La vuelta del judo tiene acento hispano

LIMA, PERÚ - 08 DE AGOSTO: Paula Pareto de Argentina reacciona después de perder contra Vanesa Godinez de Cuba durante la Semifinal de Judo Femenino -48 kg el día 13 de los Juegos Panamericanos Lima 2019. (Foto de Leonardo Fernandez/Getty Images)
LIMA, PERÚ - 08 DE AGOSTO: Paula Pareto de Argentina reacciona después de perder contra Vanesa Godinez de Cuba durante la Semifinal de Judo Femenino -48 kg el día 13 de los Juegos Panamericanos Lima 2019. (Foto de Leonardo Fernandez/Getty Images)

Aunque se resistió el oro, Paula Pareto (ARG) y Anriquelis Barrios (VEN) lograron la plata, mientras que el español Sherazadishvili consiguió el bronce en el Grand Slam de Budapest

Los aficionados al judo están de enhorabuena. Este fin de semana han regresado las competiciones de este deporte con el Grand Slam de Budapest. Se trata del primer evento desde que la pandemia del COVID-19 detuviera el mundo deportivo.

Para llevarlo a cabo, se ha implementado un protocolo minucioso para mantener a todos los participantes a salvo.

Pero los aficionados del judo en Latinoamérica y España también están de enhorabuena por los resultados de sus atletas.

Entre las triunfadoras del evento hay dos mujeres latinas: Paula Pareto, de Argentina, y Anriquelis Barrios, de Venezuela. Las dos deportistas fueron las mejores latinas, al ganar la medalla de plata en sus respectivas categorías (-48 kilos y -63 kilos) y están más cerca de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

La argentina Pareto se quedó con la medalla de plata del certamen que marcó su regreso a la competición oficial después de 425 días. Lo hizo ya del todo recuperada de la operación a la que se sometió a finales del año pasado para curar una lesión cervical.

Pareto, campeona Olímpica en Río 2016 en la categoría hasta 48 kilos, alcanzó la final en su primera competición desde el Mundial de Tokio, en agosto de 2019. En la final se enfrentó a la kosovar Distria Krasniqui, número 2 del mundo, quien fue superior durante los cuatro minutos que duró el combate.

La ‘Peque’, de 34 años y actual 14° en el ranking mundial con 2920 puntos, debutó con una victoria por ippon sobre la belga Anne Jura, número 43 del mundo. Después venció a la española Laura Martínez Abelenda (octava del mundo) también por ippon para ganar el Grupo D.

En las semifinales, la argentina ganó a la serbia Andrea Stojadinov (38 del ranking) en un combate cerrado por waza ari.

Pareto admitió estar "contenta y conforme" con el resultado y resaltó que su participación le dejó como experiencia que "se puede hacer cualquier tipo de competencias con los protocolos convenientes".

"Estoy muy conforme con el resultado. Objetivamente es una medalla de plata, es una final después de tantos meses sin competir, fuera de actividad con la pandemia y con una cirugía de por medio. Haciendo un análisis está muy bien", afirmó Pareto a los medios de comunicación.

Con esta actuación, Pareto sigue sumando puntos para la clasificación a los Juegos Olímpicos de Tokio en 2021. Los judocas tendrán tiempo de seguir sumando puntos hasta el próximo mes de junio.

Anriquelis Barrios (izda.) posa con su medalla de plata en el Grand Slam de Hungría 2020.
Anriquelis Barrios (izda.) posa con su medalla de plata en el Grand Slam de Hungría 2020.
Cedida

Barrios, el orgullo de Venezuela

En apenas su segundo torneo de Grand Slam, la venezolana Anriquelis Barrios logró llegar a la final. Su vuelta a los tatamis mundiales tras el confinamiento por la COVID-19, representó algo histórico para el judo venezolano: solo antes de ella habían conseguido medalla en un evento mundial las venezolanas Elvismar Rodríguez y Natasha Hernández.

Barrios chocó en la final de los -63 kilogramos contra la campeona Olímpica de Río 2016, la eslovena Tina Trstenjak, quien se impuso por ippon.

La criolla comenzó su participación en suelo húngaro venciendo a la rusa Valentina Kostenkoluego.

