiempo para llevar a cabo entrenamientos y preparación de alta calidad", explica Blair, quien actualmente reside en España.

Afortunadamente, los jugadores que viven en Australia han podido redoblar sus aprestos para los Juegos en un campamento en Canberra, pero tanto Blair como los demás 'Rollers' que militan en el extranjero, esperan retornar a Australia ni bien concluyan sus respectivas temporadas.

"Es difícil planear más allá de un par de días, ni que hablar de un par de meses", dice Blair. "Hay demasiados interrogantes, y ciertamente no envidio a los miebros del cuerpo técnico que tienen que planear todo".

Un estilo de vida español

Por los últimos tres años, el deportista de 28 años ha estado viviendo en Bilbao, España, donde juega en la principal categoría española del baloncesto en silla de ruedas, la División de Honor.

Tras pasar cuatro años en Estados Unidos, donde jugó para la Universidad de Alabama luego de un periodo con la Universidad de Missouri, Blair se unió al BSR Bidaideak Bilbao, después de Río 2016.

"Creo que todos coincidiríamos al señalar a la liga española como la más fuerte, las ligas europeas son las más fuertes del mundo", dice.

"Es la más sólida en intensidad, talento y regularidad de competencia. Compites contra un equipo diferente cada fin de semana en un alto nivel y con talentos de diferentes partes del mundo. Aquí solo puedes mejorar".

Con la liga española dándole al australiano todo lo que necesita para mantenerse a tope, Blair espera seguir en el país ibérico después de Tokio 2020. Sin certeza sobre su continudad en Bilbao, han sido cuatro temporadas maravillosas.

"Ha sido una experiencia estupenda, pero creo que me inclino más hacia algo nuevo. Nuevos compañeros de equipo, nueva ciudad, nueva experiencia, mientras todavía soy relativamente joven y puedo hacerlo", dice Blair, antes de agregar: "Quiero intentar experimentar todo lo posible en Europa".

El oro Paralímpico en mente

No hay duda de que la medalla de oro es la esperanza y la meta de todos los atletas que van a unos Juegos. A los 20 años de edad, Blair quedó agónicamente cerca de lograr ese sueño, cuando Australia llegó a la final del baloncesto en silla de ruedas en Londres 2012.

Cuatro años más tarde, la meta era la misma, pero no resultó como lo planeado.

"Con certeza es nuevamente nuestro objetivo para este año, como también lo es para muchos otros equipos, por lo que es algo tan complicado de lograr", sostiene Blair.

"Soy suficientemente afortunado, en el sentido de creer tener todavía probablemente algunos Paralímpicos más en mí. Sería lindo lograrlo este año y no tener que preocuparme por eso en el futuro".

"Te da escalofríos con solo pensar en las posibilidades de ganar. Ansío el desafío".

Jannik Blair of Australia in action during Men's Wheelchair Basketball match against Japan at the Rio 2016 Paralympic Games (Photo by Alexandre Loureiro/Getty Images)
Jannik Blair of Australia in action during Men's Wheelchair Basketball match against Japan at the Rio 2016 Paralympic Games (Photo by Alexandre Loureiro/Getty Images)
2016 Getty Images

El torneo masculino de baloncesto en silla de ruedas de Tokio 2020 tendrá lugar del 25 de agosto al 5 de septiembre en la Plaza Deportiva Musashino Forest .