Brasil: Campeones reinantes del fútbol 5 para ciegos

El equipo brasileño, ganadores del oro, celebran en el podio en la ceremonia de entrega de medallas para el fútbol 5 para ciegos en los Juegos Paralímpicos de Río 2016. (Foto de Alexandre Loureiro/Getty Images)
El equipo brasileño, ganadores del oro, celebran en el podio en la ceremonia de entrega de medallas para el fútbol 5 para ciegos en los Juegos Paralímpicos de Río 2016. (Foto de Alexandre Loureiro/Getty Images)

Brasil ha sido el campeón imbatible del fútbol 5 para ciegos desde que el deporte se introdujo en el Programa Paralímpico en Atenas 2004.

Y a medida que el deporte se vuelve aún más popular en todo el mundo, lo que está en juego para el equipo brasileño el próximo año aún es mayor. El equipo busca mantener su racha ganadora y llevarse a casa la corona por quinta vez consecutiva.

Para Jeferson da Conceição Gonçalves, conocido popularmente como Jefinho, que ha estado jugando con el equipo desde Pekín 2008, el secreto de su éxito se reduce a una cosa:

"No es casualidad que Brasil sea cuatro veces campeón Paralímpico y haya ganado varios títulos mundiales. Nuestro equipo, tanto los jugadores como el comité técnico, están muy bien preparado en términos de organización y apoyo", dice a Paralympic.org.

Pero hay mucho más en este éxito que simples tecnicismos.

El fútbol está en el corazón de Brasil y es el pasatiempo favorito de la nación. Muchos brasileños, discapacitados o no, practican el deporte desde que son muy jóvenes, desarrollando habilidades brillantes con el balón a pesar de la falta de campos de fútbol para jugar.

Las calles son el campo de entrenamiento para que los futuros atletas Olímpicos y de élite jueguen al fútbol de alto nivel, y para los Paralímpicos jueguen al fútbol 5.

Ricardo 'Richardinho' Alves, el capitán de la escuadra brasileña, pensó que cuando perdió la vista a los ocho años, sus sueños de jugar al fútbol habían acabado.

Sin embargo, con la ayuda de su maestro de primaria y primer entrenador, el Sr. Dodo, descubrió que podía jugar al fútbol de una manera diferente.

"Cuando descubrí que tenía la oportunidad de volver a jugar al fútbol, ​​mi corazón se llenó de esperanza y alegría", dice Ricardinho durante una entrevista para el documental 'Who I am' en 2016.

"Pude volver a mi sueño de la infancia y perseguirlo", agrega.

"Si no hubiera perdido la vista, no sería el atleta que es hoy", apunta Dodo, su maestro de primaria, en el mismo documental.

El fútbol 5 para ciegos ha brindado esperanza a los atletas brasileños como Ricardinho para jugar a fútbol y competir a nivel internacional.

Jefinho de Brasil celebra un gol anotado por Ricardinho durante el partido de fútbol 5 para ciegos contra Irán, en los Juegos Paralímpicos de Río 2016. (Foto de Alexandre Loureiro/Getty Images)
Jefinho de Brasil celebra un gol anotado por Ricardinho durante el partido de fútbol 5 para ciegos contra Irán, en los Juegos Paralímpicos de Río 2016. (Foto de Alexandre Loureiro/Getty Images)
2016 Getty Images

El país del fútbol

El fútbol 5 para ciegos comenzó en Brasil en la década de 1960 y celebró su primer torneo nacional en 1974. Con décadas para desarrollar el deporte junto con los vastos recursos de talento en el país, el mundo vio el ascenso imparable de Brasil como el equipo más formidable en este deporte Paralímpico.

Si bien el fútbol sigue siendo el deporte más popular en el país sudamericano, el éxito del equipo brasileño en los últimos cuatro Juegos Paralímpicos se ha convertido en una fuente de orgullo nacional.

