Mariana Pajón, en busca de su tercer oro Olímpico 

Mariana Pajón durante el evento READY STEADY TOKYO en octubre de 2019.
Mariana Pajón durante el evento READY STEADY TOKYO en octubre de 2019.

Mariana Pajón es una auténtica leyenda en el mundo del ciclismo BMX. Sus logros le han valido el apodo de la "Reina del BMX"

Pajón es también una leyenda en su país de origen, Colombia. Es la primera mujer de su país que ha ganado dos medallas de oro Olímpicas, subiendo a la cima del podio tanto en Londres 2012 como en Río 2016.

El pasado mes de octubre, la deportista visitó Japón por primera vez para participar en el evento de prueba READY STEADY TOKYO.

A pocos meses para la cita Olímpica, Pajón tiene puesta su mente en los Juegos de Tokio. Su objetivo: conseguir su tercer oro Olímpico.

“Para mí, venir a Tokio y asistir al evento de prueba es muy emocionante. Es genial estar aquí, conocer el circuito y ver lo que enfrentaremos en unos meses. Estoy muy feliz de estar aquí”, comenta.

La colombiana Mariana Pajón sueña con su tercera aventura Olímpica.
La colombiana Mariana Pajón sueña con su tercera aventura Olímpica.
Tokyo 2020 / Shugo TAKEMI

Más de 50 hombres y 45 mujeres de 24 países participaron en el evento de prueba. La australiana Saya Sakakibara ganó el evento femenino. La actual campeona mundial, Alise Willoughby, de EE. UU., y su compañera de equipo, Felicia Stancil, quedaron en segundo y tercer lugar, respectivamente. Pajón terminó en la octava posición.

A pesar de un resultado decepcionante, fue importante para la colombiana probar el circuito al que espera volver en unos meses.

“Tokio 2020 es muy importante para mí. Si llego, significará que he alcanzado mi máximo nivel y me habré superado una vez más. Quiero sentir cosas que nunca he sentido. Quiero sentir esa adrenalina nuevamente al comienzo de la carrera. Y, obviamente, quiero que los colores de Colombia vuelvan a la cima. Pero, sobre todo, quiero disfrutar y recordar todo lo que sucederá en esta competencia”, explica.

View this post on Instagram

Analizando estos 10 años en los que me subí a una montaña rusa 🎢 de emociones. Solo agradecimiento por esta década que pasó y dejó en mí recuerdos imborrables, risas, lágrimas, muchas vueltas al mundo, caídas, lesiones, objetivos y sueños logrados con mucho esfuerzo y convicción. Algunas cifras de estos últimos 10 años: -Juegos Olímpicos x 2🥇 -Campeonatos Mundiales🌈 x 6🥇 -Copas Mundo x 14🥇 -Juegos Panamericanos x 2🥇 -Juegos Centroamericanos x 2🥇 -Juegos Suramericanos x 4🥇 -Juegos Bolivarianos x 5🥇 -Juegos Nacionales x 4 🥇 y muchos más campeonatos y carreras (Un promedio de 40 carreras por año). -Cirugías x 3🩹 -Tornillos x 4🔩 -Graduación 🎓📚 -Gané amigos👥 -Nuevos angelitos en el cielo👼🏻 -Formamos una nueva familia @vincentpelluard 💟 -Promedio de 1500 horas de entrenamiento al año.🚲 -Creamos una @fundacionmarianapajon hermosa y una @marcamarianapajon genial💯 -Premios y reconocimientos que me llenan de motivación🏆. Esta lista podría seguir, pero ahora solo quiero agradecer por todo lo vivido, las enseñanzas aprendidas, las personas que han hecho que todo sea posible. GRACIAS 🙏 Esta historia continúa #Al100

A post shared by Mariana Pajon (@marianapajon) on

Pajón es una mujer alegre y siempre tiene una gran sonrisa en su rostro, pero la carrera de la superestrella de BMX también ha estado marcada por las lesiones. Recientemente estuvo apartada nueve meses de la competición debido a una grave lesión en la rodilla que se hizo después de chocar con otra piloto en mayo de 2018.

Durante su carrera, Pajón ha tenido 18 fracturas en diferentes partes del cuerpo (manos, brazos, tobillos, rodillas, costillas y hombros), tres conmociones cerebrales, una parálisis facial y un hematoma que casi le costó un riñón, ademas de llevar varios tornillos y dos placas en su muñeca izquierda.

Soy una persona muy feliz, con una vida llena de oportunidades. Me han pasado cosas muy buenas. Y también algunas cosas malas. Pero todo me ha hecho más fuerte

La joven, de 28 años, ha estado compitiendo en su máximo nivel durante muchos años. Comenzó en la pista de BMX en Medellín, su ciudad natal, siguiendo los pasos de Miguel, su hermano mayor.

"Me enamoré de ese estilo de vida desde el primer día y hoy todavía lo disfruto de la misma manera", dice.

Para Pajón es también muy importante llevar el nombre de Medellín a lo más alto. Aunque ya es algo lejano, para muchos el nombre de su ciudad está aún asociado a las guerras entre los carteles de la droga, y ella quiere cambiar esta concepción a través del deporte. “Medellín ha cambiado mucho y el éxito de deportistas a nivel internacional ha ayudado a mejorar la imagen. Mi ciudad ha pasado por momentos muy difíciles por culpa del narcotráfico. Me acuerdo yendo a la escuela y sentir bombas o ver gente muerta en la calle. Ahora las cosas son muy distintas, esa situación se superó. Quiero que la gente conozca lo que somos capaces de lograr. Me gusta ser una embajadora de mi país”, afirma.

La ciclista ganó su primer título nacional a los cinco años y su primer título mundial a los nueve. A lo largo de su carrera ha ganado 14 campeonatos mundiales, 9 campeonatos latinoamericanos y 10 campeonatos panamericanos.

En 2012, participó en sus primeros Juegos Olímpicos en Londres y fue seleccionada para ser la abanderada de Colombia en la Ceremonia de Apertura. Los Juegos Olímpicos fueron siempre su sueño.

“En 2010, antes de clasificarme para los Juegos, me tatué los anillos olímpicos en mi brazo. Este tatuaje fue un contrato conmigo misma", confiesa.

Pajón es conocida como la reina de la BMX.
Pajón es conocida como la reina de la BMX.
Tokyo 2020 / Shugo TAKEMI

“Me dije a mí misma que no solo iría a los Juegos, sino que ganaría allí. La gente me decía que estaba loca porque ni siquiera me había clasificado, pero yo lo tenía muy claro", recuerda.

Con su brillante carrera, Pajón es un ejemplo para las futuras generaciones de niños colombianos que sueñan con ser atletas de alto nivel. “A todos aquellos jóvenes que quieren seguir el camino del deporte les digo que todos los sueños se pueden cumplir. Para mí, ganar en Londres fue un sueño hecho realidad. Trabajé duro para repetirlo nuevamente en Brasil y lo logré. Con suerte y trabajo, volverá a suceder”.

En Tokio 2020, Pajón espera seguir dando ejemplo y volver a subir a lo más alto del podio.