Malia Paseka quiere inspirar a los jóvenes tonganos

Malia Paseka ganó el oro en los 67 kg en el torneo de clasificación Olímpica asegurando una segunda plaza de Tonga en Tokio 2020.
Malia Paseka ganó el oro en los 67 kg en el torneo de clasificación Olímpica asegurando una segunda plaza de Tonga en Tokio 2020.

Cuando la deportista visite el próximo verano el hogar espiritual de las artes marciales de Japón, el Nippon Budokan, será la primera atleta de taekwondo de Tonga en competir en unos Juegos Olímpicos

En febrero de este año, Malia Paseka reservó su lugar en Tokio 2020 después de ganar el oro en la división femenina de 67 kg en el torneo Clasificatorio Olímpico en la Gold Coast de Australia.

"Es un gran honor y, para ser honesta, tenía tantos sentimientos dentro de mí que no podía expresar lo feliz y agradecida que estoy de representar a mi país en los Juegos Olímpicos", explica a Tokio 2020.org.

Al mismo tiempo, la atleta se une a otra lista de élite al asegurarse la clasificación. Paseka será apenas la novena mujer tongana en representar a las Islas del Pacífico en unos Juegos Olímpicos.

Incluso su compañero de equipo de Tonga y doble Olímpico de invierno/verano, Pita Taufatofua, se unió a los elogios a la joven.

"Ahora también tenemos una mujer para representarnos y eso es muy importante para nosotros, no solo en Tonga sino en el Pacífico", declaró Taufatofua a Radio New Zealand después del evento de clasificación.

"Que tengamos a una mujer representando a Tonga me hace muy feliz. Es un sueño hecho realidad ver a una mujer clasificarse en taekwondo", añadió.

Malia Paseka fue solo una de las dos atletas de taekwondo de Tonga que se clasificó para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.
Malia Paseka fue solo una de las dos atletas de taekwondo de Tonga que se clasificó para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.
World Taekwondo

Paseka empezó en el deporte cuando tenía 11 años. Fue su hermano quien la inspiró a involucrarse, ya que él iba a entrenar todas las noches mientras Paseka miraba. El entrenador le preguntó si quería unirse.

Sin embargo, la joven de 19 años también admite que hubo otra razón por la que decidió convertirse en atleta de taekwondo.

"Desde el principio, una cosa que me gustó fue el uniforme", dice riendo. "Me gustaba tanto como las patadas y los puñetazos".

Además, Paseka siempre quiso aprender defensa personal.

Si bien no es fácil ser una atleta de taekwondo en una isla en medio del Pacífico (Paseka solo tiene un puñado de combates en su haber), quiere seguir persiguiendo sus sueños porque es es lo que el deporte le ha enseñado.

“Hay tantas lecciones que el taekwondo me ha enseñado que no puedo explicarlas todas. Pero las cosas más importantes que he aprendido son la autodisciplina y la autodefensa", añade.

“Me encanta el taekwondo y es uno de mis sueños. Decidí no dejarlo porque ha cambiado y me ha enseñado mucho sobre la vida".

Inspirando a los jóvenes de Tonga

No hay duda de que la historia de Paseka y su viaje a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 inspirarán a otras jóvenes y niñas de las islas de Tonga a alcanzar sus sueños.

“Realmente espero inspirar a las jóvenes tonganas, así como a muchas mujeres jóvenes del Pacífico, no solo a practicar taekwondo sino también cualquier deporte”, añade.

“Deseo motivar e inspirar a las jóvenes a vivir sus sueños y hacer uso de su talento".

El deporte femenino todavía se está desarrollando en Tonga. Los estereotipos de género tradicionales siguen siendo prominentes en el país con los roles de la mujer "basados ​​en el hogar, la familia y la familia extendida, predominantemente en el cuidado y la crianza", según un informe de 2019 del Ministerio del Interior, División de Asuntos de la Mujer del Gobierno del Reino de Tonga.

Como atleta, Paseka se ve a sí misma como un modelo a seguir para todas las mujeres del estado insular.

“Bueno, es muy importante para mí”, explica la atleta. "Crecí aquí y vi cómo las niñas son abusadas físicamente".

"Entonces, para mí, estoy tratando de inspirar a las mujeres jóvenes a ser fuertes y luchar por sus sueños y vivir su vida de la mejor forma posible".

En un evento reciente para celebrar el Día Olímpico organizado por la Asociación Deportiva de Tonga y el Comité Olímpico Nacional, Paseka pronunció un discurso para inspirar no solo a la juventud de Tonga sino a los futuros atletas Olímpicos.

"Utilizen su talento, no se preocupen por su tamaño porque el tamaño de su corazón es lo que realmente importa", expresó. "Ganar no siempre significa ser el primero, pero quizás ganar significa que lo está haciendo mejor que antes.

"Sobre todo, no dejes que nadie te diga quién o qué eres y puedes ser, déjate decidir qué quieres ser".

Malia Paseka con su compañero atleta de taekwondo Pita Taufatofua.
Malia Paseka con su compañero atleta de taekwondo Pita Taufatofua.

Sin metas pequeñas

Paseka está preparada para hacer su debut en los Juegos Olímpicos de Tokio el próximo verano y aspira al primer premio.

"Puedo hacer todo lo posible para lograr la medalla de oro en Tokio", dice la tongana.

El año pasado, ganó el bronce en los -62 kg femeninos y el oro en la prueba por equipos de los Juegos del Pacífico en Samoa, lo que la inició en su camino hacia la clasificación Olímpica.

"Fue un día muy especial. Esta fue la primera vez que participé en los Juegos del Pacífico y gané una medalla para mi país... No puedo explicar lo especial que fue ese momento".

Sin embargo, el solo hecho de poder llevar la bandera de Tonga en el pecho y representar a la nación que se enorgullece de llamar hogar, es un honor para la joven.

"Es el mejor sentimiento que jamás he tenido disponer de la oportunidad de representar a tu país", dice con orgullo.

“Estoy segura de que hay mucha gente y jóvenes capacitándose para sus puestos. Para mí, es un verdadero honor. Realmente expreso lo agradecida que estoy de vestir los colores de mi país. Estoy realmente feliz", concluye.