Ahmed Sharbatly cabalga con la bandera de Arabia Saudita rumbo a Tokio 2020

Ahmed Sharbatly busca hacer su debut Paralímpico en Tokio 2020.
Ahmed Sharbatly busca hacer su debut Paralímpico en Tokio 2020.

El deportista construyó su sueño en la Para doma desde los siete años

Ahmed Sharbatly creció amando a los caballos, admirando su belleza, elegancia y movimientos artísticos. Pero nunca pensó que se dedicaría al deporte de la Para equitación.

"Siempre he estado rodeado de caballos desde que tenía siete años", explica Sharbatly. "Me encantaba ver la doma, pero no la practicaba porque no era un gran deporte ecuestre en mi país. En Arabia Saudita los deportes ecuestres más importantes son el salto, las carreras o la resistencia".

En los Juegos Paralímpicos Tokio 2020 del próximo año, Sharbatly perseguirá lo que pensó que era imposible ya que busca hacer historia convirtiéndose en el primer jinete árabe de Para doma en los Juegos.

No será su primer intento dado que hace cuatro años se encontraba en una situación similar, a un paso de realizar su sueño.

"Yo también me había clasificado para Río 2016, pero lamentablemente mi yegua se lesionó justo antes de los Juegos y no pudimos ir", recuerda el jinete de grado V.

Sus primeros pasos en la arena de Tokio serán la culminación de un viaje que comenzó hace siete años. Inspirado por su primo Abdulla, uno de los mejores del mundo, Sharbatly participó en un concurso de saltos en Gran Bretaña en 2013. Su potencial de doma se vio en el clímax de la competición de salto, donde los jinetes deben completar un recorrido en el tiempo más rápido.

"La pista tenía algunos giros bruscos, y estaba sujetando las riendas demasiado fuerte", recuerda. "Una encantadora mujer que estaba observando se me acercó después y me dijo, 'Estabas montando muy bien pero en las curvas estabas apretando demasiado las riendas'. Estuve de acuerdo pero dije que no había nada que pudiera hacer al respecto porque tengo parálisis en el brazo y eso siempre pasa".

"Luego me preguntó si había oído hablar de la Para doma. Le dije que no y me sugirió que lo explorara y me clasificara".

En los últimos cinco años, Sharbatly ha desarrollado sus habilidades en la disciplina de la doma, que es la expresión del entrenamiento de caballos.

Su crecimiento ha sido observado de cerca por la británica Natasha Baker, multi-campeona Paralímpica, mundial y europea.

"Lo que realmente sobresale de Ahmed es lo mucho que ha mejorado", dice Baker. "Cuando empezó, es justo decir que era bastante novato y marcó en los 50. Pero luego dio un gran paso adelante en casi 10 puntos y ahora está constantemente entre los 60 y los 70 en sus puntuaciones, lo que es un verdadero avance".

"Muestra su compromiso, dedicación, pasión y talento con nuestro deporte".

Mientras se desempeñaba como comentarista en los medios, Baker recordó sus comentarios sobre su desempeño en los Juegos Mundiales Ecuestres 2018.

"Vi el salto masivo en sus resultados y me quedé asombrada. Y estoy seguro de que hay mucho más por venir", continua Baker, quien ha sido comentarista de radio y televisión desde 2017.

Sharbatly suele entrenar en los Países Bajos, pero está de vuelta en Arabia Saudita para apoyar a su negocio familiar de construcción durante la pandemia del COVID-19. Espera que la pasión por la Para doma clásica que existe en Europa se sienta algún día en su casa.

"Estoy muy contento de haberme clasificado para Tokio", dice. "Así que me estoy centrando en eso y trabajando con mi federación para cultivar la doma en Arabia Saudita".

De Paralympic.org