Recuperándose de Río, preparándose para Tokio

PORT ELIZABETH, SUDÁFRICA - 2 DE SEPTIEMBRE: Javier Gómez Noya de España corre durante el Isuzu IRONMAN 70.3 World Championship Men el 2 de septiembre de 2018, en Port Elizabeth, Sudáfrica. (Foto de Donald Miralle/Getty Images para IRONMAN)
PORT ELIZABETH, SUDÁFRICA - 2 DE SEPTIEMBRE: Javier Gómez Noya de España corre durante el Isuzu IRONMAN 70.3 World Championship Men el 2 de septiembre de 2018, en Port Elizabeth, Sudáfrica. (Foto de Donald Miralle/Getty Images para IRONMAN)

Atletas que sufrieron lesiones y se perdieron los Juegos de Río están buscando la redención. ¿Podrán recuperar su gloria en Tokio 2020?

Cuando se trata de conseguir esa codiciada medalla de oro, los atletas se esfuerzan mucho para ganar. Algunos triunfan y salen victoriosos, pero otros se enfrentan la agonía de la derrota.

En Río 2016, algunos atletas sufrieron accidentes y lesiones, que terminaron en pérdidas desgarradoras y sus sueños Olímpicos descarrilaron.

Pero estos atletas ahora se han recuperado con un objetivo: llevar lo mejor de si mismos a los Juegos Olímpicos del próximo año.

Javier Gómez Noya

El cinco veces campeón mundial Javier Gómez Noya tuvo que retirarse de Río 2016 después de fracturarse el brazo izquierdo en un accidente de ciclismo.

Con Gómez Noya fuera de la carrera, los hermanos Brownlee de Gran Bretaña, que eran sus principales rivales, se dividieron las medallas entre ellos. Alistair ganó la medalla de oro, mientras que Jonny consiguió la medalla de plata.

Perderse los Juegos Rio 2016 fue "uno de los momentos más difíciles en su carrera deportiva", según Gómez Noya. El campeón europeo y medallista de plata en Londres 2012 era uno de los favoritos para hacerse con el oro en Río.

Para 2019, Gómez Noya ya había vuelto a su forma completa. Ganó el Campeonato Mundial de Triatlón de Larga Distancia en su ciudad natal, Pontevedra, y luego ganó el Ironman Malasia, donde anunció su intención de centrarse en Tokio 2020.

Incluso cuando España estaba en confinamiento, Gómez Noya se lo tomó todo con calma.

"Las últimas semanas del encierro fueron más o menos como una temporada baja para mí. Dejé que el cuerpo se recuperara, recargara y perdiera la forma física para comenzar de nuevo", dijo en Instagram. .

También anunció su calendario de competición para 2020 y su intención de dejar el Ironman para centrarse en Tokio 2020.

En declaraciones a La Voz de Galicia, Gómez Noya dijo: "Ir a dos competiciones (Tokio 2020 e Ironman) es complicado. Me gustaría concentrarme en los Juegos. Quiero hacer largas distancias porque es lo que me gusta, pero ahora, yo solo estoy pensando en Tokio".

View this post on Instagram

A lot of uncertainty about races in the near future, but it’s good to keep focused on the process. I heard that it’s hard for the athletes to keep motivated without goals. Well, improve, get better as athletes... It is a simple goal but at the same time a very hard one to achieve. Work on that! And it will pay off when the races eventually happen. . Hay mucha incertidumbre acerca de carreras importantes en un futuro próximo, pero es bueno mantenerse concentrado en el proceso y trabajar para mejorar pequeñas cosas. He oído que a los atletas les cuesta mantener la motivación sin carreras a la vista. Bueno, tratad de mejorar, trabajad para ser mejores atletas. Algo simple pero a la vez muy difícil de conseguir y que requiere mucho trabajo. Se verá reflejado en las carreras, cuando las haya.

A post shared by Javier Gómez Noya (@jgomeznoya) on

Sarah Menezes

Menezes fue la primera judoca brasileña en ganar una medalla de oro en Londres 2012. Y con los Juegos celebrados en su tierra natal, muchos en Brasil tenían grandes esperanzas de que repitiera su actuación ganadora en Río.

Pero las cosas no salieron según el plan. En los cuartos de final, perdió contra la cubana Dayaris Mestre Álvarez, en le puesto 17 de la clasificación mundial, y durante la ronda de repechaje, recibió un golpe fatal cuando Urantsetseg Munkhba de Mongolia la agarró por un brazo y acabó con un codo dislocado. Derrotada y herida, Menezes tuvo que ser llevada al hospital de la Villa Olímpica justo después.

A pesar de que llegó a casa con las manos vacías, Menezes se recuperó de los Juegos con una medalla de plata en el Gran Premio de 2017 en Cancún, seguida de un bronce en el Gran Premio de Tbilisi y Antalya en 2018.

