La única medalla Olímpica: Las Leonas Doradas se convierten en un símbolo de Montenegro

Las medallistas de plata Montenegro posando durante la ceremonia de entrega de medallas para la final de balonmano femenino en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. (Foto de Jeff Gross/Getty Images)
Las medallistas de plata Montenegro posando durante la ceremonia de entrega de medallas para la final de balonmano femenino en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. (Foto de Jeff Gross/Getty Images)

Si bien ganar una medalla Olímpica es un objetivo personal para miles de atletas, para 24 países es un sueño que solo se ha hecho realidad una vez. Tokyo2020.org analiza este único momento glorioso y el impacto que tuvo en la vida de los atletas que lo lograron

Los inicios

Haciendo su debut Olímpico en Londres 2012, el equipo de balonmano femenino de Montenegro, apodado las "Leonas Doradas", escribió su nombre en los libros de historia y se convirtieron en heroínas nacionales.

Solo cuatro años antes, Montenegro hizo su primera aparición en los Juegos Olímpicos como un país independiente. El país balcánico había competido previamente bajo Yugoslavia, los Olímpicos Independientes y Serbia Montenegro desde 1920 hasta 2004.

Si bien varios atletas montenegrinos habían ganado medallas Olímpicas durante este período, ninguno había competido bajo la bandera de Montenegro.

Poco después de obtener la independencia en 2006, Montenegro formó un equipo de balonmano femenino, pero tuvo poco éxito hasta que se clasificaron y terminaron sextas en el Campeonato Europeo de Balonmano Femenino 2010. Al año siguiente, hicieron su debut en el Campeonato Mundial, llegando a los octavos de final.

Un décimo puesto en el Campeonato Mundial de 2011 les dio la oportunidad de clasificarse para los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Montenegro se dirigió al Torneo de Clasificación Olímpica de la International Handball Federation (IHF) a solo dos meses de los Juegos. No perdieron ningún partido, asegurando la clasificación.

Montenegro celebra su victoria sobre España durante las semifinales de balonmano femenino en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. (Foto de Jeff Gross/Getty Images)
Montenegro celebra su victoria sobre España durante las semifinales de balonmano femenino en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. (Foto de Jeff Gross/Getty Images)
2012 Getty Images

Haciendo historia

En Londres 2012, Montenegro entró en la fase eliminatoria con dos victorias, un empate y dos derrotas. En los últimos segundos de sus cuartos de final, anotaron y vencieron a Francia antes de la victoria sobre España en las semifinales asegurando la primera medalla Olímpica para Montenegro.

En la final, se enfrentarían a una potencia del balonmano, Noruega, un equipo que entonces era el campeón Olímpico, así como el campeón mundial y europeo.

El partido estuvo dominado por las máximos goleadoras del torneo: Linn Jørum Sulland y Katarina Bulatovic, mientras que la portera de Montenegro, Sonia Barjaktarovic, realizó una actuación de clase mundial. Al final, Noruega fue más fuerte, ganando 26-23, convirtiéndose de nuevo en las campeonas Olímpicas.

Si bien fue duro perder el partido por la medalla de oro, Montenegro celebró la primera medalla Olímpica de su país, la plata, bailando en la cancha.

"Estamos encantadas, mis manos todavía tiemblan de emoción. Nos merecíamos esta medalla de plata, que para nosotros es de un brillo dorado. Mostramos cómo luchar por nuestro país. Todas las chicas estuvieron fantásticas", dijo la capitana de Montenegro, Bojana Popovic, a su llegada de regreso a Podgorica, la capital del país.

Cómo las "Leonas Luchadoras" ganaron la única medalla Olímpica de Montenegro
08:36

El impacto de la medalla

La verdadera fiesta comenzó cuando las Leonas Doradas llegaron a la capital montenegrina.

Una multitud dio la bienvenida al equipo en el aeropuerto gritando: "Ti si naša prva ljubav, Crna Goro volim te", que significa "Eres nuestro primer amor, Montenegro, te amamos".

La música sonó a través de las calles de Podgorica mientras el reloj se acercaba a las primeras horas de la mañana con miles de seguidores que se alineaban en las calles con banderas, flores y antorchas para dar la bienvenida a sus ídolos. Al equipo de balonmano también se unió en la celebración el equipo de waterpolo masculino que terminó cuarto en los Juegos Olímpicos.

Jovanka Radicevic, que formó parte del equipo de Londres 2012, explicó los recuerdos de esa celebración.

“Nunca olvidaré [que] después de los Juegos Olímpicos, eran las tres de la mañana cuando aterrizamos en el aeropuerto, ¡y cuántas personas había en la calle! Madres con bebés de dos o tres meses de edad".

"Esto es algo que una jugadora nunca puede olvidar porque cuando ves a una madre con un bebé de dos o tres meses en la calle a las tres de la madrugada esperando que te salude, es algo con lo que nada se puede comparar".

El éxito del equipo es significativo dado el tamaño del país, que tiene una población de alrededor de 620,000 personas.

Desde sus logros en Londres, el equipo se ha convertido en un símbolo importante de la nación balcánica.

"Cuando dices Montenegro, por supuesto, el equipo de balonmano femenino es un símbolo, debido a la medalla de oro en el campeonato europeo y la medalla de plata en los Juegos Olímpicos", dijo Radicevic al EHF Euro en 2018.

Apenas unos meses después de su éxito Olímpico, se produjo un éxito mayor cuando derrotaron a Noruega para convertirse en Campeonas de Europa.

Su éxito desde 2012 ha sido difícil de emular con una decepcionante campaña en Río 2016, donde, desafortunadamente, no ganaron ningún partido.

Sin embargo, sus sueños de competir en el escenario Olímpico una vez más están sobre la mesa, ya que buscan clasificarse para Tokio 2020 a través de los Torneos de Clasificación Olímpica Femenina de la IHF que se espera que tenga lugar en marzo de 2021.