Thomas Bach, presidente del COI, impresionado con la Villa y el Estadio Olímpico

El presidente del COI, Thomas Bach, visita el Estadio Olímpico de Tokio el 17 de noviembre de 2020.
El presidente del COI, Thomas Bach, visita el Estadio Olímpico de Tokio el 17 de noviembre de 2020.

El presidente del COI asegura que los atletas "amarán" Tokio, mientras su confianza en los Juegos sigue creciendo

Después de realizar su primera visita al Estadio Olímpico y a la Villa Olímpica y Paralímpica, el Presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, mandó un mensaje muy simple a los atletas: "Vais a amar Tokio 2020".

"Es muy emocionante", dijo Back el martes, 17 de noviembre, en su visita al Estadio Olímpico, programada dentro de un tour por la ciudad, en el que también hizo una parada en el Museo Olímpico de Japón.

"Imagina que dentro de nueve meses estás aquí, atravesando la puerta. En ese momento será un Estadio Olímpico real. Ahora mismo ya tiene mucha atmósfera, incluso estando vacío. Es fantástico".

"Todos creemos que es realmente fantástico", dijo sobre la Villa, que se encuentra en la Bahía de Tokio. "Dentro hay mucho espacio, una buena iluminación y tienes las vistas del Rainbow Bridge".

"Los atletas se van a enamorar de Tokio".

Bach, en su tercer día en Japón, dijo que estaba encantado de ver el amplio espacio de la villa, con el que se podrán tomar las medidas de distancia social. Allí conoció -y quiso compartir sus impresiones con ellos- a los Olímpicos japoneses Ueda Ai (triatlón) y Chida Kenta (esgrima), además del lanzador Paralímpico Satomi Sarina.

El presidente del COI, Thomas Bach, en el Estadio Olímpico de Tokio el 17 de noviembre de 2020.
El presidente del COI, Thomas Bach, en el Estadio Olímpico de Tokio el 17 de noviembre de 2020.
Tokio 2020 / Uta MUKUO

El presidente pareció disfrutar especialmente del simple hecho de poner un pie en el estadio, construido en las mismas instalaciones que el antiguo Estadio Nacional de Tokio 1964.

El arquitecto del estadio, Kuma Kengo, formó parte del jurado del concurso de diseño de Olympic House, sede del COI en Lausana, Suiza.

"Es una cultura y arquitectura japonesa muy auténtica", dijo Bach sobre el lugar, que da la sensación de estar construido con madera natural.

"Ves los colores y el diseño muy sobrío y simplificado. Estoy feliz de que el estadio se construyera de esta manera. Es una gran arquitectura".

La vacuna, no obligatoria para los Juegos

Bach dijo que le encantaría ver el estadio lleno el próximo verano, pero que eso dependería de la mejora continua de las medidas contra el coronavirus y la disponibilidad de una vacuna dentro de nueve meses.

El alemán se reiteró en lo que dijo el día anterior de que la vacuna -aunque estuviera entonces disponible- no sería obligatoria para los participantes de los Juegos, ya que siente que es "una cuestión privada de la salud personal".

Sin embargo, el COI animará a que se vacunen para mantener al público japonés todo lo protegido y seguro posible.

"No habrá ningún requisito, pero alentaremos a los atletas a que, siempre que sea posible, se vacunen porque es mejor para su salud y también es una demostración de solidaridad con sus compañeros atletas y con el pueblo japonés", dijo Bach.

"En este tiempo de incertidumbre, es humano estar inseguro sobre un evento tan grande como los Juegos Olímpicos. Tenemos que entender esto y seguir explicando que, dentro de nueve meses, el mundo se verá diferente y por qué razones será diferente".

"Ayer mismo nos enteramos del nuevo anuncio de la próxima vacuna que está más cerca de ser aprobada. Estos desarrollos seguirán dándose".

"Todo el mundo quiere ver un estadio lleno de espectadores, a pleno rendimiento. Lo que será razonable dentro de nueve meses no lo sabemos todavía", dijo Bach.

Por el Olympic Channel