La impredecible carrera hacia el oro Olímpico en el fútbol masculino

Maya Yoshida, de Japón (C), celebra tras anotar un gol junto a Hiroshi Kiyotake (17) y Yuki Otsu durante el partido de cuartos de final ante Egipto en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.  (Imagen por Stanley Chou / Getty Images)
Maya Yoshida, de Japón (C), celebra tras anotar un gol junto a Hiroshi Kiyotake (17) y Yuki Otsu durante el partido de cuartos de final ante Egipto en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. (Imagen por Stanley Chou / Getty Images)

La Copa Mundial de la FIFA es un premio prestigioso en el fútbol, ​​pero los Juegos Olímpicos ofrecen otra oportunidad de llevarse el premio final. El 11/11 - Día del fútbol en Japón - Tokio 2020 echa un vistazo a la historia del deporte y a los jugadores que han inspirado a una generación

El fútbol masculino en los Juegos Olímpicos es una de las competiciones que tiene un límite de edad.

A partir de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, los jugadores deben tener 23 años o menos para ser seleccionables para participar, y desde Atlanta 1996 en adelante, se permitió incluir hasta tres jugadores con jugadores más mayores (24 o más) a las listas. Si bien la Copa Mundial de la FIFA es un torneo prestigioso en el fútbol masculino, los Juegos Olímpicos tienen un atractivo y una importancia completamente diferentes.

Todos los países tienen opciones de ganar

La 21ª edición de la Copa del Mundo, que comenzó en Uruguay en 1930, tuvo lugar en 2018 en Rusia. Sin embargo, solo ocho países han ganado, que junto con los Juegos Olímpicos, el evento deportivo más grande del mundo.

Brasil ostenta el récord con cinco títulos, seguido de Italia y Alemania (incluida Alemania Occidental) con cuatro títulos, Uruguay, Argentina y Francia, con dos títulos e Inglaterra y España, con uno. Estas ocho naciones, entre otras, son conocidas como las potencias tradicionales del fútbol debido a sus logros pasados ​​y su amor nacional por el deporte.

En los campeonatos, cuanto más alto llega un país, más potencias tradicionales se interponen en su camino, lo que le dificulta avanzar en el torneo. En la Copa Mundial de la FIFA 2018, Croacia avanzó a la fase final por primera vez, pero fue derrotada por Francia. La experiencia de ganar torneos en el pasado es lo que más cuenta. Y esa es la belleza de la Copa del Mundo.

Por otro lado, el fútbol masculino hizo su debut Olímpico en los Juegos de París 1900, 30 años antes de la primera Copa del Mundo, y ha tenido 19 países ganadores en 26 torneos (el fútbol no se celebró en los Juegos de Los Ángeles 1932).

Cinco equipos han ganado en más de una ocasión: Hungría e Inglaterra, con tres títulos, y Argentina, la Unión Soviética (ahora Federación de Rusia) y Uruguay, con dos. Brasil, que tiene cinco títulos de la Copa del Mundo, finalmente ganó la codiciada medalla de oro en casa en Río 2016.

En torneos recientes, se han impuesto en la carrera por el oro equipos como México, que nunca pasaron de los cuartos de final en la Copa del Mundo (Londres 2012), y naciones africanas (Nigeria en Atlanta 1996, Camerún en Sídney 2000).

En los Juegos Olímpicos, todos los países tienen opciones de ganar la medalla de oro.

Durante los Juegos Olímpicos de Londres 2012, México venció a Brasil en la final para llevarse el oro.
Durante los Juegos Olímpicos de Londres 2012, México venció a Brasil en la final para llevarse el oro.
Getty Images

Un torneo con un gran impacto en la carrera de los jóvenes jugadores

Para los jugadores jóvenes, de 23 años o menos, los Juegos Olímpicos, que atraen la atención de todo el mundo, son una excelente oportunidad para mostrar sus habilidades. Los jugadores luchan por el honor y el orgullo nacional al mismo tiempo que participan en una feroz competencia con el objetivo de llegar a clubes más grandes. Jugar bien en torneos internacionales es un índice importante para las evaluaciones, y los Juegos tienen un gran impacto en las carreras de los jugadores jóvenes.

