Paladas de éxito

RIO DE JANEIRO, BRASIL - 18 DE AGOSTO: Saul Craviotto y Cristian Toro de España celebran su victoria después de ganar el oro en el evento masculino de kayak double 200 m en el estadio Lagoa el día 13 de los Juegos Olímpicos de Río 2016.
RIO DE JANEIRO, BRASIL - 18 DE AGOSTO: Saul Craviotto y Cristian Toro de España celebran su victoria después de ganar el oro en el evento masculino de kayak double 200 m en el estadio Lagoa el día 13 de los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Es el deporte en el que más medallas logró España en Río 2016 y sigue siendo una de las grandes apuestas del país para Tokio 2020. Pero, ¿por qué España es una potencia en piragüismo?

Con 16 medallas (cinco de oro, siete de plata y cuatro de bronce), el piragüismo es el deporte en el que España ha logrado más éxitos en los Juegos Olímpicos, por detrás de la vela (19).

Uno de sus deportistas más ilustres, David Cal, es el español que más preseas ha conseguido con sus cuatro platas y un oro conseguidos en tres Juegos Olímpicos.

Por su parte, otro palista, Saúl Craviotto, forma parte del grupo selecto de los seis deportistas con más de una medalla de oro Olímpica en España. Craviotto ha logrado dos oros, una plata y un bronce en tres Juegos.

Él fue una de las figuras destacadas en los Juegos Olímpicos de Río 2016, en los que España logró cuatro preseas en este deporte, ya que se convirtió en el que más medallas aportó a la delegación hispana en estos Juegos. Solo Alemania y Hungría -dos potencias históricas en piragüismo- se alzaron con más medallas que España.

Se hicieron con el oro Marcus Walz (K1 1000 m), Saúl Craviotto y Cristian Toro (K2 200 m) y Maialen Chorraut (eslalon, K1). Craviotto repitió medalla gracias a su bronce en K1 200 m.

LONDRES, INGLATERRA - 30 DE JULIO: Maialen Chourraut de España compite en las series de eslalon, K1, en el día 3 de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 en el Lee Valley White Water Center el 30 de julio de 2012, en Londres, Inglaterra.
LONDRES, INGLATERRA - 30 DE JULIO: Maialen Chourraut de España compite en las series de eslalon, K1, en el día 3 de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 en el Lee Valley White Water Center el 30 de julio de 2012, en Londres, Inglaterra.
2012 Getty Images

Mantener el brillo en Tokio 2020

El piragüismo español vive una situación muy dulce de cara a los Juegos Olímpicos de Tokio ya que ha conseguido clasificarse para todas las pruebas. Los atletas españoles estarán presentes en las cuatro pruebas de eslalon (C1 hombre y C1 mujer, K1 hombre y K1 mujer), algo que nunca había conseguido, y también en las cuatro pruebas de sprint (K1-200, K1-1000, K2-1000 y K4-500).

El altísimo nivel del piragüismo español y las plazas limitadas para Tokio (en sprint las normas obligan a llevar tan solo a seis palistas cuando las pruebas en las que se compite incluyen a ocho) obliga a la Federación Española a hacer descartes. Eso implica que hay medallistas mundiales que se quedarán sin Juegos y que tendrán que pelear por un sitio antes de la cita Olímpica. Las plazas no son nominales, sino que se otorgan al país.

“El proceso de selección va a ser lo más objetivo posible. Queremos llevar a los mejores y a los que más posibilidades de medalla tengan”, dijo Ekaitz Saies, director técnico de la Federación, a El País.

Un marco perfecto

Para entender el éxito de España en el cantonaje, hay que tener en cuenta la riqueza natural de este país para su práctica. España da muchas posibilidades a este tipo de actividades, tanto de manera lúdica como deportiva.

De hecho, desde los años 80 se disputan grandes competiciones internacionales en este país. Y esto va de la mano del auge del principal impulsor de este deporte en España, Herminio Menéndez. Tras sus éxitos, llegaron los del resto.

