MUROFUSHI Koji: "No desperdicies las oportunidades que tengas. Acepta los desafíos"

Koji Murofushi, de Japón, celebra su bronce en el evento de lanzamiento de martillo de los Juegos Olímpicos de Londres 2012. (Imagen por Streeter Lecka/Getty Images)
Koji Murofushi, de Japón, celebra su bronce en el evento de lanzamiento de martillo de los Juegos Olímpicos de Londres 2012. (Imagen por Streeter Lecka/Getty Images)

Cuando se presta atención a las palabras de los atletas de élite hablando sobre sus trayectorias, se pueden encontrar muchas frases que pueden ayudarnos a llevar unas vidas mejores. Esto es porque, en el proceso de superar varios desafíos para llegar a un objetivo, los atletas de élite confrontan el camino que tienen por delante y valoran todas las opciones con la meta de realizar la mejor elección.

MUROFUSHI Koji es un medallista de oro en lanzamiento de martillo. Se convirtió en el primer atleta de Japón en ganar en un evento de este deporte (en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004), y volvió a ganar otra presea, la de bronce, en Londres 2012, cuando tenía 37 años. Koji actualmente sirve como Director Deportivo en el Comité Organizador de Tokio de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos (Tokio 2020), mientras también ayuda al desarrollo de atletas jóvenes en su rol como profesor en la Universidad Médica y Dental de Tokio.

Koji es una leyenda en el atletismo japonés, y sus palabras también están llenas de claves que nos podrían ayudar a vivir en estos tiempos difíciles que se sufren en todo el mundo a causa de la COVID-19.

Un desafío no relacionado con tu propio deporte

Koji tiene una trayectoria impresionante. Es campeón Olímpico, también ganó un título Mundial y logró 20 victorias consecutivas en los Campeonatos de Atletismo de Japón. Su mejor marca personal es de 84.86 m, y desde 2003 sigue manteniéndose como la cuarta mejor marca mundial de todos los tiempos.

Koji compitió con éxito entre la élite internacional no solo por su talento natural, sino también sus increíbles esfuerzos para mejorar en sus entrenamientos bajo la guía de su entrenador y padre, Shigenobu. Koji es además un investigador académico (con un doctorado en Biomecánica), que le permite evaluar sus propios movimientos.

Koji estaba a punto de cumplir los 38 años cuando ganó el bronce en Londres 2012, mientras que el año anterior capturó el oro en el Mundial. Compitió de manera activa hasta que cumplió los 41.

El lanzamiento de martillo requiere lanzar una bola de metal de 7.26 kg (para los hombres) lo más lejos posible girando tres o cuatro veces antes de realizar el lanzamiento. El lanzamiento de una bola a 80 m de distancia, recorrido que realiza a una velocidad por encima de los 29 m por segundo. La fuerza en el cable llega a los más de 350 kg. Es por ello que el lanzamiento de martillo no solo requiere fuerza, sino también agilidad. Estas habilidades físicas suelen ir perdiéndose a cierta edad, por lo que no es fácil llegar a lo que consiguió Koji con su edad.

Así que, ¿por qué lo hizo? Koji ha hablado para Tokio 2020 sobre este movimiento pivotante que se convirtió en la cima de su carrera.

"Tras participar en los Juegos Olímpicos (en Atenas y Pekín), me tomé el siguiente año de cada uno de descanso, tanto en 2005 como en 2009. Solo tomé parte en los Campeonatos de Atletismo de Japón. Tuve algo de ansiedad por no competir, pero hacia los 30, los efectos de lanzar el martillo continuamente empezaban a pesar en mi cuerpo, y necesitaba un descanso largo. Pero eso no significa que no hiciera nada. Sentí que era importante sentir otra cosa que no fuera lanzar el martillo, para recuperarme de la repetición física y mental", explica.

