Tokio reconstruye el sueño hispano

Raúl Entrerríos levanta el título del Campeonato de Europa junto a sus compañeros de selección.
Raúl Entrerríos levanta el título del Campeonato de Europa junto a sus compañeros de selección.

La selección española de balonmano volverá a unos Juegos Olímpicos en Tokio 2020 tras su ausencia en Río 2016

Eran los subcampeones de Europa, un equipo que podía aspirar a todo, pero un solo gol le alejó de los Juegos Olímpicos de Río 2016. Llevaba 40 años sin fallar a la cita Olímpica, pero la selección española de balonmano masculina -que se hizo con el bronce Olímpico en 1996, 2000 y 2008-, no fue capaz de cumplir con su tradición en los pasados Juegos. Sin embargo, Japón presenciará el regreso que más espera el combinado (también llamado ‘Hispanos’). El pasado mes de enero, la selección, dirigida por Jordi Ribera, conquistó el Campeonato de Europa, lo que le otorgó la plaza para estar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, y volver a poner su nombre entre los mejores equipos del mundo.

No estar en Río fue una desilusión, sobre todo porque los ‘Hispanos’ venían de lograr la plata en el Europeo disputado en el mismo 2016. Sin embargo, el Preolímpico les apeó de estar en Río. La última vez que la selección había fallado a su cita con los Juegos fue en Montreal 1976. En aquel abril de 2016, España necesitaba ganar a Suecia por tres goles de diferencia para conseguir el billete a Río 2016. A falta de 5 segundos para el final del partido en el Malmö Arena, lo tenía en su mano, ya que el marcador reflejaba un 22-25 a favor de España. Sin embargo, un siete metros en contra, y su materialización por parte del extremo sueco Niklas Ekberg, puso el definitivo 23-25 que dejó sin opciones a España no solo de ir a Río, sino de conseguir una medalla en los Juegos de 2016, donde podía aspirar a todo.

Jorge Maqueda, lateral de la selección española de balonmano, durante el partido ante Croacia.
Jorge Maqueda, lateral de la selección española de balonmano, durante el partido ante Croacia.
2020 Getty Images

La mejor manera de pegar los pedazos de aquel sueño roto era volverlo a intentar. Y los ‘Hispanos’ no solo lo han intentado, sino que lo han conseguido: han entrado a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 por la puerta grande. El combinado español consiguió la medalla de oro del Campeonato de Europa el pasado 26 de enero tras superar en la final a Croacia (20-22), y metió a dos de sus hombres en el All-Star de la European Handball Federation (EHF): el guardameta Gonzalo Pérez de Vargas y el lateral derecho Jorge Maqueda.

Este oro, además, supuso la revalidación del título, que lo habían logrado a su vez en 2018. De esta manera, tras ser los campeones en dos torneos continentales consecutivos, los ‘Hispanos’ se alzan como uno de los equipos más fuertes para Tokio 2020, y tienen la esperanza de llegar a su primera final Olímpica.

De conseguirlo, esto sería el broche perfecto para que su capitán, el central Raúl Entrerríos, se despida de sus dos décadas de carrera como profesional. Según ha anunciado, esta será su última temporada en activo.

Ellas, a un paso

Por su parte, la selección española femenina tiene la misma aspiración que las masculina: estar en Tokio 2020. Las ‘Guerreras’ se proclamaron el pasado diciembre subcampeonas del mundo -precisamente en Japón- y, aunque esto no les aseguró la plaza para disputar los Juegos Olímpicos este verano, las opciones siguen vivas. Aún cuentan con la baza del Preolímpico que, además, disputarán en casa.

Del 20 al 22 de marzo, Llíria, en la Comunidad Valenciana (España), será la sede de este torneo, en el que también participarán Argentina, Suecia y Senegal. Si consiguen el billete Olímpico, el equipo, dirigido por Carlos Viver, acudirá a sus terceros Juegos Olímpicos consecutivos.