Richard Carapaz pone de moda el ciclismo de Ecuador

Ataque del ciclista ecuatoriano del INEOS Grenadiers Richard Carapaz en la segunda etapa de La Vuelta a España 2020, disputada entre Pamplona y Lekunberri.
Ataque del ciclista ecuatoriano del INEOS Grenadiers Richard Carapaz en la segunda etapa de La Vuelta a España 2020, disputada entre Pamplona y Lekunberri.

Tras ganar el Giro de Italia 2019 y proclamarse subcampeón de la Vuelta a España 2020, el ciclista ecuatoriano se perfila como un atleta a seguir en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

Ecuador logró el año pasado dos cupos para disputar el ciclismo en ruta en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Aunque estas plazas no sean nominales y será la Federación Ecuatoriana de Ciclismo quien las otorgue, el nombre que suena con más fuerza para ocupar la de líder es el de Richard Carapaz.

De hecho, a finales de febrero de 2020 -antes de que se aplazaran los Juegos Olímpicos a 2021-, Oswaldo Hidalgo declaró para EFE que serían Carapaz y Jefferson Alexander Cepeda quienes representarían a Ecuador en la prueba de ruta de Tokio 2020, mientras que Jonathan Caicedo sería quien participara en la contrarreloj.

El ganador del Giro de Italia en 2019 ha labrado una sensacional Vuelta a España 2020, que acabó el pasado domingo con un segundo puesto y luchando hasta la última etapa.

Carapaz, del equipo Ineos Grenadiers, se quedó a tan solo 24 segundos de vestir el jersey rojo en Madrid, donde finalizó la Grande española. "Estoy muy contento por cómo ha sido toda La Vuelta, hemos estado ahí en la pelea y sobre todo muy emocionado. Hoy hemos conseguido un gran podio. Estoy muy contento por el gran esfuerzo y hemos dado pelea mientras hemos podido", expresó Carapaz al término de la etapa 17ª para la organización.

Ese "mientras hemos podido" duró precisamente hasta el final de esta etapa, la penúltima. A ella, el ecuatoriano llegaba 45 segundos por detrás de Primoz Roglic, y, con un ataque feroz en la última subida, en La Covatilla, logró recortar distancias... pero no lo suficiente. El esloveno se proclamó campeón de la Vuelta, pero Carapaz dejó un gran sabor de boca y se convirtió en el primer ecuatoriano en pisar el podio de la carrera en ruta más importante de España.

Richard Carapaz en su último ataque en la Vuelta a España, en el Alto de la Covatilla (178,2 km) de la etapa 17, deja atrás a Primoz Roglic, líder y, a la postre, campeón de la Vuelta a España 2020.
Richard Carapaz en su último ataque en la Vuelta a España, en el Alto de la Covatilla (178,2 km) de la etapa 17, deja atrás a Primoz Roglic, líder y, a la postre, campeón de la Vuelta a España 2020.
Luis Ángel Gómez ©PHOTOGOMEZSPORT2020

Carapaz llegó a vestir el jersey rojo en varias etapas de la Vuelta y fue el rival principal de Roglic durante toda la carrera. Además, hizo valer su condición de escalador, y fue el tercero mejor en montaña (con 30 puntos), maillot que consiguió el francés Guillaume Martin, del Cofidis.

El británico Hugh Carthy (Education First) fue la gran relevación de la Vuelta a España 2020 y completó el podio, a un minuto y 15 segundos de Roglic.

El español Enric Mas, del Movistar Team, fue el mejor joven de la carrera, llevándose el jersey blanco. Mas fue quinto en la general, el mejor español, y ayudó de este modo a que su equipo volviera a alzarse un año más como el mejor de la Vuelta a España. Con estos méritos, Mas también se erige como uno de los ciclistas a seguir el 24 de julio de 2021, cuando tenga lugar la carrera masculina de ciclismo en ruta en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Sus compatriotas en el Giro

A finales del pasado mes de octubre finalizó el Giro d'Italia, que lo consiguió el británico Tao Geoghegan Hart, del Team Ineos.

En otras de las Grandes Vueltas, tres compatriotas de Carapaz quisieron tomar su testigo: Jonathan Caicedo, del EF Pro Cycling, Jhonatan Narvaéz, del INEOS, y el debutante Jefferson Alexander Cepeda, del Androni Sidermec.

Y, pese a que no pudieran repetir la hazaña del hombre de moda, dieron muestras de todo su potencial.

Jonathan Caicedo fue el primero en triunfar, al anotarse la victoria en la tercera etapa, en el volcán Etna. Y fue una conquista a lo grande, tras fugarse desde los primeros kilómetros. 'El cubanito', como es apodado, dijo entonces, según recogió Marca: "Esto es un sueño. El año pasado veía muy lejos poder ganar una etapa. Pero intentando... No lo puedo creer aún, esto es un sueño, un sueño hecho realidad".

Aunque lejos del podio, Caicedo acabó el Giro como el ecuatoriano mejor clasificado (65ª posición), a 03:14:47 de Tao Geoghegan Hart.

Narváez, por su parte, tuvo que retirarse de la carrera en la decimoquinta etapa tras sufrir una caída, pero dejó un buen sabor de boca. La caída tuvo lugar solo tres días después de haber conseguido su primera victoria de etapa en su segundo Giro de Italia, que logró en una jornada marcada por la lluvia y la dureza de un recorrido rompepiernas, como se suelen tildar a las etapas complicadas.

El Diario El Comercio apuntó entonces que, gracias a esta victoria, Narváez, de 23 años, se convirtió en el ciclista ecuatoriano más joven en ganar una etapa en una de las tres Grandes Vueltas (Tour de Francia, Giro y Vuelta a España).

Precisamente en la caída de Narváez también se vio involucrado su compatriota Jefferson Alexander Cepeda, ganador del Panamericano de 2019, quien sufrió una caída menor y pudo continuar y finalizar el exigente Giro de Italia en la posición 78ª. “Ha sido muy bonito debutar en una Gran Vuelta. Estoy aprendiendo muchas cosas para la próxima temporada, eso es lo más importante, porque lo que aprendo en el Giro nadie me lo va a enseñar”, expresó entonces el debutante para El Universo.

Con actuaciones así, está claro que Ecuador es más que Richard Carapaz, y tiene piernas para enfrentarse al exigente recorrido de ciclismo en ruta en Tokio 2020, con salida en el Parque Musashinonomori.

Breannauer se lleva la CERATIZIT Challenge by La Vuelta 20

Pero este fin de semana en España no solo han brillado Caparaz, Roglic o Mas. Al mismo tiempo que se disputaba el final de la Vuelta a España, tuvo lugar su versión femenina, de tres etapas, la CERATIZIT Challenge by La Vuelta 20.

La alemana Lisa Brennauer (Ceratizit WNT), dos veces Olímpica en Londres 2012 y en Río 2016 -tanto en pruebas de ruta como en eventos de pista-, se adjudió la carrera. Brennauer llegó a la competición como principal favorita, después de llevarse también la carrera del año pasado, e hizo valer esta condición para mantener el jersey rojo hasta el final.

Así, se impuso a la italiana Elisa Longo-Borghini (Trek Segafredo), ganadora del bronce en Río 2016, y a la holandesa Lorena Wiebes, de solo 21 años, quienes completaron el podio.