"Los desafíos que tomé me ayudar a descubrir y desarrollar nuevos métodos de entrenamiento. La pausa resultó ser muy significativa en términos de llevar a mi carrera un paso más adelante".

Koji Murofushi, de Japón, compite en la final de lanzamiento de martillo en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. (Photo by Michael Steele/Getty Images)
Koji Murofushi, de Japón, compite en la final de lanzamiento de martillo en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. (Photo by Michael Steele/Getty Images)
2004 Getty Images

Hacer las cosas en el orden correcto es la clave de la mejora

Koji comenzó a realizar otras actividades deportivas para utilizar diferentes músculos a los que utiliza en el lanzamiento de martillo, como por ejemplo el ciclismo en ruta, atletismo de larga distancia o natación. Además, Koji decidió aprender nuevas habilidades y enfoques para perfeccionar el movimiento del lanzamiento, como a pescar con red y aprender a lanzar armas ninja, como makibishi (abrojos) y shuriken (estrellas voladoras).

"Todo era un descubrimiento. Lo básico existe en todas las cosas. Por ejemplo, incluso en la natación, establecer una buena postura corporal es clave para mejorar. Puedes mejorar más rápidamente si entiendes lo básico. Puede sonar muy obvio, pero todo tiene un orden que tiene que seguirse para conseguir una mejora. Si tienes un mal hábito desde el principio, es díficil ir de menos al cero. Esto fue un recordatorio de lo importante que es entrenar de manera apropiada".

Una perspectiva más amplia para deshacerse de estereotipos

Es noble dominar una sola disciplina. Sin embargo, si te obsesionas demasiado con un solo tema, a veces puedes acabar con una mentalidad demasiado plana. La vida de Koji ha estado en torno al lanzamiento de martillo, pero ha desarrollado otras perspectivas para fortalecer ese eje de su vida.

"Incluso en el trabajo, si pasas mucho tiempo haciendo algo, se convierte en una rutina y empiezas a pensar de manera plana. 'Así es como se debería de hacer'. Nunca vas a tener una idea creativa con este estado mental. Te fijas solo en esa idea de 'Debería de hacerse de este modo o nunca llegaré a ser mejor'. Así, cada idea nueva se pierde u olvida. Aprendí esto porque he competido por mucho tiempo. Cuando las cosas no van para adelante o están en stand by, es importante intentar algo nuevo, fuera de lo ordinario, o reemplazar tu rutina con algo totalmente diferente. En mi caso, fue aquel año de parón. Pero vi que tenía que poner mi energía en el algo diferente al lanzamiento de martillo durante ese momento, y eso sería beneficioso para mi regreso a la competición. Así que acepté varios desafíos diferentes".

Si tienes algo muy fijo, nunca te llegará una idea creativa, dice Koji.
"Si tienes algo muy fijo, nunca te llegará una idea creativa", dice Koji.
Tokyo 2020 / Shugo TAKEMI

Analízate de manera objetiva para superar cualquier debilidad

Al mismo tiempo que competía, Koji fue a la Universidad Chukyo University Graduate School y recibió su doctorado en 2007. Condujo una investigación académica en biomecánica deportiva, lo que le permitió mirar de nuevo hacia su propio deporte de manera objetiva.

"En aquel momento había pocos atletas en activo que fueran a la Universidad. Era muy difícil concentrarte en tu deporte y buscar un hueco en tu entrenamiento para hacer investigaciones y para tus estudios. Pero nunca sabes cuándo va a terminar tu carrera como atleta, así que decidí mirar más allá, hacia lo que tenía frente a mí y escogí perseguir ambas cosas. Un atleta utiliza su cuerpo, por lo que hay buenos y malos días. Cuando tenía uno malo, trabajaba en mi investigación e intentaba pensar qué podía hacer para lograr un resultado mejor. Finalmente mi condición mejoraría y entrenaría de nuevo. Tener un punto de vista objetivo significa que a veces también tienes que prestar atención a la parte negativa. Pero si quieres cambiar, tienes que superar tu debilidad. Es importante analizarte profundamente a ti mismo, así que mi investigación en la Universidad fue extremadamente útil para mí como deportista".