Jugadores como Lionel Messi (Argentina, medalla de oro en Pekín 2008) y Neymar (Brasil, medalla de plata en Londres 2012, medalla de oro en Río 2016), quienes trajeron medallas de oro a sus países de origen, otras estrellas como Cristiano Ronaldo (Portugal, participante en Atenas 2004) y Ronaldinho (Brasil, participante en Sídney 2000) tienen experiencia en los Juegos Olímpicos y después progresaron de manera enorme en sus carreras.

Desde Barcelona 1992, ninguna nación europea ha ganado el oro Olímpico, y se dice que con esto tiene mucho que ver el Campeonato de Europa de la UEFA. Debido a que se celebran de junio a julio el mismo año que los Juegos Olímpicos, los jugadores menores de 23 años que participan en el Campeonato de Europa de la UEFA a menudo rechazan participar en los Juegos, en parte debido a las intenciones de sus clubes.

Por supuesto, hay casos en los que los jugadores no pueden ser convocados debido a las diversas circunstancias de cada país, pero esta compensación es un problema difícil para los equipos europeos.

Lionel Messi, de Argentina, y Ebenezer Ajilore, de Nigeria, compitenpor el balón en la final entre Nigeria y Argentina en el Estadio Olímpico, durante los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.
Lionel Messi, de Argentina, y Ebenezer Ajilore, de Nigeria, compitenpor el balón en la final entre Nigeria y Argentina en el Estadio Olímpico, durante los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.
Getty Images

Cómo utilizar las plazas extra

Lo que hace que sea aún más difícil predecir el ganador es la existencia de las plazas extra. Desde Atlanta 1996, donde se utilizó por primera vez este sistema, los jugadores que ocuparon estas plazas jugaron como se esperaba para el país ganador y lideraron a sus equipos jóvenes: durante los Juegos de Sídney 2000, Patrick M'Boma, quien demostró sus destacadas habilidades de cara al gol en la J.League, marcó cuatro goles y llevó a Camerún a su primera victoria en el campeonato. En Río 2016, Neymar, que superó las expectativas de su país, anotó cuatro goles, incluido el primer gol en la final, y fue el motor de la racha de la medalla de oro.

Argentina, que ganó dos finales consecutivas en Atenas 2004 y Pekín 2008, convocó a jugadores extras para fortalecer su defensa y se hizo con el oro. Los jugadores seleccionados para las plazasextras para Japón, que avanzaron a los cuartos de final en Sídney 2000 y terminaron en cuarto lugar en Londres 2012, también sirvieron como el motor de su equipo.

El elegante lanzamiento de falta de Mboma
00:47

Utilizar los cupos extras también conlleva riesgos. Los jugadores seleccionados para estas plazas llegan al equipo justo antes del torneo, por lo que no tienen mucho tiempo para profundizar en su trabajo con el resto del equipo. Si encajan bien, la fuerza general del equipo aumentará significativamente, pero también es posible que tengan el efecto contrario. ¿Quién debería ser llamado en qué puestos? Además de cómo juegan, la personalidad de los jugadores también es importante, por lo que determinar cómo usar estas plazas extras puede influir en los resultados.

Ver a los equipos tradicionales que combinan tradición y rendimiento a un alto nivel es atractivo para los espectadores, pero los partidos impredecibles en los que cualquiera de los equipos tiene la oportunidad de ganar es igualmente emocionante. La regla de los cupos extra se refleja en las estrategias de cada país y despierta el interés de los fanáticos.

Dado que los próximos Juegos de Tokio 2020 se retrasaron un año, los jugadores menores de 24 años tendrán la oportunidad de participar. Para los jugadores jóvenes, este año será un tiempo valioso para desarrollarse, y se pueden esperar batallas aún más feroces que nunca en Tokio.

Neymar (segundo por la derecha), que completó una plaza extra, sirvió como motor para que Brasil lograra su primera medalla Olímpica de oro en los Juegos de Río 2016.
Neymar (segundo por la derecha), que completó una plaza extra, sirvió como motor para que Brasil lograra su primera medalla Olímpica de oro en los Juegos de Río 2016.
Getty Images