Pioneros: ICHO Kaori - "Solo puede ser oro"

RIO DE JANEIRO, BRAZIL - AUGUST 17:  (L-R) Silver medalist Valeriia Koblova Zholobova of Russia, gold medalist Kaori Icho of Japan, bronze medalist Marwa Amri of Tunisia and bronze medalist Sakshi Malik of India stand on the podium during the medal ceremony after the Women's Freestyle 58 kg competition on Day 12 of the Rio 2016 Olympic Games at Caioca Arena 2 on August 17, 2016 in Rio de Janeiro, Brazil.  (Photo by Lars Baron/Getty Images)

En todos los tiempos ha habido pioneros en territorios vírgenes. En esta serie, echamos una mirada atrás hacia los atletas pasados que guiaron a Japón y lograron éxitos sin precedentes para esta nación. En esta segunda parte de la serie, repasamos la historia de ICHO Kaori, que ganó su cuarta medalla de oro Olímpica en lucha en Río 2016

En el momento en el que Icho se convirtió en la primera mujer Olímpica en conseguir su cuarta medalla de oro individual consecutiva, la expresión severa de su rostro permaneció inalterable. Pero ya en el más alto escalón del podio Olímpico, sonrió, aprentando fuerte sus labios. Cuando sonó el Kimigayo, el himno nacional de Japón, miró hacia arriba en dos ocasiones. "Ahora siento que esto es real", dijo.

La lucha femenina se añadió al programa Olímpico en Atenas 2004, que precisamente fueron los primeros Juegos en los que Icho compitió, con 20 años. Así, ganó tres medallas de oro Olímpicas de manera consecutiva en la categoría de 63 kilos. En Río 2016, participó por primera vez en la categoría de 58 kg.

"Soy inflexible sobre ganar", dijo Icho antes del combate, dejando salir a la luz unas palabras que normalmente se habría guardado para sí misma. A pesar de cambiar la categoría de peso, consiguió avanzar de manera firme de la primera ronda hasta la final. Estaba dentro de las previsiones que consiguiera un oro, el cual le convertiría en la primera atleta femenina en conseguir cuatro preseas doradas de manera consecutiva en eventos individuales. Por ello, se encontraba bajo el foco de atención. En el combate final, a pesar de conseguir el primer punto, Icho dejó que su oponente rusa, Valeriia Koblova Zholobova diera la vuelta al marcador durante el primer minuto, cuando solo habían pasado dos minutos.

Con el marcador 1-2, el combate entró en su fase final. El público permanecía callado, dentro de un suspense sobre si Icho conseguiría o no su cuarta victoria consecutiva. Sin embargo, en el segundo periodo, con 15 segundos para el final, Icho desplegó su tenacidad. Rompió el agarre en su pierna derecha, y giró tras su oponente para realizar una inversión en los últimos cinco segundos. En medio del rugir de la afición, sonó el pitido que marcaba el final.

RÍO DE JANEIRO, BRASIL - 17 DE AGOSTO: Valeriia Koblova Zholobova, de Rusia (azul), compite contra Icho Kaori, de Japón, en la final de lucha libre de 58 kg en los Juegos de Río 2016.
RÍO DE JANEIRO, BRASIL - 17 DE AGOSTO: Valeriia Koblova Zholobova, de Rusia (azul), compite contra Icho Kaori, de Japón, en la final de lucha libre de 58 kg en los Juegos de Río 2016.
Lars Baron/Getty Images

"Solo puede ser un oro", dijo Icho.

Después de amasar 189 victorias consecutivas en 13 años, desde 2003 (excepto una derrota por omisión), Icho finalmente fue vencida en una competición internacional que tuvo lugar en Rusia en enero de 2016, el año de los Juegos Olímpicos. "Sería una pérdida si no consigo aprender una lección de esta derrota", expresó con la medalla de plata en su cuello. Ganar el oro se había convertido en su norma, pero la derrota en Rusia le hizo volver a lo básico, relanzando su búsqueda inflexible por la victoria.

Icho, que nació en 1984 en la prefectura de Aomori, empezó en la lucha siguiendo los pasos de su hermano y su hermana mayores en este deporte. Siempre entrenó con luchadores más grandes que ella, lo que le ayudó a establecer un estilo propio de desgastar a los oponentes antes de iniciar los ataques. Tras cambiar de la clase 56 kg a la de 63 kg, se ha vuelto invencible. Además de haber conseguido 189 victorias consecutivas y cuatro medallas Olímpicas de oro seguidas, también ha sido galardonada con el Premio de Honor del Pueblo y la Medalla con la Cinta Morada.

A la altura de las altas expectativas puestas en ella, ella estuvo en los más alto del podio cuatro veces consecutivas después de dar la vuelta al marcador antes del final del combate. A pesar de las 189 victorias seguidas, aquella única derrota fue lo que hizo de Icho incluso más fuerte. "Quiero expresar mi gratitud a la toda la gente que pueda", dijo Icho entonces.

Y devolvió aquel apoyo en forma de medalla de oro, mientras conseguía una hazaña sin precedentes.