Playback Río: la derrota en Kazán hace que KANETO Rie rompa con su pasado

1685604_Highlights-_06-_Swimming-_Women-_200m_Breast_Final_01-01-32-02_1586868288095.jpeg

Japón ganó un total de 41 medallas (12 de oro, 8 de plata y 21 de bronce) en los Juegos Olímpicos de Río 2016, pero ¿qué pensamientos pasaron por la mente de los atletas japoneses cuando aparecieron en el escenario más grande de todos? En esta serie, recordamos los increíbles eventos de Brasil que aún están frescos en la memoria colectiva del próximo país anfitrión

Resultados de los 200 m braza femeninos

Primer lugar: KANETO Rie (Japón) 02:20.30

Segundo lugar: Yulia Efimova (Federación Rusa) 02:21.97

Tercer lugar: SHI Jinglin (República Popular China) 02:22.28

La primera medalla que KANETO Rie logró en los Juegos Olímpicos o Mundiales llegó del brillante color del oro. Ella tenía 27 años cuando finalmente alcanzó esa medalla que tanto tiempo había buscado. A pesar de haber competido de tú a tú con las mejores nadadora del mundo de braza -en términos de habilidad- nunca había conseguido asegurarse una medalla. Sin embargo, su logro en los Juegos Olímpicos de Río 2016 hizo que desaparecieran todas las dudas sobre su debilidad en situaciones bajo presión.

"Tengo sentimientos encontrados. Por un lado, estoy exultante. Pero por el otro, quiero pedir perdón por haber tenido a todos esperando por tanto tiempo. He tenido varias oportunidades de ganar una medalla, pero simplemente no pude hacerlo. Ahora he sido finalmente capaz de escuchar el Kimigayo (himno japonés) sonando por mí en el podio y estoy muy feliz de haber sido capaz de hacer feliz a todo el mundo", dijo radiante entonces.

Su plan era guardar energía en los primeros 100 m de la carrera, para poder alcanzar a sus rivales en los otros 100 m siguientes. Kaneto hizo un gran esfuerzo para remontar. "En los últimos 50 m, nadé con todas mis fuerzas, creyendo que todo el trabajo que había hecho era para este tramo final de la carrera”, explicó. Manteniendo su liderazgo, demostró una fuerza abrumadora al terminar más de un segundo por delante de la nadadora que acabó en segundo lugar.

En los Juegos de Pekín 2008, los primeros Juegos Olímpicos en los que compitió -con 19 años, llegó en séptima posición. Compitió en cuatro Campeonatos del Mundo consecutivos desde 2009, pero en todos ellos se quedó cerca del podio. Lo mismo le pasó en los Juegos de Londres 2012, para los que había puesto muy esfuerzo. Después de terminar en sexta plaza en los Mundiales de 2015, en Kazán (Rusia), llegó incluso a plantearse la retirada.

Rie Kaneto, de Japón, compite en la final de 200 m braza de los Juegos Olímpicos de Río 2016.  (Imagen por Adam Pretty/Getty Images)
Rie Kaneto, de Japón, compite en la final de 200 m braza de los Juegos Olímpicos de Río 2016. (Imagen por Adam Pretty/Getty Images)
2016 Getty Images

Sin embargo, el decepcionante resultado en el Mundial sirvió para encender su espíritu competitivo. "Esto no puede ser el final de mi carrera en natación", pensó. Y así se reafirmó en romper con su pasado y cambiar de cara a los Juegos Olímpicos que iban a tener lugar al año siguiente. La extensión a la que llevó este cambio drástico incluso sorprendió a su entrenador, KATO Tsuyoshi.

"Nada nunca le ha ido bien, pero estaba muy decepcionada consigo misma en Kazán, y creo que fue el motor más grande para su cambio. Ella dejó de evadirme cada vez que podía. Creo que ella realmente pensaba que su carrera estaba en el límite y sacó la determinación para hacer todo lo que estuviera en su mano para cambiar las cosas", dijo el entrenador.

Trabajó para mejorar su estilo de nado y dio lo mejor de sí en los entrenamientos, lo que dio resultados en el siguiente año Olímpico. En una competición en febrero de 2016, nadó los 200 m en un tiempo de 02:20.04, con el que rompió el récord nacional de Japón. Además, marcó 02:19.65 en los campeonatos nacionales, en abril, y se convirtió en la primera nadadora mujer en bajar de los 02:20. Su tiempo, además, fue el mejor del mundo en la temporada, y Kaneto se convirtió de repente en la favorita por el oro en Río de Janeiro.

Los Juegos Olímpicos de Río 2016 le dieron a Kaneto otra oportunidad de conseguir una medalla, y en esta ocasión ya no tenía falta de confianza. "Daré lo mejor de mí para llegar a meta la primera", dijo antes de competir. Y eso es exactamente lo que hizo para conseguir el oro.

"Si hubiera conseguido una medalla en el Mundial del año anterior, definitivamente no habría alcanzado esto. Fue la derrota lo que activó realmente mi espíritu competitivo y me forzó a darme cuenta de que tenía que cambiar", explicó.

El camino a la medalla de oro fue largo y duro, lo que hizo de esta presea algo incluso más dulce. El entrenador de Kaneto, Kato, puso en valor lo que había hecho su preciada atleta, diciendo: "Estoy impactado de todo lo que puede cambiar una persona".

Tras superar fallo tras fallo, ella nunca se rindió.

La medallista de oro Rie Kaneto, de Japón, celebra en el podio su oro en la final de 200 m braza en los Juegos Olímpicos de Río 2016.  (Imagen por Clive Rose/Getty Images)
La medallista de oro Rie Kaneto, de Japón, celebra en el podio su oro en la final de 200 m braza en los Juegos Olímpicos de Río 2016. (Imagen por Clive Rose/Getty Images)
2016 Getty Images