Seguidamente, consiguió su pase a semifinales al vencer a la brasileña Ketleyn Lima Quadros, número 10 del mundo. En la semifinal se cruzó con Catherine Beauchemin-Pinard. La deportista canadiense tampoco pudo con el empuje de la venezolana.

Barrios mostró un rendimiento muy alto a lo largo del torneo que marcó el retorno del judo a los escenarios mundiales tras el impacto del COVID-19.

Con este resultado, la venezolana -que vive y entrena en Japón desde hace un año- consiguió 700 puntos en su clasificación a Tokio 2020 y se coloca entre las primeras diez del ranking.

El bronce y la lesión de Sherazadishvili

Por su parte, el español nacido en Georgia Nikoloz Sherazadishvili, número 1 del mundo, también cató medalla en su vuelta al tatami en una competición internacional. Se colgó la medalla de bronce en la categoría de -90 kilos, tras superar en la lucha por esta presea al sueco Marcus Nyman.

Y todo esto a pesar de sufrir una lesión en el tobillo izquierdo durante las semifinales, en las que perdió un puesto en la final al caer contra el ruso Mijail Igolnikov, quien a la postre fue el campeón del Grand Slam.

Tras esta competición, 'Shera' compareció para el medio radiofónico español Cadena Cope, y demostró que su ambición es insaciable incluso lesionado. "No hemos llegado a ese oro que tanto queríamos. Nos ha faltado un poco", dijo. "No podía apoyar mucho la pierna, pero no quería perder ese combate ni la medalla de bronce", reconoció, aún con el tobillo hinchado.

El judoca español, que sigue manteniéndose en lo más alto del ranking mundial, se mostró seguro de sus aspiraciones en Tokio 2020: "Sigo convencido de que la medalla de oro en Tokio no se me escapa. Cada vez más, porque cada vez me noto mejor".

La gran actuación de María Pérez

Además de 'Shera', tres atletas latinos lograron el bronce: los brasileños William Lima (-66 kg), Beatriz Souza (+78 kg) y Maria Suelen Altheman (+78 kg).

Los 'vecinos' de España en la Península Ibérica, Portugal, también lograron tres bronces, los de Rodrigo Costa Lopes (-60 kg), Jorge Fonseca (-100 kg) y Barbara Timo (+70 kg).

Fuera del bronce también se pudieron ver grandes actuaciones, como la de la puertorriqueña María Pérez (+70 kg), quien finalizó el torneo en quinta posición. La boricua cayó precisamente frente a la portuguesa Timo en el combate por la presea de bronce.

Pero ella esperaba más. “Luego de ocho meses sin competir regresamos al tatami en Budapest. Solo tuvimos un mes y medio de preparación para este evento, tristemente me fui con el quinto lugar”, escribió en su cuenta personal de Instagram.

"De algo sí estoy segura: vamos por un buen camino y sé que vamos a ir mejorando con el paso de los días”, sentenció.

Con este resultado, Pérez se mantiene 16ª en el ranking mundial y con claras opciones de estar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Su próxima competición será el Campeonato Panamericano, que comenzará el 19 de noviembre.

María Pérez, de Puerto Rico, celebra su triunfo en el combate por el bronce de 70kg durante el Grand Slam de Tokio, en el Gimnasio Metropolitano de Tokio, en 2017.  (Imagen por Matt Roberts/Getty Images)
María Pérez, de Puerto Rico, celebra su triunfo en el combate por el bronce de 70kg durante el Grand Slam de Tokio, en el Gimnasio Metropolitano de Tokio, en 2017. (Imagen por Matt Roberts/Getty Images)
2017 Getty Images

Por su parte, la española Laura Martínez (-48 kg) y el peruano Juan Postigos (-66 kg) finalizaron sus actuaciones en la séptima posición.

El torneo disputado en Budapest durante el pasado fin semana fue la primera prueba puntuable desde marzo de este año en judo.

En total participaron 405 judocas (254 hombres y 151 mujeres) de 61 países diferentes. La Federación Rusa fue la más exitosa, con cinco oros, cuatro platas, y un bronce. Le siguieron Francia y Turquía.