Toea Wisil: la reina de la velocidad del Pacífico

Toea Wisil compite en la final de 200 m femenina en el Perth Track Classic.  (Imagen por Morne de Klerk/Getty Images)
Toea Wisil compite en la final de 200 m femenina en el Perth Track Classic. (Imagen por Morne de Klerk/Getty Images)

Ganó tres oros en los Juegos del Pacífico del año pasado, batió el récord de 100 m del campeonato y finalizó el año con el galardón de Mejor atleta femenina de los Juegos del Pacífico 2019. Pero el camino de Toea Wisil hacia el éxito ha tenido muchos retos. Tokyo2020 habló con la mujer más rápida del Pacífico sobre su carrera y sus esperanzas para los Juegos Olímpicos

Pionera en el Pacífico

En muchos sentidos, la carrera de Toea Wisil ha sido extraordinaria. Habiendo crecido en las Tierras Altas Occidentales de Papúa Nueva Guinea, no tuvo acceso a las facilidades que muchos atletas dan por hecho hoy en día.

"Vengo de las islas de Papúa Nueva Guinea. Allí no hay una pista o algo así. Simplemente corremos en la hierba", Wisil cuenta a Tokyo2020 de manera casual.

Como una pionera en el deporte en Papúa Nueva Guinea y una de las atletas más exitosas del país, nunca tuvo un modelo en el que fijarse mientras crecía. Toea Wisil, en cambio, tomó la inspiración de puertas adentro; la que necesitaba para avanzar con su carrera.

"No conocía a muchos atletas en aquellos momentos. Cuando comencé a correr, salí de esta pequeña ciudad y entonces comenzó mi carrera. Pero mi rol a seguir fui yo misma", dice Wisil con ese tipo de determinación que finalmente ha definido su carrera.

Aunque sus comienzos fueron un desafío, Toea Wisil, de 32 años, nunca dejó que esas dificultades le hicieran venirse abajo. Creer en sí misma le ha hecho llegar a las mayores alturas de su deporte, haciendo de su nombre uno de los grandes en la escena internacional.

"Si vienes de la nada, si vienes de un país pequeño, tienes que afrontar muchos desafíos. Esto nunca me ha hecho desanimarme. Sé que lo que no puedes hacer es llevar toda esta negatividad a tu vida, así que, cuando vienen los desafíos, solo pueden hacerme más fuerte, hacerme esforzarme más y probar a hacerlo mejor. En definitiva, intentar conseguir más", dice.

Toea Wisil, del equipo Olímpico de Papúa Nueva Guinea, porta la bandera de su país durante la Ceremonia de Apertura de los Juegos Olímpicos de Londres 2012.  (Imagen por Lars Baron/Getty Images)
Toea Wisil, del equipo Olímpico de Papúa Nueva Guinea, porta la bandera de su país durante la Ceremonia de Apertura de los Juegos Olímpicos de Londres 2012. (Imagen por Lars Baron/Getty Images)
2012 Getty Images

Hacerse más y más fuerte

Para el 2010, Toea Wisil ya se había establecido como una de las velocitas más rápidas de la región del Pacífico. En los Juegos de Oceanía en Cairns (Australia) consiguió la primera posición tanto en 100 m como en 200 m, justo antes de perderse las medallas en los Juegos de la Commonwealth en Nueva Delhi, donde finalizó la carrera de 100 m en cuarto lugar.

El 2011 vio cómo se iba haciendo cada vez más fuerte. En los Juegos del Pacífico en Nueva Caledonia, Wisil ganó en todos los eventos en los que participó y consiguió de esta manera cinco oros: 100 m (11.96), 200 m (24.61), 400 m (54.94), 4x100 m (46.30) y 4x400 m (3:45.32).

Así que, cuando se acercaron los Juegos Olímpicos de Londres 2012, Wisil entró en ellos como el momento de su vida. Tuvo el honor de ser la abanderada de su país durante la Ceremonia de Apertura.

"Ir a los Juegos fue un momento de orgullo. Fueron mis primeros Juegos y estaba muy emocionada de representar a mi país y de correr junto a las mejores atletas del mundo. Fueron los mejores Juegos y llevar la bandera en el estadio fue maravilloso", cuenta.

