Lavillenie va con todo a por el oro Olímpico

Renaud Lavillenie, de Francia, celebra uno de sus intentos en la final masculina de pértiga de los Juegos Olímpicos de Londres 2012.  (Imagen por Alex Livesey/Getty Images)
Renaud Lavillenie, de Francia, celebra uno de sus intentos en la final masculina de pértiga de los Juegos Olímpicos de Londres 2012. (Imagen por Alex Livesey/Getty Images)

La historia de los Juegos Olímpicos está llena de momentos dramáticos, emotivos y bellos que formaron parte de sus finales. Todas las semanas tiene la posibilidad de revivir en vídeo las finales más increíbles. Esta semana, la final masculina de pértiga de Londres 2012 

Los datos

  • Final masculina de salto de pértiga. Juegos Olímpicos de Londres 2012
  • Estadio Olímpico, 10 de agosto de 2012

Los antecedentes

En 2008, el pertiguista francés Renaud Lavillenie no consiguió clasificarse para los Juegos Olímpicos de Pekín por 45 centímetros.

Fue en ese momento exacto cuando el atleta, de 1.77 m, comenzó a crecer.

Al año siguiente, rompió la barrera de los seis metros por primera vez, con un salto de 6.01 m. En el mismo año, consiguió su primer podio en el Campeonato del Mundo de Berlín 2009 gracias a un salto de 5.80 m.

Oficialmente había lanzado su carrera.

Para el momento en el que Lavillenie entró en el Estadio Olímpico de Londres 2012, ya había ganado dos títulos de Europa (2010 y 2012).

Sin embargo, ganar en Londres no sería fácil. El campeón Olímpico vigente en aquel momento, el australiano Steve Hooker, y el campeón del mundo del 2007, el estadounidense Brad Walker, también iban a por el oro, junto otros dos saltadores alemanes de clase mundial.

El momento clave

En los primeros compases de la final, Hooker y Walker cayeron de la competición, ya que ambos fallaron sus tres intentos en el listón de 5.65 m.

¿Esto significaba que Lavillenie tenía el camino despejado hacia el oro? Nada más lejos de la realidad. La competencia se tornó en algo más emocionante de lo que se esperaba.

Quedaban en liza tres saltadores cuando el listón alcanzó los 5.85 m: Lavillenie y otros dos atletas alemanes, Björn Otto y Raphael Holzdeppe, quienes ganaron la plata y el bronce respectivamente en los Europeos de 2012.

Una nueva competición acababa de empezar.

El listón subió a los 5.91 m, y ambos atletas alemanes consiguieron superarlo en su primer intento. Lavillenie, por otro lado, falló en su primer intento.

Tenía la oportunidad de intentar la misma altura en los siguientes dos saltos. Pero, con el bronce asegurado, puso toda la carne en el asador para intentar lograr el oro, y subió el listón a los 5.97 metros.

Los tres saltadores fallaron en su primer intento en esta altura, pero en su segundo intento, Lavillenie superó el listón, consiguiendo en el proceso un nuevo récord Olímpico.

Como verá en el vídeo de la final, Lavillenie tomó un riesgo... y mereció la pena. Ninguno de los alemanes consiguieron igualar su hazaña.

El sueño de Lavillenie se había hecho realidad.

El resultado

Renaud Lavillenie ser convirtió en el tercer francés campeón Olímpico en pértiga, después de Pierre Quinon (1984) y Jean Galfione (1996).

Después consiguió batir el récord mundial entonces vigente del gran Sergey Bubka, de Ucrania, quien fue campeón Olímpico en Seúl 1988, superando los 6.16 m en la tierra de Bubka y frente a su predecesor, que estaba entre el público.

Cuatro años después de Londres, Lavellenie no consiguió ganar su segundo oro en Río 2016, donde finalizó segundo tras el brasileño Thiago Braz.

En 2020, el récord del mundo de Lavillenie fue superado por el joven sueco de 20 años Armand Duplantis, quien a su vez es su amigo.

Ahora la estrella francesa tiene la mirada puesta en Tokio 2020. Sabe que sus mejores años quedan en el pasado, pero también sabe que puede "sorprender siendo capaz de seguir saltando mucho y con un nivel alto de intensidad", según contó el pasado abril para Tokyo2020.org.

Lavillenie logra el récord en el salto con pértiga de Londres 2012
05:00