Como prueba de la popularidad del deporte en Brasil, jugadores como Ricardinho y Jefinho son considerados superestrellas y apenas pueden caminar por las calles sin ser reconocidos por el público.

Jefinho, que nació con glaucoma y tiene una discapacidad visual desde los siete años, es conocido como el Pelé Paralímpico por su estilo de juego similar al de la leyenda del fútbol brasileña. Y al igual que Jefinho y Richardinho, el resto del equipo brasileño es conocido por sus increíbles habilidades y a veces comparados con sus colegas Olímpicos.

Sin embargo, los Paralímpicos pueden hacer algo que los atletas sin discapacidad no pueden hacer: jugar al fútbol con los ojos vendados.

De hecho, el fútbol 5 para ciegos es un deporte técnicamente muy exigente porque requiere que los atletas con discapacidad visual jueguen con parches en los ojos. Hay tres guías videntes para dar instrucciones a los atletas antes de que entren dentro de su tercio del campo. Una vez en la cancha, deben pasar, abordar y disparar confiando en el sonido de la pelota y la voz de su guía.

Esta complejidad solo prueba que lo que el equipo brasileño ha logrado no ha sido tarea fácil. Al ganar cuatro oros Paralímpicos, son de forme merecida los reyes indiscutibles del deporte.

Otra cosa que su éxito está haciendo es proporcionar esperanza e inspiración no solo a los brasileños sino a muchos otros, para cambiar actitudes y percepciones hacia las personas con discapacidad.

Además, los Juegos Paralímpicos de Río 2016 se denominaron los Juegos del pueblo, ya que la gente de Río salió en masa para apoyar a los atletas Paralímpicos de todo el mundo. Brasil y México son solo dos de los países de América del Sur donde el Movimiento Paralímpico cuenta con muchos seguidores.

Brasil lucha por el balón durante el partido de fútbol 5 para ciegos contra Irán en los Juegos Paralímpicos de Río 2016. (Foto de Alexandre Loureiro/Getty Images)
Brasil lucha por el balón durante el partido de fútbol 5 para ciegos contra Irán en los Juegos Paralímpicos de Río 2016. (Foto de Alexandre Loureiro/Getty Images)
2016 Getty Images

Los mejores momentos Paralímpicos de la escuadra brasileña

En Atenas 2004, Brasil se enfrentó a sus rivales más feroces, la selección argentina, en la final. Dos años antes, Argentina los venció en la Copa del Mundo y el equipo brasileño se empeñó en arrebatárles la corona. Finalmente, Brasil ganó por 3-2 en los penaltis después de un empate 0-0.

Cuatro años después, en Pekín, aplastaron a su oponente, la República Popular de China, que era el país anfitrión de los Juegos. Cualquier escuadrón habría cedido si jugara contra el país anfitrión en la final, pero no contra Brasil.

En Londres 2012, derrotaron a Francia 2-0 con las impresionantes actuaciones de sus jugadores superestrella.

Y en Río 2016 fue una victoria aún más dulce, ya que jugaron en casa frente a sus compatriotas. En la final, Brasil superó a Irán, los campeones asiáticos, por 1-0, marcando el gol tan solo a siete segundos del final del partido.

Ganar el oro en Río fue un gran logro para el escuadrón brasileño, pero aún fue mejor recibir el elogio de la multitud local.

Con Brasil dominando el deporte durante muchos años, todos los ojos están puestos en ellos para repetir sus victorias anteriores en Tokio 2020. Afortunadamente, tienen un año más para prepararse para obtener otra gloria Paralímpica.

¿Se volverán a enfrentar a su rival más fuerte, Argentina, el próximo año?

Para Jefinho, quien jugó un papel clave en los éxitos anteriores del equipo, Tokio 2020 hace tiempo que empezó. Exactamente, "hace cuatro años", cuando terminó su participación en Río 2016.

Lo más destacado del fútbol 5 para ciegos - Juegos Paralímpicos de Río 2016
Datos no disponibles