Cuando comenzó la competición Olímpica, Wisil fue un auténtico torbellino en la primera eliminatoria, en la que fue la primera por casi diez metros de ventaja y con un tiempo de 11.59 segundos.

En la manga de la ronda 1, Wisil se encontraba en la tercera calle, al lado de la leyenda estadounidense Alysson Felix. Wisil voló en la salida, liderando a Felix y al resto del grupo hasta la marca de 50 m. Pero cuando Felix llegó a su altura, el grupo también se acercó a la atleta de Papúa Nueva Guinea mientras ella reducía su ritmo. Finalmente acabó cuarta la carrera.

Su camino Olímpico había terminado, pero lo que se había asegurado era su lugar en el panteón de los mejores deportistas de Papúa Nueva Guinea.

Ahora Toea Wisil posee 14 de los 15 tiempos más rápidos nunca hechos por una atleta femenina de Papúa Nueva Guinea en la prueba de 100 m. En la de 200 m tiene los nueve tiempos más rápidos.

Toea Wisil compite contra Allyson Felix en la ronda 1 de los Juegos Olímpicos de Londres 2012.  (Imagen por Streeter Lecka/Getty Images)
Toea Wisil compite contra Allyson Felix en la ronda 1 de los Juegos Olímpicos de Londres 2012. (Imagen por Streeter Lecka/Getty Images)
2012 Getty Images

Un modelo a seguir en casa

Los esfuerzos de Wisil en Londres y su dominio continuo de las carreras de velocidad en el Pacífico la llevaron a adquirir el apodo de la "Reina del Sprint del Pacífico". Pero, igual de importante para ella, también la llevó a convertirse en un modelo a seguir para las jóvenes de su país de origen, quien muchas veces se deben enfrentar a prejuicios en una sociedad tradicionalmente dominada por los hombres:

"Para todas las chicas en PNG, soy un modelo a seguir y quiero ser un ejemplo para las chicas jóvenes en los deportes y en el trabajo".

"Venimos de un entorno en el que los hombres quieren dominar todo, pero rompimos esas barreras y ahora, con lo que estoy haciendo, en casa todos están orgullosos de mí".

El año pasado fue un excelente ejemplo de por qué la gente de Papua Nueva Guinea debería estar orgullosa de Wisil. Durante los Juegos del Pacífico en Apia, en Samoa, ganó el oro en los 100 m (11.56), 200 m (23.45) y 400 m (53.90) durante un período de tres días en julio.

Fue un resultado sorprendente para la deportista de 32 años y consolidó su posición como la mujer más rápida del Pacífico.

Pronto siguieron los elogios, incluido el premio a la mejor atleta femenina de los Juegos del Pacífico de 2019, que aceptó en los Premios de la Asociación de Comités Olímpicos Nacionales (ANOC) 2019 en Doha, Catar.

Fue un momento que la atleta sigue apreciando:

“Fue increíble y un momento de orgullo ir y recibir esos premios. Y poder ver a todos los grandes personajes en la IAAF. Fue un gran logro después de 16 años de carrera. Fue realmente bueno".

Mirando hacia Tokio

Ahora con Tokio en el horizonte, Wisil espera con ansias el próximo desafío en su vida, comenzando con la clasificación Olímpica.

"Para los Juegos Olímpicos del próximo año, mi objetivo es correr el tiempo de clasificación y el tiempo es cada vez más rápido. Mi objetivo es clasificarme y llegar a la final u obtener el bronce en los Juegos Olímpicos. Ese es mi verdadero objetivo".

Si la "Reina del Sprint del Pacífico" alcanza su objetivo de medalla, seria la primera vez que alguien de su país de origen logre esa hazaña. También sería el resultado del arduo trabajo y dedicación que ha demostrado a lo largo de su vida, cualidades personales que continúan convirtiéndola en un modelo a seguir para la próxima generación de jóvenes de Papúa Nueva Guinea.

“Siempre les digo que cuando sueñas con algo, nada en la vida es fácil. Necesita trabajar duro para alcanzar tus sueños y metas. En los deportes, en la escuela, en el lugar de trabajo, hagas lo que hagas, no es fácil. Necesitas trabajar duro para lograr esas cosas", afirma convencida.