Nooria Najafi: liderando el futuro de los deportistas adaptados en Afganistán

Durante los talleres, las entrenadoras, incluida Nooria, pudieron participar en sesiones prácticas en las que analizaron cómo entrenar a atletas con diferentes discapacidades.
Durante los talleres, las entrenadoras, incluida Nooria, pudieron participar en sesiones prácticas en las que analizaron cómo entrenar a atletas con diferentes discapacidades.

Nooria Najafi fue una de las 24 entrenadoras de Asia que llegaron a Japón en febrero para la segunda sesión del taller 'Road to Tokyo 2020', un programa diseñado para ayudar a impulsar los deportes Paralímpicos a través de los Comités Paralímpicos Nacionales (NPC).

Originaria de Nahor, provincia de Ghazni (Afganistán), pero ahora viviendo en la capital, Kabul, Nooria perdió su mano durante la Guerra Civil cuando tenía tres años. Su discapacidad, sin embargo, no le impidió practicar deportes. Cuando era niña ya jugaba a tenis de mesa, pero no fue hasta la adolescencia cuando empezó a especializarse en este deporte.

La jugadora de 23 años está clasificada como una de las mejores jugadoras de tenis de mesa en Afganistán entre los atletas con discapacidad y sin discapacidad. Desafortunadamente, Afganistán no tiene un equipo de tenis de mesa. A pesar de este revés, Nooria soñaba con representar a su país en Tokio 2020 en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos.

Nooria ha competido en varios torneos internacionales de tenis de mesa, tanto para atletas Paralímpicos como para atletas sin discapacidad, donde tenía un ranking de 604 en marzo de 2020.

Sin embargo, hace poco más de un año, Nooria tomó la decisión de comenzar a jugar y entrenar en bádminton, uno de los dos nuevos deportes que se incluyen en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020. Su debut internacional en este deporte se produjo a principios de 2019 en los Juegos Mundiales de la Federación Internacional de Deportes de Silla de Ruedas y Amputados (IWAS) después de recibir su primera clasificación internacional a principios de esa semana.

Durante los talleres, las entrenadoras, incluida Nooria, pudieron participar en sesiones prácticas en las que analizaron cómo entrenar a atletas con diferentes discapacidades.
Durante los talleres, las entrenadoras, incluida Nooria, pudieron participar en sesiones prácticas en las que analizaron cómo entrenar a atletas con diferentes discapacidades.

Como participante en el taller de bádminton 'Road to Tokyo 2020', Nooria dijo que el programa no solo ayudaría a su propio desarrollo sino también al de otros en su país.

"Es muy interesante para mí porque en Afganistán no tenemos entrenadores de bádminton, así que vine aquí y obtuve mucha información sobre el bádminton y sus jugadores, especialmente para personas con discapacidades", comentó.

De hecho, Afganistán solo ha enviado a seis atletas a los Juegos Paralímpicos desde su debut en Atlanta 1996 con solo una atleta femenina en el equipo.

Desafortunadamente, las atletas y las personas con discapacidades en Afganistán tienen muchas barreras para participar en deportes, desde no poder acceder a instalaciones de entrenamiento hasta entrenamientos limitados, acoso y una falta general de apoyo. Es algo que Nooria sabe muy bien.

Dado que el deporte femenino continúa creciendo y evolucionando en todo el mundo, organizaciones como la Fundación Agitos y el Comité Paralímpico Internacional (IPC) se han comprometido a una participación del 50% de las mujeres en todos los deportes Paralímpicos, así como en puestos de liderazgo.

Nooria durante la sesión teórica del taller de para-bádminton 'Road to Tokyo 2020'.
Nooria durante la sesión teórica del taller de para-bádminton 'Road to Tokyo 2020'.

"Creemos que, para tener más atletas femeninas, es importante entrenar a más entrenadoras", dijo el gerente sénior de Desarrollo de la Fundación Agitos, José Cabo.

"Las estadísticas muestran que solo el 17 por ciento de los técnicos que participaron en Río 2016 eran mujeres", explicó.

“Algunos países tienen muchas barreras para participar. Creemos que este tipo de estrategia, aunque no va a resolver todos los problemas que afectan la participación de las mujeres, ayudará. Por eso estamos tratando de obtener el 50 por ciento [participación de las mujeres] en todos los cursos que impartimos", añadió.

Para Nooria, apasionada de todos los deportes y que ha practicado desde tenis de mesa hasta natación, hubo momentos en los que tuvo problemas para recibir el entrenamiento que necesitaba para continuar su desarrollo como jugadora.

"Solía ​​jugar a tenis de mesa, pero en Afganistán las chicas no eran aceptadas en las clases, así que no podía esperar para asistir a esta clase. Estoy obteniendo mucha información”, dijo la graduada en una Licenciatura en Educación Física.

Con los Juegos Olímpicos y Paralímpicos acercándose rápidamente, cuando a Nooria se le pregunta si le gustaría regresar a Tokio para uno de los eventos deportivos más grandes del mundo, responde: "Inshallah" ("Si Dios quiere").

Con un crecimiento constante del número de mujeres en el deporte y nuevas iniciativas que brindan igualdad de oportunidades en todos los niveles, 'Road to Tokyo 2020' juega un papel vital en alentar a más mujeres y entrenadoras como Nooria a desempeñar un papel cada vez más importante en la difusión del movimiento Paralímpico en todo el mundo.