Playback Rio: MIZUTANI Jun, una inspiración para una generación

RIO DE JANEIRO, BRASIL - 15 DE AGOSTO: Jun Mizutani de Japón jugando contra Timo Boll de Alemania durante la semifinal del equipo masculino en el día 10 de los Juegos Olímpicos de Río 2016 en Riocentro - Pabellón 3 el 15 de agosto de 2016, en Río de Janeiro, Brasil.
RIO DE JANEIRO, BRASIL - 15 DE AGOSTO: Jun Mizutani de Japón jugando contra Timo Boll de Alemania durante la semifinal del equipo masculino en el día 10 de los Juegos Olímpicos de Río 2016 en Riocentro - Pabellón 3 el 15 de agosto de 2016, en Río de Janeiro, Brasil.

Japón ganó un total de 41 medallas (12 de oro, 8 de plata y 21 de bronce) en los Juegos Olímpicos de Río 2016, pero ¿qué pensamientos pasaron por la mente de los atletas japoneses cuando aparecieron en el escenario más grande de todos? En esta serie, recordamos los increíbles eventos de Brasil que aún están frescos en la memoria colectiva del próximo país anfitrión.

Tenis de mesa: Partido por el bronce masculino | Reviviendo Río 2016
51:44

"Yosshaaaah!" ["¡Sí!"] gritó MIZUTANI Jun con todas sus fuerzas, levantando sus brazos al aire mientras se desplomaba en el suelo en total euforia. El golpe de Vladimir SAMSONOV había alcanzado la red, permitiendo a Mizutani hacerse con la medalla de bronce en sus terceros Juegos Olímpicos, una hazaña histórica para el tenis de mesa japonés, tanto en la categoría masculina como la femenina.

Mizutani había mantenido la ventaja durante todo el partido por la medalla de bronce. Siguiendo su propia creencia de que la clave de la victoria era tomar la delantera lo más pronto posible, ganó el primer y el segundo juego. Aunque perdió el tercer juego, en el cuarto mostró una habilidad sobresaliente.

En el quinto juego, cada punto parecía cada vez más laborioso a medida que se acercaba la victoria. "Samsonov ganó cada uno de sus puntos sin esfuerzo, pero tuve que acertar cinco o seis tiros para anotar cada uno de los míos", comenta Mizutani.

Sin embargo, cuando la puntuación alcanzó el punto de partido en 10-8, Mizutani lo dio todo, pensando que se arrepentiría por el resto de su vida si no lograba obtener el punto final. La emoción fue seguida inmediatamente por pura alegría.

Mientras Mizutani yacía boca arriba saboreando el momento después de su victoria, recuerdos de su larga vida en el tenis de mesa, con multitud de partidos y entrenamientos, pasaron por su mente.

RIO DE JANEIRO, BRASIL - 14 DE AGOSTO: Los seguidores se toman fotos con Jun Mizutani de Japón durante el partido de cuartos de final masculino de tenis de mesa entre Japón y Hong Kong el 14 de agosto de 2016, en Río de Janeiro, Brasil.
RIO DE JANEIRO, BRASIL - 14 DE AGOSTO: Los seguidores se toman fotos con Jun Mizutani de Japón durante el partido de cuartos de final masculino de tenis de mesa entre Japón y Hong Kong el 14 de agosto de 2016, en Río de Janeiro, Brasil.
Lars Baron/Getty Images

Su primer hito fue jugar en el Campeonato Mundial de Tenis de Mesa en abril de 2005 a la edad de 15 años y 10 meses. En el All Japan Table Tennis Championships, ganó la corona ocho veces durante una década a partir de 2007.

A pesar de ser el campeón de tenis de mesa en Japón, Mizutani no pudo dominar a los principales jugadores del mundo en los dos anteriores Juegos Olímpicos, ya que fue derrotado en la tercera ronda en los Juegos de Pekín 2008 y en la ronda de 16 en los Juegos de Londres 2012. Estaba especialmente devastado por su derrota en Londres ya que había grandes expectativas de que conseguiría una medalla.

Hubo un momento en que Mizutani se mantuvo alejado del tenis de mesa durante meses después del Campeonato Mundial de Tenis de Mesa 2013, donde fue derrotado en la primera ronda.

"Mi estilo de tenis de mesa era un caos total después de Londres 2012. No pude evitar pensar que mi carrera estaba en una espiral descendente de la que nunca podría recuperarme. Esto me llevó a uno de los puntos más bajos de mi vida”, recuerda.

Después de preguntarse repetidamente si realmente era el momento adecuado para retirarse, se dio cuenta de que su verdadero deseo era lograr más "a nivel internacional".

En el mismo año, Mizutani participó en la Liga Rusa y contrató a un entrenador privado en exclusiva. Recuperó la confianza en sí mismo cuando comenzó a ganar nuevamente y permaneció constantemente entre los 10 mejores jugadores del mundo desde 2014.

El jugador decidió asumir el desafío de jugar en los Juegos Olímpicos de Río 2016 con la convicción de que estaba listo para hacerlo.

Mizutani se distanció del estado mental que lo había frenado en los dos Juegos Olímpicos anteriores, y adquirió una mentalidad completamente nueva. Incluso cuando fue derrotado por MA Long de China en la semifinal, se mantuvo concentrado para sacar lecciones de su pérdida y mejorar en el siguiente partido por la medalla de bronce.

"Pude ver que Samsonov estaba tenso, así que me las arreglé para mantener la calma. Ma Long me ayudó a crecer más en la semifinal", apunta.

Su medalla de bronce supuso un antes y un después para los jugadores japoneses, siempre con reparos para enfrentarse a sus colegas chinos. Los talentos prometedores podrán continuar por el camino pavimentado por Mizutani, alentados por el hecho de que un jugador japonés puede llegar a ganar una medalla.

“En un futuro lejano, podremos vencer a los chinos. Estamos trabajando duro para lograr ese objetivo”, añade el medallista Olímpico.

Japón continúa persiguiendo su sueño, cuyo posible cumplimiento se demostró en Río. La medalla de bronce de Mizutani anunció una nueva era en el tenis de mesa japonés y proporcionó una guía para los jóvenes aspirantes a medalla.