Playback Río: Uchimura y Verniaiev se muestran respeto mutuo después de una increíble final

El medallista de plata Oleg Verniaiev de Ucrania, el medallista de oro Kohei Uchimura de Japón y el medallista de bronce Max Whitlock de Gran Bretaña posan para las fotógrafos después de la ceremonia de entrega de medallas para la final individual masculina de gimnasia en los Juegos Olímpicos de Río 2016.
El medallista de plata Oleg Verniaiev de Ucrania, el medallista de oro Kohei Uchimura de Japón y el medallista de bronce Max Whitlock de Gran Bretaña posan para las fotógrafos después de la ceremonia de entrega de medallas para la final individual masculina de gimnasia en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Japón ganó un total de 41 medallas (12 de oro, 8 de plata y 21 de bronce) en los Juegos Olímpicos de Río 2016, pero ¿qué pensamientos pasaron por la mente de los atletas japoneses cuando aparecieron en el escenario más grande de todos? En esta serie, recordamos los increíbles eventos de Brasil que aún están frescos en la memoria colectiva del próximo país anfitrión

El japones Uchimura gana el oro en gimnasia artística
02:06

Resultados

Primer lugar: UCHIMURA Kohei (Japón) 92.365 puntos

Segundo lugar: Oleg VERNIAIEV (Ucrania) 92.266 puntos

Tercer lugar: Max WHITLOCK (Gran Bretaña) 90.641 puntos

UCHIMURA Kohei nunca había estado tan desesperado como cuando terminó en segundo lugar después del quinto evento, las barras paralelas, y iba por detrás del gimnasta ucraniano Oleg VERNIAIEV por 0.901 puntos.

Aunque la barra horizontal restante era su especialidad, parecía casi imposible alcanzar la puntuación de Verniaiev, que era más alta por casi un punto entero. El "Rey" Uchimura parecía estar al borde de la derrota en la competición general individual, que había ganado continuamente en todas las ediciones de los Campeonatos Mundiales y los Juegos Olímpicos desde 2009.

Con una intensidad de morderse las uñas, la multitud observó lo que resultó ser un momento histórico.

Enfrentando quizás la situación más desalentadora de su carrera, Uchimura demostró la fuerza distintiva que le había permitido reinar como campeón durante tantos años. Antes de Verniaiev, Uchimura presentó un rendimiento perfecto en la barra horizontal con cuatro movimientos de lanzamiento espectaculares, incluida una Cassina, así como un aterrizaje sólido, presionando al gimnasta ucraniano con una puntuación de 15.800.

En contraste, Verniaiev, quien actuó inmediatamente después de Uchimura, parecía un poco tenso. Aunque mostró todos los elementos de manera constante, perdió ligeramente el equilibrio al aterrizar, momento en el que desafortunadamente dio un paso adelante. En el momento en que Verniaiev vio su propia puntuación, 14.800, extendió los brazos con decepción.

Kohei Uchimura de Japón compite en la barra horizontal durante la final individual masculina en los Juegos Olímpicos de Río 2016. (Foto por Matthias Hangst/Getty Images)
Kohei Uchimura de Japón compite en la barra horizontal durante la final individual masculina en los Juegos Olímpicos de Río 2016. (Foto por Matthias Hangst/Getty Images)
2016 Getty Images

Uchimura comentó: “Nunca me había sentido tan cerca de perder. Oleg se desempeñó bien durante toda la competición. La próxima vez que compitamos en un escenario importante, no estoy seguro de poder vencerlo".

Después de la competición, Uchimura enfatizó lo desesperado que se sentía y reconoció el desempeño sobresaliente de su rival.

Al principio, Uchimura anotó 15.766 puntos en el ejercicio de suelo, con un buen comienzo. Mientras tanto, Verniaiev igualó su marca en cuatro eventos con puntuaciones superiores a 15 puntos y además aumentó su ventaja con una poderosa puntuación de 16.100 en las barras paralelas, el quinto evento. Sin embargo, Uchimura mantuvo la calma.

"Oleg logró una puntuación sobresaliente en las barras paralelas, así que sabía que todo se reduciría a la barra horizontal. Conocía las puntuaciones, pero en lugar de hacer las matemáticas en detalle, pensé que debería concentrarme en dar lo mejor de mi mismo, y dejar que el resultado se valiera por si solo. Estaba decidido a ir por todo en la barra horizontal", dijo.

La compostura y la determinación de Uchimura se tradujeron en una gran actuación en el evento final.

El gimnasta recordó con orgullo: "Pensé para mí mismo que mientras pudiera mostrar todas mis fortalezas, estaría listo para aceptar la derrota, lo que probablemente es la razón por la que pude tener un buen desempeño".

Un incidente en la conferencia de prensa dada por los medallistas agregó un elemento extra a la hermosa batalla.

Un periodista le preguntó a Uchimura si creía que los jueces lo habían favorecido mucho. El campeón mantuvo la calma y respondió: “Absolutamente no. Creo que los jueces hicieron juicios justos para todas las gimnastas".

Fue Verniaiev quien claramente mostró rechazo por la pregunta. El ucraniano refutó la afirmación sin rodeos, diciendo que Uchimura siempre había obtenido puntuaciones altas a lo largo de su carrera y que la pregunta era superflua.

Luego pasó a mostrar su respeto por Uchimura, diciendo: “Él ya es una leyenda. Fui feliz de haber podido competir con él".

La integridad y el comportamiento honorable de Verniaiev embellecieron aún más la belleza de una final excepcional.