El Paralímpico británico Kim Daybell se une a la lucha contra el coronavirus

Kim Daybell de Inglaterra compite contra Mohamad Azwar Bakar de Malasia en los Juegos de la Commonwealth de Gold Coast 2018.
Kim Daybell de Inglaterra compite contra Mohamad Azwar Bakar de Malasia en los Juegos de la Commonwealth de Gold Coast 2018.

El aplazamiento de los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020 hasta el próximo año ha puesto a la espera los sueños de muchos atletas. En cambio, el tenista de tenis mesa británico Kim Daybell ha aprovechado para hacer una pausa y poner sus otras habilidades al servicio de la lucha contra la pandemia del COVID-19.

El dos veces Paralímpico completó su estudios de medicina en 2018 y desde entonces combina su tiempo entre el tenis de mesa y su trabajo de medio tiempo como doctor en el Whittington Hospital en el norte de Londres. La semana del 23 de marzo debía comenzar a entrenar a tiempo completo para Tokio, pero en su lugar está trabajando a tiempo completo en su hospital en la primera línea de la batalla del Servicio Nacional de Salud (NHS) contra el coronavirus.

"Estaba llegando al final de mi primer año", dijo el atleta de 27 años, "y estaba a punto de entrenar a tiempo completo, pero me pidieron que viniera a hacer el turno completo, que es lo que empecé a hacer esta semana. Estoy terminando la etapa de cirugía y estaré trabajando como médico tratando pacientes con coronavirus", explica.

"Los hospitales han cerrado todos sus tratamientos no urgentes y las políticas han cambiado", dijo Daybell, quien nació con el síndrome de Poland - una rara condición caracterizada por el subdesarrollo o la ausencia del músculo del pecho en un lado del cuerpo.

"Estamos evitando a toda costa todas las admisiones no relacionadas con el coronavirus, siempre y cuando sea seguro hacerlo. La mayoría de la gente está siendo tratada en su comunidad por muchas cosas diferentes", aseguró el dos veces Paralímpico. "La gente viene al hospital si tiene el coronavirus y necesita apoyo como oxígeno, y si están lo suficientemente bien para salir son enviados a casa. Cada día abren otra sala para ser una sala de coronavirus, y la mayoría de las salas se llena cada día", describe.

"Todos tendremos que hacer sacrificios para "aplanar la curva" de casos de coronavirus, pero se necesita un esfuerzo colectivo", comentó Daybell.

"La gran mayoría del público en general está haciendo lo correcto y se está quedando en casa", dijo. "Hay muchas personas que están haciendo lo correcto. Existe una zona gris entre las personas que son conscientes y están intentando quedarse en casa pero que tienen familiares o parejas con quienes no viven. Piensan que si esto va a continuar durante meses, necesitan verse, lo cual es comprensible, pero en el clima actual no es aceptable. Si no vives con esa persona, no puedes socializar con ella en absoluto", argumenta.

"Mirando a los otros países y cómo han manejado las cosas, la única forma verdadera de aplanar la curva y frenar la propagación es autoaislarse y asegurarse de que todos se adhieran a esas reglas. No hay manera de evitarlo, va a ser difícil y todo el mundo va a sufrir, pero tiene que pasar para que podamos controlar las cosas".

¿Qué sucederá con la preparación para los Juegos?

La noticia se produjo el 24 de marzo: los Juegos Olímpicos y Paralímpicos Tokio 2020 se posponían hasta el 2021.

Como deportista que pretendía competir en los terceros Juegos Paralímpicos de su carrera durante este año, Daybell está en una posición única para apreciar cómo la postergación de Tokio 2020 ha impactado fuertemente en muchos atletas. Al mismo tiempo, el público lo puede considera relativamente poco importante en la actual situación que vivimos.

"Creo que la gente podría decir 'bueno, sólo tienen que esperar un año' y cuando pones las cosas en perspectiva no es gran cosa - sucederá", dijo. "Pero como atleta puedo apreciar las dificultades que otros deportistas están pasando ahora. Un año es mucho tiempo en el deporte, especialmente en el deporte Paralímpico, en el que los atletas tienen condiciones que se deterioran y quién puede decir dónde estarán dentro de un año. Todos los atletas se han estado preparando para este año y hay mucho estrés y mucha presión, y es muy difícil que todo eso se disipe".

"Pero para mí personalmente, quiero tratar de ayudar lo mejor que pueda y es muy agradable poder hacerlo", comentó.

El nativo de Sheffield empezó a jugar al tenis de mesa a los 9 años en el garaje de su casa con su padre, y se enganchó por la velocidad y la emoción del deporte.

En 2008, a los 16 años, Daybell hizo su debut internacional, y luego se abrió camino para representar al equipo británico en Londres 2012. Pero incluso antes de sus primeros Juegos, el jugador de tenis de mesa decidió dedicarse también a la medicina. Desde 2010 ha combinado sus entrenamientos con el estudio de una licenciatura en medicina en la Universidad de Leeds.

En los Juegos Paralímpicos de Río 2016, llegó a los cuartos de final del evento masculino de clase 10, pero cayó frente al chino Lian Hao. La última competición de este joven de 27 años fue el Abierto de China de 2019 en octubre pasado, cuando consiguió el bronce en la competición individual.

"Obviamente el tenis de mesa y el deporte en general ha pasado a un segundo plano, pero siempre estará ahí para mí, así que lo tendré en cuenta para cuando esto se acabe", dijo el británico. "Pero por ahora sólo tenemos que centrarnos en asegurarnos de que todos nos mantenemos sanos y nos cuidamos los unos a los otros".

"Lo principal es mantenerse alerta y ser fuerte. Lo que está sucediendo es muy difícil pero es muy grave y tenemos que unirnos ahora con sentido de comunidad - estar alerta, ser fuertes y permanecer seguros", concluye.

Por el Comité Paralímpico Internacional.