Presidente del COI: "La llama Olímpica puede convertirse en la luz al final de este oscuro túnel"

BEIJING, CHINA - 21 DE AGOSTO: El presidente del COI, Thomas Bach, habla con los medios durante una conferencia de prensa después de la reunión del Consejo Ejecutivo de la IAAF y el Comité Ejecutivo del COI en el Intercontinental Beijing Beichen Hotel el 21 de agosto de 2015, en Beijing, China. (Foto de Alexander Hassenstein / Getty Images para la IAAF)
BEIJING, CHINA - 21 DE AGOSTO: El presidente del COI, Thomas Bach, habla con los medios durante una conferencia de prensa después de la reunión del Consejo Ejecutivo de la IAAF y el Comité Ejecutivo del COI en el Intercontinental Beijing Beichen Hotel el 21 de agosto de 2015, en Beijing, China. (Foto de Alexander Hassenstein / Getty Images para la IAAF)

El Presidente del COI habló hoy con las agencias de noticias internacionales durante una teleconferencia sobre la decisión conjunta del COI y el Comité Organizador de Tokio 2020 de posponer los Juegos Olímpicos y Paralímpicos.

Observaciones introductorias del presidente del COI, Thomas Bach.

Nosotros, en el COI, pero también puedo decir después de la llamada telefónica con el Primer Ministro Abe, nuestros socios y amigos japoneses, no solo somos conscientes de la gravedad de esta pandemia mundial, sino también, y lo que es más importante, de lo que está haciendo a la vida de las personas. De hecho, estamos muy preocupados por los últimos desarrollos y las cifras alarmantes que obtuvimos en los últimos días. En lo que respecta, por ejemplo, a África es preocupante, ya que podemos ver cifras que muestran que estamos al comienzo del brote del virus. También tenemos cifras muy alarmantes en América del Sur y en Oceanía, y en muchas otras partes del mundo. Esto llevó a la reunión de la Comisión Ejecutiva del COI el domingo. Justo después, el domingo por la noche y el lunes, observamos cifras más alarmantes, y más restricciones de viaje internacional.

Debido al crecimiento de la pandemia y la propagación, más tarde, el lunes, la Organización Mundial de la Salud subió el nivel de alarma, al decir que la propagación del virus se estaba acelerando y que querían dirigirse a los líderes del G20. Luego acordamos una llamada telefónica entre el Primer Ministro Abe y yo programada para hoy. Durante esta llamada telefónica, acordamos, dadas estas circunstancias, lo siguiente: que los Juegos de la XXXII Olimpiada en Tokio y los Juegos Paralímpicos deben reprogramarse para una fecha posterior más allá de 2020, pero no después del verano de 2021, para salvaguardar la salud de los atletas, y todos los involucrados en los Juegos Olímpicos, y la comunidad internacional. También acordamos que la llama Olímpica permanecerá en Japón, como símbolo de nuestro compromiso, y también como símbolo de esperanza. También mantendremos, por estas razones simbólicas, el nombre de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Ambos expresamos la esperanza de que al final, el próximo año, estos Juegos Olímpicos de Tokio 2020 puedan ser una celebración de la humanidad, por haber superado la crisis sin precedentes de la pandemia de COVID-19. De esta manera, la llama Olímpica realmente puede convertirse en la luz al final de este oscuro túnel que todo el mundo está atravesando en este momento, y que no sabemos cuánto tiempo durará. Permítanme agregar que, mientras tanto, después de la llamada telefónica [con el Primer Ministro Abe], tuvimos una reunión de la Comisión Ejecutiva del COI, donde sus miembros aprobaron este acuerdo entre el Primer Ministro Abe y yo. El Presidente del Comité Paralímpico Internacional, Andrew Parsons, también fue invitado y, en nombre del Comité Paralímpico Internacional, apoyó este acuerdo.

Con respecto a las fechas, ¿ha indicado que se llevará a cabo en el verano, o aproximadamente en el mismo período de tiempo que se programaron los Juegos Olímpicos de 2020? ¿Ha abordado la cuestión de los posibles costos adicionales relacionados con esta decisión?

El Primer Ministro y yo no discutimos el plazo. Esto dependerá de la Comisión de Coordinación y el Comité Organizador. Esto es parte de sus discusiones sobre los escenarios. Hay muchas piezas en este rompecabezas enorme y muy difícil. Los Juegos Olímpicos son quizás el evento más complejo en este planeta, y decidir todo no se puede hacer con solo una llamada telefónica entre nosotros dos. Tenemos que confiar en el trabajo de la Comisión de Coordinación en cooperación con las Federaciones Internacionales en particular, pero también con muchos otros socios. Este es realmente un gran desafío. No se han discutido las finanzas, porque se trata de proteger vidas humanas, y las consideraciones financieras no pueden tener prioridad. El primer ministro Abe ha declarado el pleno apoyo y compromiso del gobierno japonés para hacer que esta solución funcione y tener unos Juegos exitosos. Por mi parte, he declarado el compromiso total del COI para llegar a esto.

Usted mencionó las cifras de la Organización Mundial de la Salud y los consejos que cambiaron mucho durante el fin de semana, pero indicó en una entrevista dada al New York Times que sus pensamientos estaban cambiando. ¿La reacción de los atletas la semana pasada influyó en cambiar sus puntos de vista, o qué influencia tuvo eso para llegar a este cambio o considerar el aplazamiento?

Creo que ha visto en mi carta a los atletas que me identifico mucho con ellos y que todos tenemos que abordar la situación de incertidumbre, que claramente está afectando al nerviosismo. Esta es una situación en la que nunca hemos estado ni queríamos estar. Esto es, por lo tanto, para los atletas, una situación extremadamente difícil en muchas partes del mundo. También hemos tenido mucha comprensión de muchos atletas de todo el mundo. Por lo tanto, nuestro enfoque siempre fue adaptarnos a la situación en el momento adecuado y lo antes posible.