Este año, como Brasil ha impuesto algunas restricciones a los eventos deportivos, Menenzes se irá a Portugal en julio y agosto como parte de la lista del equipo brasileño de judo para prepararse para los Juegos Olímpicos.

¿Veremos a Menezes regresar a Tokio y recuperar su corona?

View this post on Instagram

Finalizando o treino de hoje 😛

A post shared by Sarah Menezes (@menezessarah) on

Richie Porte

En su debut Olímpico en Río 2016, el ciclista de ruta Richie Porte tenía esperanzas de ganar una medalla, después de un buen desempeño ese año.

Pero en el primer día de competición, Porte se estrelló con varios corredores durante un descenso. Se rompió la escápula y tuvo que ser llevado a un hospital de Río. Porte vio terminar sus opciones Olímpicas cuando también se perdió la contrarreloj.

Un año después de su decepcionante experiencia en Río, Porte recuperó su rumbo al finalizar 12º en la clasificación individual del Circuito Mundial. En 2019, ocupó el décimo lugar en el Tour de Francia.

Ahora Porte se ha centrado en los Juegos de Tokio 2020 a pesar de que aún no ha llegado al equipo nacional.

"Este es un año Olímpico y quiero estar en la línea de salida en Tokio", dijo a The Examiner a principios de este año. "Esa es una gran motivación para mí".

Con el aplazamiento de los Juegos y la COVID-19, Porte está pasando tiempo en su base europea en Mónaco y ha comenzado a planificar su décima participación en el Tour de Francia, que se reprogramó para este agosto.

Annemiek van Vleuten

Otra atleta que fue víctima de un horrible accidente durante Río 2016 fue la ciclista holandesa Annemiek van Vleuten. Ella lideraba la carrera cuando de repente se cayó de su bicicleta y se golpeó la cabeza. Estaba a solo 10 km de la línea de meta.

Van Vleuten tuvo que ser enviada al hospital después de sufrir una conmoción cerebral y tres fracturas en su columna vertebral.

"Ahora estoy en el hospital con algunas lesiones y fracturas, pero estaré bien. Sobre todo, estoy super decepcionada después de la mejor carrera de mi carrera", publicó en su cuenta de Twitter.

Su compatriota Anna van Breggen terminó ganando el oro.

Pero solo un año después, van Vleuten recuperó su lugar en la cima. Se convirtió en dos veces Campeona del Mundo de Trial después de ganar el Circuito Mundial Femenino UCI 2018 y luego continuó su trayectoria ganadora en el Campeonato Mundial UCI Road Race 2019.

En estos días, van Vleuten se está entrenando con otros atletas para prepararse para el primer evento de este mes de septiembre, ya que la Union Cycliste Internationale (UCI) ha revisado su calendario para 2020. La ciclista está planeando participar en los Juegos Olímpicos y más allá.

"Sé que definitivamente continuaré por dos años más porque no quiero terminar en el año Olímpico", dijo, "así que quiero firmar en algún lugar durante dos años".

Todo el dolor y la decepción de Río ahora son cosa del pasado.

"Espero que podamos tener unas Olimpiadas maravillosas el próximo año sin tener que preocuparnos más por el coronavirus. Lo deseo para el futuro".

View this post on Instagram

Back at it!

A post shared by Annemiek van Vleuten (@annemiekvanvleuten) on

Samir Aït Saïd

El gimnasta francés Samir Aït Saïd perdió su oportunidad en Londres 2012 después de romperse la tibia derecha después de su actuación en el Campeonato de Europa. Pero el gimnasta tenía la esperanza de poder hacer un buen papel en Río 2016.

Sin embargo, tuvo otro golpe de mala suerte cuando su pierna se rompió durante la ronda de clasificación en Río. Aït Saïd cayó al suelo con la espinilla extendida en la dirección opuesta a su pierna. Con su apuesta Olímpica desvanecida, los médicos le advirtieron que no podría caminar durante cuatro meses.

Pero un año después, Aït Saïd ya estaba haciendo saltos mortales.

Al recordar ese fatídico día, Aït Saïd le dijo a L'Equipe: "Fue mi destino, así son las cosas".

"Hay cosas peores en la vida. Tengo buena salud, eso es lo principal. Hay que ponerlo en contexto".

En octubre de 2019, Aït Saïd ganó el bronce en la final de los anillos en el Campeonato Mundial de Gimnasia en Stuttgart. Esta posición lo clasificó para representar a Francia una vez más en Tokio 2020.

“Necesito descansar porque lo que me espera es muy, muy difícil. Voy a trabajar duro para conseguir ese título en los Juegos Olímpicos".

En estos días, Ait Said se está centrando en la vida familiar y también está de vuelta en el gimnasio, preparándose para volver a la cima en Tokio.