1992: El portador de la antorcha Hermino Menéndez-Rodrigo durante la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de 1992 celebrados en el estadio de Montjuïc en Barcelona, España.
1992: El portador de la antorcha Hermino Menéndez-Rodrigo durante la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de 1992 celebrados en el estadio de Montjuïc en Barcelona, España.

Herminio Menéndez, el precursor

Montreal 1976 fueron los primeros Juegos en los que España consiguió una medalla en unos Juegos Olímpicos en piragüismo. Lo hicieron en K4 1000 m Herminio Menéndez, Luis Ramos Misione, José López Díaz Flor y José Estebal Celorrio.

Ese fue el comienzo de la hegemonía de este deporte para los españoles en los Juegos Olímpicos. Cuatro años después, en Moscú 1980, Menéndez se subió al podio en dos ocasiones: en K2 500 m junto a Guillermo del Riego tras lograr la plata; y en K2 1000 M, de la mano de Luis Ramos Misione, con un bronce.

Recogieron el testigo en Los Ángeles 1984 Enrique Mínguez y Narciso Suárez, en C2 500 m. Después de estos Juegos, hubo que esperar un tiempo para volver a ver a España triunfar. Pero el éxito volvió en Atenas 2004, y a lo grande.

David Cal, el más laureado

El palista gallego David Cal es uno de los deportistas españoles más reputados y laureados, avalado por cinco medallas Olímpicas (1 oro y 4 platas), que le aseguran un lugar en el Olimpo español.

El deportista, que se retiró en el 2015, debutó en Atenas 2004, cuando se colgó dos metales: el oro en C-1 1000 metros, su distancia favorita, y la plata en C-1 500. Esto puso fin a la sequía de 20 años del piragüismo español en unos Juegos.

Aunque no pudo repetir victoria, Cal también tuvo un papel destacado en Pekín 2008 en C1 500 metros y C1 1000 metros, en las que sumó dos platas a su brillante trayectoria.

En Londres 2012 ganó su quinta presea Olímpica: plata en la prueba de C1 1000 m, donde fue superado por el alemán Sebastian Brendel. Se convirtió así en el deportista español con más medallas Olímpicas, por delante del ciclista en pista Joan Llaneras y a la tenista Arantxa Sánchez Vicario, ambos con cuatro metales.

View this post on Instagram

Feliz día Olímpico 😁 #olimpicday

A post shared by David (@davidcal_) on

Craviotto, leyenda viva del deporte

La era de David Cal dio paso a la de otro nombre propio: Saúl Craviotto. Lo ha ganado todo, incluso un famoso programa culinario en su país de origen.

Estar en Tokio supondría para él su cuarta participación en los Juegos Olímpicos. Debutó en Pekín 2008, cuando conquistó la primera medalla de oro en kayak en una final antológica de K2 500 metros al lado de su compañero Carlos Pérez Rial.

Sus éxitos se siguieron prolongando en los años posteriores. En Londres 2012 consiguió la plata en la prueba K1 200 metros. Y en Río 2016 volvió a ganar dos medallas, una de bronce en la prueba de K1 200 metros y otra de oro en la modalidad K2 200 m, junto a Cristian Toro.

Craviotto puede agrandar su leyenda, pues tendrá a tiro el récord de cinco medallas Olímpicas de David Cal en Tokio 2020. Gracias a sus méritos deportivos, que incluyen tres campeonatos del mundo, el palista tiene grandes posibilidades de ser el abanderado del equipo español en los próximos Juegos.

Pero aunque el éxito de España en este deporte se deba a la riqueza natural del país para practicarlo, y a los grandes nombres que han creado escuela en el país, Saúl Craviotto reconoce que los mayores logros no se consiguen solo entrenando.

Saúl Craviotto se asegura de disfrutar al máximo de la vida
01:50