Persiguiendo la perfección: el Dream Team de la República Popular de China en saltos

Las saltadoras chinas Hao Wang y Chen compiten en los Juegos de Londres 2012. (Imagen por Al Bello/Getty Images)
Las saltadoras chinas Hao Wang y Chen compiten en los Juegos de Londres 2012. (Imagen por Al Bello/Getty Images)

A lo largo de la historia de los Juegos, varios equipos han alcanzado tal altura que solo pueden describirse como increíbles. Tokio 2020 revisa las historias de estos equipos inolvidables y los jugadores estrella que fueron claves en la competición. En un nuevo capítulo de esta serie repasamos la historia del equipo de saltos de la República Popular de China, que ha destacado en la competición por casi dos décadas 

Cómo empezó

El deporte de los saltos debutó en San Luis 1904 y, por los siguientes 80 años, Estados Unidos dominó el medallero. Pero en 1984, la República Popular de China se unió a la competición y todo cambió.

Desde que su primera campeona Olímpica, ZHOU Jihong, se impuso en la prueba femenina de plataforma de 10 m en Los Ángeles 1984, China ha ganado 40 medallas de oro de las 56 posibles, llevando a casa la mayor cantidad de medallas de oro en saltos en cada edición de los Juegos Olímpicos.

En pocas palabras, China tiene el mejor equipo de saltos en el mundo. Igualmente, el equipo ha contribuido en conseguir la mayor cantidad de medallas para China que cualquier otro deporte Olímpico. Es por ello por lo que se le conoce como el 'Dream Team', en su país.

Shi consigue la medalla de oro en clavados
02:02

Tingmao Shi consigue el oro para China al superar a sus rivales de los clavados en trampolín 3 metros femenino por más de 18 puntos.

Los deportistas clave

Pasan unos 1,8 segundos desde el momento del salto del trampolín hasta aterrizar en la piscina. Varios atletas chinos han pasado décadas puliendo su destreza para lograr unos 1,8 segundos perfectos.

Zhou, la primera saltadora china en ser oficialmente incluida en el Salón de la Fama de la Natación Internacional, dedicó casi toda su vida a perfeccionar su técnica. En Los Ángeles 1984, Zhou se impuso a su compatriota CHEN Xiaoxia, quien había arrancado la competición como favorita. En 1990 regresó al equipo nacional como entrenadora, y en 1998 fue nombrada líder del equipo nacional de saltos de la República Popular de China.

Desde que Zhou tomó las riendas, el equipo ha ganado 31 medallas de oro.

De Zhou a FU Mingxia, de GUO Jingjing a WU Minxia, las estrellas femeninas de saltos de China han monopolizado el deporte por tanto tiempo que ningún otro equipo se ha acercado. En China se las conoce como las 'Reinas de los Saltos' (the Diving Queens).

Fu fue de las primeras en ganarse ese título. En su debut internacional en Barcelona 1992, a los 14 años de edad, ganó el oro en plataforma de 10 m, y se convirtió en unas de las campeonas Olímpicas más jóvenes de la historia. En los siguientes tres Juegos Olímpicos, ganó otras tres medallas de oro y una de plata, y se convirtió en la saltadora china más laureada, hasta que pasó su corona a su compañera, Guo, en trampolín de 3 m.

Guo compitió en cuatro Juegos Olímpicos de manera consecutiva, llevando a casa cuatro medallas de oro, en trampolín de 3 m y la prueba sincronizada en Atenas 2004 y Pekín 2008. Guo cautivó a China, no solo por su dominio en la piscina, sino también por su elegancia y glamour fuera del agua.

Por mucho tiempo se dijo que la compañera de Gou en trampolín de 3 metros, Wu, vivía a su sombra. Pero en Río 2016, Wu reeditó los libros al ganar su cuarto oro seguido en la prueba de trampolín de 3 m sincronizado. Con siete medallas, se convirtió en la saltadora más laureada en la historia del deporte y la única en ganar cuatro oros en una misma prueba.

Guo Jingjing y Wu Minxia de la República Popular de China posan con sus medallas de oro en Pekín 2008. (Imagen por Al Bello/Getty Images)
Guo Jingjing y Wu Minxia de la República Popular de China posan con sus medallas de oro en Pekín 2008. (Imagen por Al Bello/Getty Images)
2008 Getty Images

El principal objetivo: la victoria absoluta

Desde la inclusión de las variantes sincronizadas en las pruebas individuales en Sídney 2000, la meta de China ha sido una victoria absoluta de las ocho medallas doradas en pugna.

Tuvieron un inicio fuerte, con cinco medallas de oro en Sídney. Cuatro años después, en Atenas, el equipo llegó a seis preseas. En 2008, siendo anfitriones en los Juegos de Pekín, solo cedieron un oro, en plataforma de 10 m. En Londres 2012, el equipo chino perdió en ambas pruebas individuales masculinas, cerrando esos Juegos con seis doradas.

Lo más cerca que el equipo estuvo de lograr su principal objetivo fue en Río 2016, cuando las mujeres ganaron los cuatro oros. Pero el equipo masculino de CAO Yuan y QIN Kai perdió ante Gran Bretaña, con Jack Laugher y Chris Mears, en trampolín de 3 m sincronizado, aplastando la posibilidad de una victoria absoluta.

¿Qué pasó después?

La batalla del equipo chino de saltos por la supremacía continúa.

Con Tokio 2020 en el horizonte, su meta no es solo comandar el medallero, sino ganar todas las medallas posibles. Entre Río y Tokio, los equipos chinos han competido en dos Campeonatos Mundiales, una Copa del Mundo, y unos Juegos Asiáticos. China ganó todas las medallas de oro disponibles en la Copa del Mundo y los Juegos Asiáticos, mientras que en los Mundiales de Gwangju 2019, el equipo ganó 12 títulos, incluyendo las ocho pruebas Olímpicas.

Debido a la Covid-19 y al aplazamiento de los Juegos, la Asociación China de Natación decidió borrar los puntos que sus saltadores habían acumulado antes y comenzar de nuevo el proceso de clasificación. La lista final de seleccionados todavía está pendiente, debido a que el último clasificatorio será en mayo.

En diciembre de 2020 y enero de 2021, los primeros dos clasificatorios vieron a jóvenes saltadores sorprender a los espectadores mientras que los veteranos demostraron su experiencia. La gran preocupación de China parece estar en tener que elegir entre una gran cantidad de grandes saltadores.

Pero quienesquiera representen al país en Tokio, lo seguro es que impresionarán al mundo con sus intentos de perfección. Al parecer, el 'Dream Team' de la República Popular de China siempre centrado en no decepcionar a sus aficionados.