Zersenay Tadese: del ciclismo, a batir récords en atletismo

Tadesse Zersenay, de Eritrea, celebra con la bandera tras cruzar primero en el Mundial de 2006 en Debrecen, Hungría.  (Imagen por Julian Finney/Getty Images)
Tadesse Zersenay, de Eritrea, celebra con la bandera tras cruzar primero en el Mundial de 2006 en Debrecen, Hungría. (Imagen por Julian Finney/Getty Images)

Si bien ganar una medalla Olímpica es un objetivo personal para miles de atletas, para 24 países es un sueño que solo se ha hecho realidad una vez. Tokyo2020.org analiza este único momento glorioso y el impacto que tuvo en la vida de los atletas que lo lograron

Los inicios

Zersenay Tadese nació en Eritrea en 1982, cuando su país llevaba sumido en un conflicto por 30 años.

Sin embargo, Tadese tuvo la suerte de estar menos afectado por la guerra respecto a otros miles, ya que su familia vivía a 200 km de la capital, Asmara.

Cuando era un niño, Tadese tenía el sueño de convertirse en un ciclista en ruta legendario y ganar el Tour de Francia.

"Soñaba con ser un ciclista profesional en uno de los grandes equipos de Europa", dijo a World Athletics. "Me habría encantado andar en una gran carrera como el Tour de Francia. Gané varias carreras, casi todas de distancias de entre 30 y 50 km".

Tras un tiempo, llamó la atención de varios atletas que le vieron competir. Fue en ese momento cuando decidió probar el atletismo.

"Mis éxitos en el ciclismo hizo que gente del atletismo local pensara que quizá yo tenía una buena estamina, y me invitaron a competir en una carrera", contó. "La gané, y también lo hice bien en las siguientes, así que seguí corriendo".

Y nunca paró.

En 2002, Tadese comenzó a competir en un nivel internacional, y finalizó sexto en los 10.000 m en los Campeonatos de Atletismo de África. En el Mundial de Cross Country acabó en el top 30.

Un año después, compitió en tres diferentes disciplinas en el Mundial de atletismo: pista (5.000 m), cross-country y en media maratón, y estuvo en todas ellas en el top 10.

Entonces comenzó una intensa preparación para sus primeros Juegos Olímpicos: Atenas 2004.

Haciendo historia

El Comité Olímpico Nacional de Eritrea se creó en 1996.

El pequeño país africano de unos seis millones de habitantes envió a tres atletas a competir en Sídney 2000, y, cuatro años después, mandó cuatro a Grecia. Entre ellos se encontraba el joven Tadesse, que entonces tenía 22 años, y quien iba a competir en los 5.000 m y en los 10.000 m.

Primero se disputó la prueba más larga de las dos.

Con una mejor marca personal de 27:32.61 -conseguida un par de meses antes-, Tadese comenzó los Juegos lleno de optimismo. Sin embargo, apareció un pequeño problema: iba a enfrentarse con el doble campeón Olímpico Haile Gebrselassie y con Kenesisa Bekele, que entonces era una estrella naciente; ambos de Etiopía.

Así se antojaba difícil brillar.

Con nada que perder, Tadese entró en el grupo líder antres de que Bekele y su compatriota Sileshi Sihine se despegaran del grupo a falta de 1.500 m. Sin embargo, Tadese aumentó su ritmo al final para conseguir una histórica tercera plaza. Gebrselassie acabó quinto.

Mientras cruzaba la línea de meta, Tedese también entró directo en los libros de récords de Eritrea, al conseguir la primera -y única- medalla Olímpica del país solo ocho años después de la formación de su Comité Olímpico Nacional.

El impacto de la medalla

Ocho días después, fue séptimo en el evento de 5.000 metros.

Aunque nunca consiguió ninguna otra medalla Olímpica, se convirtió en una estrella del atletismo: ganó tres títulos mundiales de medio maratón (2008, 2009 y 2012) y uno en cross-country (2007).

En 2009, Tadese se convirtió en el segundo atleta de la historia en conseguir tres medallas en el Campeonato del Mundo en tres diferentes terrenos: bronce en cross-country, plata en los 10.000 m y un oro en media maratón. Solo Paul Tergat, de Kenia, logró esto antes que él.

Además, fue el poseedor del récord mundial de medio maratón durante ocho años consecutivos (de 2010 a 2018), con un tiempo de 58:23.

Tadese compitió recientemente en el maratón del Mundial de Atletismo de Doha 2019, donde fue sexto.