Paavo Nurmi, el finlandés volador

Paris 1924, Atletismo, 1500m Masculino - Final, Paavo NURMI (Finlandia). Primero cruzando la línea de meta.
Paris 1924, Atletismo, 1500m Masculino - Final, Paavo NURMI (Finlandia). Primero cruzando la línea de meta.

Los Juegos Olímpicos están llenos de campeones, récords e historias fascinantes, pero son también una enciclopedia increíble de momentos extraños, graciosos, emotivos y tristes. Nos adentraremos en ellos un poco cada semana para conseguir ponerle una sonrisa en la cara o una lágrima en la mejilla. Esta semana: el corredor de media distancia que estableció dos récords Olímpicos en dos horas

Los antecedentes

Incluso antes de los Juegos Olímpicos de París 1924, el finlandés Paavo Nurmi era considerado uno de los mejores corredores de media distancia de todos los tiempos. Cuatro años antes, en los Juegos de Amberes, Nurmi había logrado un triplete impresionante al ganar el oro en los 10.000 m, la carrera de campo a través y las pruebas de campo a través por equipos. Pero los Juegos Olímpicos de Amberes también se destacaron por otro hecho notable: la medalla de plata que ganó en los 5.000 m, donde fue derrotado por el francés Joseph Guillemot, siendo la única vez que perdió una final Olímpica ante un corredor extranjero.

Y había muchas finales por llegar.

A finales de 1923, solo un año antes de los Juegos Olímpicos de París, Nurmi se encontraba en la envidiable posición de poseer tres récords mundiales en pista: la milla, los 5.000 my los 10.000 m.

Es una hazaña que no se había logrado antes y que nunca se ha logrado desde entonces.

Así que era justo decir que de cara a los Juegos de París, Nurmi era un firme favorito para el oro. Pero, por razones que escapan a su control, París 1924 sería cualquier cosa menos un viaje sencillo para el finlandés de altos vuelos.

Las finales

Nurmi llegó a París con un plan sin precedentes. “Seis meses antes, había decidido participar en todas las carreras Olímpicas entre los 1.500 y los 10.000”, explicó el atleta finlandés en una entrevista en el libro oficial de historia de los Juegos Olímpicos.

Sin embargo, preocupados de que su atleta estrella sufriera agotamiento, los líderes del equipo finlandeses convencieron a Nurmi de que abandonara los planes para competir en los 10.000 m. Incluso sin esa carrera de la que preocuparse, Nurmi todavía estaba inscrito en cinco vertiginosos eventos, incluidas las carreras individuales de 1.500 m, 5.000 m y campo a través, así como los eventos de 3.000 m y campo a través por equipos.

Pero, quizás el mayor de los desafíos de Nurmi ese año provino de los propios organizadores de la competición: las finales de 1.500 m y 5.000 m estaban programadas para el mismo día, con menos de dos horas de diferencia.

El 10 de julio, con un calor sofocante, Nurmi emprendió su búsqueda sin precedentes para ganar dos oros Olímpicos el mismo día. En los primeros 800 m de la final de 1.500 m, corrió tres segundos por debajo de su propio récord mundial. Logró la victoria después de que su rival más cercano se rindiera al final de la penúltima vuelta.

Increíblemente, había batido el récord Olímpico por más de tres segundos.

Menos de dos horas después, Nurmi se enfrentó un desafío aún mayor. No solo habían pasado menos de 120 minutos entre su victoria en los 1.500 m y la final de 5.000 m, sino que también se enfrentaba a quizás la única persona capaz de desafiarlo por la victoria: su compatriota Ville Ritola, que ya había triunfado en la carrera de obstáculos de 3.000 m y los 10.000 m.

Con la esperanza de intimidarlo, Ritola comenzó la final de 5.000 m a un ritmo de récord mundial, pero Nurmi aceptó el desafío, alcanzando al líder de la carrera antes de asegurarse el oro con otro récord Olímpico.

Al final, la carrera pareció un juego de niños para los espectadores en las gradas, y The Guardian llegó a describir la victoria como algo conseguido “sin esfuerzo aparente”.

Paris 1924, Atletismo, 5.000 m Masculino - Final, Ville RITOLA (Finlandia) 2º y Paavo NURMI (Finlandia) 1º cruzando la línea de meta.
Paris 1924, Atletismo, 5.000 m Masculino - Final, Ville RITOLA (Finlandia) 2º y Paavo NURMI (Finlandia) 1º cruzando la línea de meta.
© 1924 / Comité Olímpico Internacional (COI)

El resultado

Los Juegos Olímpicos de Nurmi en París aún no habían terminado. La carrera de campo a través del sábado lo vio alinearse contra 42 competidores con un calor insoportable. Solo 12 atletas terminaron la carrera de 10.000 m y el resto fue "recogido inconsciente a lo largo del recorrido". Uno de los atletas franceses que llegó al estadio se desorientó tanto que corrió directamente a las gradas, perdiendo el sentido en los últimos metros.

Pero Nurmi no enfrentó tales dificultades. Se proclamó vencedor más de 90 segundos por delante de su rival más cercano, antes de ganar otro oro con otro récord Olímpico en la carrera campo a través por equipos de 3.000 metros del domingo.

En Amsterdam 1928, Nurmi finalmente consiguió su deseo de volver a correr en los 10.000 m. Una vez más ganó el oro, superando el récord Olímpico de su compatriota Ritola -establecido en la carrera en la que no se le permitió competir cuatro años antes- por más de seis segundos.

Pero esta victoria demostraría ser la última para el increíble 'finlandés volador'. En los 5.000 m fue derrotado por su rival Ritola haciéndose con la plata y en la carrera de obstáculos de los 3.000 metros volvió a conseguir el segundo puesto, esta vez por detrás de su compatriota Toivo Loukola.

Después de los Juegos Olímpicos de 1928, Nurmi hizo planes para participar en el maratón de los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1932. Pero antes de que tuviera la oportunidad de agregar otro capítulo a su leyenda, al finlandés se le prohibió competir después de ser acusado por el Comité Olímpico Sueco de ser un atleta profesional.

Resultó ser el final de un viaje Olímpico inolvidable para el finlandés que batió récords y que hizo lo que parecía imposible con total facilidad.