Cindy Ouellet apunta al podio en Tokio

Cindy Ouellet de Canadá en el suelo durante los cuartos de final de baloncesto femenino en silla de ruedas en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012. (Foto de Matthew Lloyd/Getty Images)
Cindy Ouellet de Canadá en el suelo durante los cuartos de final de baloncesto femenino en silla de ruedas en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012. (Foto de Matthew Lloyd/Getty Images)

El equipo femenino canadiense de baloncesto en silla de ruedas busca su primera medalla Paralímpica desde 2004

Una de las estrellas del equipo femenino de baloncesto en silla de ruedas de Canadá busca lograr algo en Tokio que la ha eludido a pesar de una carrera estelar: ganar una medalla Paralímpica.

Cindy Ouellet, de 31 años, creció idolatrando a algunas de los jugadoras canadienses que la precedieron.

De 1992 a 2000, Canadá reinó de manera suprema en el baloncesto femenino en silla de ruedas, convirtiéndose en el primer y único país en ganar tres medallas de oro Paralímpicas consecutivas.

Pero se ha mantenido fuera del podio desde que ganó una medalla de bronce en 2004.

"Canadá obviamente ha sido súper bueno en el baloncesto en silla de ruedas en el pasado. Por lo tanto, sería bueno hacer historia de nuevo y hacer que Canadá se sienta orgullosa de que podamos subir al podio con ese nuevo equipo", dice Ouellet.

Firmes favoritas

El equipo espera mejorar su quinto puesto de Río 2016 después de haber perdido allí un partido de infarto en los cuartos de final. La medalla de oro de Canadá en los Juegos Parapanamericanos Lima 2019 les garantizó un puesto en Tokio.

"Nuestro equipo está realmente listo esta vez. Tenemos algunas jugadoras nuevas. Tenemos algo de velocidad, altura".

Canadá concentrará a todo su equipo durante unos cuatro meses antes de llegar a Tokio, algo que Ouellet cree que podría marcar la diferencia.

"Es el equipo que se va a reunir con la mejor cohesión el que probablemente va a ganar porque todos los atletas y equipos están realmente en forma, así que no se trata de la condición física. Se trata de la parte mental de las cosas y la cohesión del equipo".

Ouellet dice que hay un puñado de países que probablemente estén en la carrera por las medallas en Tokio. Las actuales campeonas mundiales Holanda, Alemania, las campeonas Paralímpicas defensoras Estados Unidos, China y Gran Bretaña son todas muy fuertes, dice. Y cree que Canadá está en esa mezcla.

Nuestro equipo está realmente listo esta vez. Tenemos algunas jugadoras nuevas. Tenemos algo de velocidad, altura.

Queriendo sobresalir

Ouellet siente que aún no ha alcanzado todo su potencial. La versátil atleta compitió en esquí de fondo en los Juegos Paralímpicos PyeongChang 2018.

"Veo el video. Veo a otras jugadoras del mundo que son mejores que yo. Sólo quiero ser la mejor".

A Ouellet, que creció practicando todo tipo de deportes sin problemas, le diagnosticaron cáncer de huesos cuando tenía 12 años. Una experiencia que fue dura para ella en muchos sentidos.

"Para mí, la primera vez que volví al instituto después de la enfermedad, no tenía pelo porque acababa de salir del tratamiento de quimio. Estaba súper delgada, así que la gente se burlaba de mí. Iba con muletas, así que la gente me pateaba las muletas. Otra vez, por qué a mí. Ya tenía cáncer. ¿Por qué tengo que ser intimidada?"

Dice que el deporte literalmente le salvó la vida. Es por eso que ella pone todo en ello. Ouellet es también una de las pocas atletas Paralímpicas abiertamente gay.

"Si podemos enseñar a los niños en la escuela a una edad temprana que está bien ser gay - ser queer - homosexual - lo que quieras ser - puedes ser - no debería haber ningún juicio".

Ouellet quiere dejar su marca en Tokio en la cancha de baloncesto. "Me encantaría ser parte del equipo que gane la primera medalla de Canadá en años en los Juegos Paralímpicos".

De Paralympic.org