Hemos visto, si nos fijamos en este desarrollo general, un cambio claro en el enfoque.

Al principio, la pregunta era si Japón podría ofrecer condiciones seguras para dar la bienvenida a los atletas del mundo. En ese momento, teníamos una confianza cada vez mayor en los desarrollos en Japón, viendo todas las medidas que se estaban tomando, viendo las cifras, y teníamos la confianza de que, en cuatro meses y medio, se podrían ofrecer estas condiciones seguras.

Pero, entonces, tuvimos esta gran ola proveniente del resto del mundo y estos avances muy, muy preocupantes, en particular en los últimos días. Obviamente, África está al comienzo de la propagación del virus, y la Organización Mundial de la Salud dijo hace un par de horas que África tiene que prepararse para lo peor. Vemos que los números aumentan en muchas otras partes del mundo.

Es por eso que, siguiendo los principios que establecimos para proteger siempre la salud de los atletas, contribuir a la contención del virus y cuidar a las personas afectadas por el virus en todo el mundo, dimos estos pasos, cuyos resultados puede ver ahora. Si está interesado, para darle algunas cifras sobre lo que significa acelerar rápidamente: el virus tardó 67 días en llegar a los primeros 100.000 casos. Luego, después de 11 días, tuvimos 200.000, y cuatro días después, 300.000. Ahora estamos por encima de 375.000. Hay casos en todo el mundo, y estos son solo los casos reportados.

¿Cree que esta es la peor crisis del Movimiento Olímpico desde la Segunda y Primera Guerra Mundial, que obligó al COI a cancelar los Juegos Olímpicos?

Las comparaciones siempre son peligrosas porque se pueden interpretar de maneras muy diferentes. Comparar un aplazamiento de los Juegos, porque usted está preguntando acerca de los Juegos, con una cancelación debido a una guerra, creo que no es lo correcto si se tiene en cuenta el sufrimiento humano creado por las guerras y lo que una guerra trae consigo durante tantos años. Lo que podemos decir es que es una crisis sin precedentes para la humanidad. Nunca antes habíamos visto una propagación así de un virus en todo el mundo. Por lo tanto, también es un desafío sin precedentes para los Juegos Olímpicos. Por eso, que yo sepa, este aplazamiento de los Juegos es el primero en la historia Olímpica.

Las Federaciones Internacionales dependen del dinero Olímpico para sobrevivir. Muchas de ellas ya tienen problemas. ¿Van a sobrevivir sin dinero Olímpico en los próximos meses? ¿Planea ayudarlos?

Como comprenderán, hoy no discutimos este tema con el Primer Ministro Abe. En este momento, se trata de organizar y comprometerse con la organización de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. El principio y el criterio básicos son salvaguardar la salud de los atletas y todos los involucrados y contribuir a la contención del virus. Cualquier otro interés particular de alguien más debería venir después de eso. Se trata de la vida humana y la salud de los seres humanos.

Nadie puede saber si la situación estará bajo control para el próximo verano. Entonces, si la situación no mejora, ¿reconsiderará la posibilidad de aplazamiento o cancelación?

En segundo lugar, ¿todavía planea visitar Japón y Hiroshima en mayo o reconsiderará este plan?

La preocupación y el compromiso del COI es organizar los Juegos Olímpicos en un entorno y de una manera que salvaguarde la salud de todas las personas involucradas, de cada participante. Este compromiso no cambiará, y este principio nos guiará en todas las decisiones que estamos tomando, ya que nos ha guiado en todas las decisiones que hemos estado tomando en el pasado reciente.

Mi visita a Japón en el mes de mayo fue discutida entre el Primer Ministro y yo durante la conversación telefónica. Vendré a Japón en las fechas planificadas, y estaré feliz de estar en Japón para mostrar, a través de mi presencia, nuestro pleno compromiso con el éxito de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y expresar nuestro agradecimiento al Comité Organizador, a todos niveles de gobierno, y a todos los japoneses por el gran trabajo que han estado haciendo hasta ahora en la preparación de estos Juegos Olímpicos. También por su entusiasmo por estos Juegos, por su apoyo a estos Juegos y por asegurarles que estamos totalmente comprometidos a llevarlos, finalmente, al éxito, lo cual, como el Primer Ministro Abe y yo hemos dicho antes, será una celebración de que la humanidad haya superado esta crisis sin precedentes del coronavirus.

El Campeonato Mundial de Atletismo y Natación también se llevará a cabo el próximo año. ¿Será esto un desafío en términos de la organización si los Juegos Olímpicos tuvieran lugar durante el verano de 2021?

Estas son exactamente las razones por las cuales el domingo decidimos que necesitamos al menos cuatro semanas para abordar estas preguntas. Estos eventos no son los únicos. Los Juegos Olímpicos son el evento más complejo del mundo. Reunir a 11.000 atletas de 206 Comités Olímpicos Nacionales más el Equipo Olímpico de Refugiados del COI; tener el Comité Organizador a bordo; los partidarios, los patrocinadores, los medios; estar alineado con las Federaciones Internacionales, los Comités Olímpicos Nacionales. Solo estoy nombrando algunas de las piezas de este rompecabezas.

Esto lleva algo de tiempo y la Comisión de Coordinación ya ha comenzado el trabajo. Desde el domingo, ya ha habido contacto con varias partes interesadas, y estamos seguros de que llegarán a un buen resultado para hacer de estos Juegos el éxito que todos queremos que sean. Estoy seguro de que las Federaciones Internacionales, junto con sus atletas, también tienen el mayor interés en poder competir en los Juegos Olímpicos.