El triple campeón Olímpico Ryan Murphy tira de creatividad para mantener su mentalidad ganadora

HANGZHOU, REPÚBLICA POPULAR DE CHINA - 12 DE DICIEMBRE: Ryan Murphy, de Estados Unidos, compite en la final de 100 m espalda durante los Mundiales de Natación de la FINA el 12 de diciembre de 2018 en Hangzhou, República Popular de China. (Imagen por Fred Lee/Getty Images)
HANGZHOU, REPÚBLICA POPULAR DE CHINA - 12 DE DICIEMBRE: Ryan Murphy, de Estados Unidos, compite en la final de 100 m espalda durante los Mundiales de Natación de la FINA el 12 de diciembre de 2018 en Hangzhou, República Popular de China. (Imagen por Fred Lee/Getty Images)

El rey de la espalda en Río 2016 últimamente no ha llegado a sus mejores marcas, pero, gracias a nuevos métodos de entrenamiento, confía en defender sus títulos en Tokio 2020

Ser campeón en la piscina no es suficiente para el triple campeón Olímpico de espalda, Ryan Murphy.

Como el resto de nadadores durante el confinamiento, el americano ha tenido que buscar otras maneras para mantenerse en forma, tanto física como mentalmente, lo que le ha llevado a llevar a cabo nuevos desafíos con sus amigos.

"La competición es la razón por la que nado, así que estoy intentando ser competitivo en cosas en las que normalmente no lo soy. Los muchachos en mi casa y yo este mes tenemos un desafío de carrera de una milla, ¡e incluso un desafío de circunferencia del antebrazo!", contó el poseedor del récord mundial de espalda de 100 metros a NBC Sports.

"Esto no va a reemplazar a mi natación pero al menos estamos siendo competitivos".

"Estaba cerrado en la mentalidad competitiva [antes de la postergación de Tokio 2020], y realmente me decía a mí mismo que tenía que estar preparado, da igual lo que pasara. Corría en la entrada de casa, hacía dominadas en un árbol... sin importarme qué hacer", continuó para NBC Sports.

Pero el nativo de Chicago pronto se encontró con que mantener en forma la parte superior de su cuerpo no era el problema. Era más desafío buscar entrenamientos para sus piernas.

¿La solución? ¡Empujar su 4x4 por las cuestas de Berkeley, por supuesto!

"Al final resultó ser un gran entrenamiento. Nos dimos cuenta bastante pronto de que era fácil trabajar la parte superior del cuerpo en casa, pero las piernas no lo eran tanto. Así que tuvimos que ponernos creativos para trabajarlas".

Perder su forma de oro

Hace cuatro años, en los Juegos Olímpicos de Río 2016, Michael Phelps y Murphy fueron los dos únicos nadadores masculinos de Estados Unidos en conseguir varias medallas de oro individuales.

Murphy se hizo con la presea dorada en los eventos de 100 y 200 m, antes de formar parte del equipo de relevos de 400 m junto a Cody Miller, Phelps y Nathan Adrian para conseguir otra medalla. Nadó el segundo tramo en 51.85 segundos, una marca con la que rompió el récord mundial del legendario nadador de espaldas Aaron Peirsol en un segundo y medio.

Pero el innegable rey de la espalda mundial volvió poner los pies en la tierra en los campeonatos del mundo de 2017, disputados en Budapest. Fue tercero en los 100 m, tras el chino Xu Jiayu y su compatriota Matt Grevers; y solo logró la plata en 200 m por dentrás del ruso Evgeny Rylov.

Lejos de arreglarlo dos años después en los Mundiales de 2019 en Gwangju, no llegó al podio en los 100 m y fue de nuevo segundo en los 200 m. Además, nadó más de un segundo más lento en el relevo de 400 m por estilos, con lo que Estados Unidos quedó segunda.

He mejorado mucho. Ya veremos si eso se refleja en los resultados

Sin embargo, estas actuaciones no han desalentado demasiado al vigente campeón Olímpico. Él cuenta con un plan a largo plazo, y no cuestiona su habilidad.

"No soy alguien que necesita publicidad. No es difícil para mí practicar cada día y darlo todo. Esto es algo que es natural para mí", expresó a Swimming World Magazine. "No voy a entrenar con una vendetta personal contra alguien que ha hecho una buena carrera. Voy a entrenar intentando ser el mejor Ryan Murphy que puedo ser".

"No tendré demasiado en cuenta esos resultados porque sé, por el entrenamiento que he hecho, que he mejorado mucho. Ya veremos si eso se refleja en los resultados. Pero sé que seré mejor [en Tokio]".

"Estaba confiado durante este periodo previo a los Juegos Olímpicos de Tokio. Estaba realizando entrenamientos que nunca antes había hecho, y me sentía en un punto maravilloso. Mis entrenadores y yo estábamos entusiasmados. Estaba motivado y preparado. Siento que podemos mejorar este año".

"La manera en que veo esto es que era muy bueno en 2012, con 16 años. No entré en el equipo pero estaba nadando bien. También nadaba bien en 2016, y me sentí bien este año, así que hasta ahora son tres de tres. Ahora solo estamos tratando de conseguir llegar a cuatro de cuatro"

Es increíble pensar que, con todos sus éxitos, Murphy tiene solo 24 años y se hace mejor con la experiencia. A pesar de la falta de medallas de oro desde los últimos Juegos, será sin lugar a dudas uno de los favoritos para defender sus títulos en los Juegos Olímpicos de Tokio en 2021.

Por el Olympic Channel