Mirada al pasado: Bajo la sombra de Mark Spitz

Under the shadow of Mark Spitz

Los Juegos Olímpicos están llenos de campeones, récords e historias fascinantes, pero son también una enciclopedia increíble de momentos extraños, graciosos, emotivos y tristes. Nos adentraremos en ellos un poco cada semana para conseguir ponerle una sonrisa en la cara o una lágrima en la mejilla. Esta semana: La historia de los 100 metros libres en Munich 1972 con nada menos que la leyenda de la natación Mark Spitz

Credit: © 1972 / Kishimoto/IOC

Los antecedentes

Mark Spitz fue el atleta más exitoso que salió de Munich 1972, ganando un total de siete medallas de oro, un logro que solo fue roto por Michael Phelps 36 años después en Pekín 2008 cuando se llevó a casa ocho.

Pero en 1972, todos los ojos estaban puestos en Spitz. Ya tenía seis medallas de oro en el saco, pero dudaba en competir en la final de 100 metros libre, que habrá sido su oportunidad para obtener el séptimo oro.

La razón: el australiano Mike Wenden lo había derrotado antes en los preliminares y en las semifinales, y Spitz temía que perder en la final pudiera empañar su impecable carrera repleta de oros.

Cuando Spitz llegó a Munich en 1972, tenía mucho que demostrar. Cuatro años antes, tuvo un rendimiento inferior a sus propias predicciones. En México 1968, Spitz anunció que podía ganar seis medallas de oro, pero solo regresó a casa con dos oros, y los medios de comunicación lo criticaron.

Ganar medallas de oro en todos los eventos en Munich 1972 era su oportunidad de hacer una auténtica declaración de intenciones contra sus detractores. Pero ser vencido por Wenden en los preliminares y la semifinal hizo que Spitz dudara de sí mismo.

El australiano Wenden, dos veces medallista de oro Olímpico en México 1968, no tenía la misma presión que Spitz y estaba extasiado de enfrentarse cara a cara con la leyenda de la natación, listo para luchar por la medalla.

¿Qué cambió la mente de Spitz para volver al agua? Cuando Spitz escuchó del entrenador de natación de Estados Unidos Peter Daland que este era el evento más rápido de la natación y que quien ganará sería coronado como el nadador más rápido del planeta, regresó a la línea de salida.

Siete oros y siete récords mundiales para Spitz
00:59

Las finales

Cuando Spitz decidió competir en la final de los 100 metros, sabía que de todos los eventos, este era el más importante. Podría hacer o deshacer su racha de oro y su reputación estaba en juego. Spitz tenía toda la intención de defender su medalla. Wenden, por otro lado, había aumentado su confianza.

Al final, Spitz utilizó su poderosa técnica de patada y gran golpe para adelantarse al grupo. Eventualmente superó no solo a Wenden sino también a Jerry Heidenreich (Estados Unidos) y Vladimir Bure (Unión Soviética) para terminar con un tiempo récord mundial de 51.22 mientras que Wenden terminó en quinto lugar.

Las victorias mundiales de Spitz en Múnich 1972, y sus siete oros, siempre serán recordados como uno de los mejores momentos de la historia Olímpica.

Credit: © 1972 / Kishimoto/IOC

El resultado

Spitz se retiró después de Munich 1972 con solo 22 años. Luego firmó algunos patrocinio y hizo presentaciones deportivas para algunas empresas. En 1977, fue incorporado al International Swimming Hall of Fame (ISHOF) como nadador de honor.

También trató de regresar en las pruebas Olímpicas de Barcelona 1992, pero no logró clasificarse. Sin embargo, sus muchos logros en el deporte de la natación se encuentran en los libros de historia Olímpica y su nombre nunca será olvidado. Él junto con Michael Phelps sirven como inspiraciones para la futura generación de nadadores.

Sin embargo, Spitz terminó aclarando un rumor de 1972.

Mirando hacia atrás en la final del evento de 100 metros, Spitz dijo en un artículo de Olympic.org: "Siempre fui a por ello", dijo entre risas.

“Dejamos que la historia se extendiera un poco. Hablamos sobre esto con algunos otros entrenadores y supongo que nuestras palabras se extendieron un poco. Pero fue un montón de tonterías, para ser honesto".

En cuanto a Wenden, es posible que no lograra vencer a Spitz por esa codiciada medalla de oro, pero siempre apreciará su experiencia Olímpica. También emuló las técnicas de brazadas de Spitz dos años después de los Juegos.

"Agradezco sinceramente a Mark Spitz por permitirme copiar su técnica de brazadas", dijo Wenden en el Olympic Channel.

En 1979, Wenden fue incluido en el ISHOF y fue uno de los ocho portadores de la bandera Olímpica en la Ceremonia de Apertura de Sydney 2000.