Michael Parris, el único medallista de Guyana en Moscú 1980

Ceremonia de Apertura de los Juegos Olímpicos de Moscú 1980 - Paseo de las delegaciones, Guyana (GUY).
Ceremonia de Apertura de los Juegos Olímpicos de Moscú 1980 - Paseo de las delegaciones, Guyana (GUY).

Si bien ganar una medalla Olímpica es un objetivo personal para miles de atletas, para 24 países es un sueño que solo se ha hecho realidad una vez. Tokyo2020.org analiza este único momento glorioso y el impacto que tuvo en la vida de los atletas que lo lograron

Los inicios

Guyana tiene tan solo un medallista Olímpico: el boxeador Michael Parris.

Parris nació el 4 de octubre de 1957 y creció en la capital del país, Georgetown.

“La vida fue un poco desafiante con muchos altibajos. Mi familia no era rica, así que tuvimos que conformarnos con lo poco que teníamos, pero estábamos agradecidos por la vida", explicó Parris a Kaieteur News, la principal agencia de noticias de Guyana, en una entrevista reciente.

El atleta provenía de una familia de boxeadores. Su padre y sus tíos solían practicar el deporte. Fue una tradición familiar que le pasaron a él y a algunos de sus hermanos.

"Mis hermanos y yo, junto con amigos, practicábamos boxeo y un día nuestras habilidades llamaron la atención de un anciano del pueblo y dijo '¿por qué no os apuntáis a un gimnasio?'", recordó Parris.

"Entonces, un poco después de eso, mis hermanos y yo seguimos su consejo y nos unimos al gimnasio y ahí comencé como boxeador aficionado".

En 1972, Parris, de 15 años, ganó el Campeonato Amateur Junior en la división de peso pluma.

Parris participó en diversas competiciones de boxeo, ganando algunas y perdiendo otras. Finalmente, fue seleccionado para representar a Guyana en un programa de intercambio con Estados Unidos y acabó recorriendo algunos países representando a su país.

En 1978, a los 21 años, participó en los Juegos de la Commonwealth perdiendo en los cuartos de final. También fue seleccionado para representar a Guyana en los Juegos CAC en República Dominicana, donde ganó una medalla de bronce.

Finalmente, fue seleccionado para ir a los Juegos Olímpicos.

Haciendo historia

En 1980, Parris tenía 23 años.

Ese año, Estados Unidos encabezó un boicot a los Juegos Olímpicos de Moscú para protestar por la invasión soviética de Afganistán en 1979.

En total, 65 países se negaron a participar, pero 80 países enviaron atletas a competir en los Juegos, incluido Guyana, que envió un equipo de ocho miembros, incluidos cuatro boxeadores, dos ciclistas, un corredor y un levantador de pesas.

“Las condiciones climáticas en Moscú eran diferentes a las que estábamos acostumbrados, pero debido a mi ambición y determinación de ganar en los Juegos Olímpicos no permití que eso me afectara”.

Compitiendo en la división de peso gallo (-54 kg), Parris venció al nigeriano Nureni Gbadamosi y el sirio Fayez Zaghloul antes de vencer al mexicano Daniel Zaragoza en los cuartos de final. Sin embargo, en las semifinales, fue derrotado por el cubano Juan Hernández en un combate muy competitivo.

A pesar de la derrota, Parris había ganado una medalla de bronce: la primera y única medalla Olímpica de Guyana.

“La sensación de estar de pie en el podio fue inexplicable. Fue un gran logro. Estaba muy emocionado. Me sentí muy orgulloso de ser el primer medallista Olímpico de mi país".

Vida después de los Juegos Olímpicos

Desafortunadamente, la televisión era una novedad en Guyana en ese entonces, por lo que muy pocos guyaneses pudieron presenciar la hazaña histórica y compartir la alegría del boxeador de subir al podio para recibir su medalla.

Cuando finalmente regresó a casa, Parris, junto con Patrick Forde, quien había ganado un título de la Commonwealth, participaron en un desfile por la capitaql. El gobierno también recompensó al atleta con una casa.

Después de eso, se convirtió en boxeador profesional. Peleó 48 peleas amateur entre 1972 y 1982. Más tarde disputó 29 peleas en una carrera profesional en la que tuvo 17 victorias con cuatro KOs (nocauts), 10 derrotas y dos empates desde 1982 hasta noviembre de 1995.

“Estaba entrenando para los Juegos Olímpicos de 1984, pero me dijeron que era demasiado mayor. Finalmente seleccionaron a un boxeador más joven que perdió en los Juegos Olímpicos, por eso me convertí en profesional", explicó.

Ahora Parris tiene 62 años. Es padre de ocho hijos y se gana la vida como taxista en su país de origen.

En 2018, la Asociación de Boxeo de Guyana nombró a su Torneo de Boxeo Sub-16 "Pepsi Mike Parris". En 2019, viajó a Moscú, en Rusia, donde fue homenajeado por la Asociación Olímpica Mundial y el Comité Olímpico Ruso por ganar la única medalla de Guyana.

Parris, quien tuvo muchos altibajos y desilusiones en su vida, no cree que haya sido recompensado adecuadamente por llevar la gloria a Guyana. Pero aún espera que algún día el Gobierno de su país lo reconozca por su logro en Moscú hace cuatro décadas.