Mejorar las opciones para el futuro

Koji también insiste en que cómo utilizar el tiempo es muy importante. Debido a la crisis de la COVID-19, las compañías y empresas están promocionando el trabajo en remoto, y esto puede cambiar nuestro modo de vida o la manera en la que trabajamos. ¿Cómo podemos utilizar nuestro tiempo de manera efectiva?

"Siempre les digo a los atletas jóvenes que no piensen que el deporte es todo lo que necesitan. Nadie sabe qué pasará en diez años. El mundo puede cambiar de repente, como ha sucedido recientemente, o tu situación personal puede cambiar. Es por eso que de ahí a diez años es mejor tener tres opciones entre las que elegir en vez de tener solo una. Maximizar tu potencial requiere tiempo, uno o dos años no es suficiente. Incluso cuando estás en los veintes, normalmente no sabes qué camino tomar. En esos casos, es mejor tener más opciones. Así que no desperdicies las oportunidades que tengas. Acepta muchos desafíos".

Koji Murofushi, de Japón, compite en el evento de lanzamiento de martillo en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.
Koji Murofushi, de Japón, compite en el evento de lanzamiento de martillo en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.
Reinhard Krause - IOPP Pool /Getty Images

La importancia de la creatividad

Koji logró su doctorado y esto le abrió la posibilidad de convertirse en profesor de universidad. Eso aumentó sus opciones, ya que podía probar algo nuevo que potencialmente era útil después de su retirada de la competición. Por ello, Koji dice que "es importante ser creativo en un entorno determinado y con restricciones de tiempo".

"Cuando tu tiempo es limitado, tienes que intentar ser eficiente y pensar en cuál es la forma más efectiva de hacer las cosas. Tener mucho tiempo en tus manos no es necesariamente algo bueno. Lo mismo pasa con el entorno. En mi caso, en mi caso, no tenía acceso a dispositivos de entrenamientos deseables, por lo que iba a un tienda en la que compraba productos para realizar manualmente mis aparatos de entrenamiento. No mejoras solo al entrenar y competir en un entorno determinado. Es divertido ser creativo en el proceso, y esto es lo que realmente te hace crecer y mejorar. No ganas nada quejándote sobre tu entorno o sobre tu tiempo limitado. Necesitas pensar qué debes hacer bajo esas circunstancias".

Si pones tu mente en algo y trabajas en ello, encontrarás el modo

Como Director Deportivo de Tokio 2020, Koji está trabajando duro en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020, que han sido aplazados un año.

La postergación de los Juegos no tiene precedentes, y nunca nadie ha vivido un desafío como este. Pero afrontar los desafíos es algo inherente del espíritu de "One Intention" itto ichinen (céntrate en cada lanzamiento), que es la frase que le guía.

"Creo que es importante poner el alma en cada cosa que hagas y dar todo lo mejor de ti. Así podrás avanzar y encontrar el camino. Ese era mi objetivo cuando competía de manera activa, y aún ahora es lo que me guía. Los Juegos Olímpicos y Paralímpicos nunca se han aplazado, pero estoy seguro de que le podemos llevar esperanza a muchas personas y que podemos realizar unos Juegos exitosos. Espero poder contribuir a ello de todas las maneras que pueda".

Las palabras de un atleta que ha llegado a lo más alto tienen un efecto muy poderoso. Aunque nuestras vidas y situaciones pueden ser diferentes, las palabras de la experiencia resuenan fuerte.

Como director deportivo de Tokio 2020, Koji trabaja duro para apoyar a los Juegos de 2020.
Como director deportivo de Tokio 2020, Koji trabaja duro para apoyar a los Juegos de 2020.
Tokyo 2020 / Shugo TAKEMI