La historia de México en los Juegos Olímpicos 

LONDRES, INGLATERRA - 27 DE JULIO:  Maria del Rosario Espinoza como abanderada de México en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 (Imagen por: Laurence Griffiths/Getty Images)
LONDRES, INGLATERRA - 27 DE JULIO: Maria del Rosario Espinoza como abanderada de México en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 (Imagen por: Laurence Griffiths/Getty Images)

¿Cuáles son sus aspiraciones para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020? ¿Cuántas medallas ha ganado históricamente? ¿Quiénes han sido sus atletas más destacados? Tokio 2020 les invita a adentrarse en los momentos Olímpicos más importantes de los países hispanohablantes. Hoy, y como fin de la serie, la primera nación de habla hispana que organizó unos Juegos

Sus inicios

Primeras medallas

La historia Olímpica de México comenzó en los Juegos de París 1900. Aquella primera aparición estuvo protagonizada por el equipo de polo integrado por Manuel Escandón Barrón, Pablo Escandón Barrón, Eustaquio Escandón Barrón y William Hyden Wright, quienes lograron el bronce e hicieron del debut mexicano todo un éxito.

Sin embargo, los atletas aztecas no volverían a estar presentes en una cita Olímpica hasta más de 20 años después. El retorno se produjo en París 1924 y desde entonces han participado en todos los Juegos celebrados. En la capital francesa no lograron aumentar su medallero y tampoco lo harían en Ámsterdam 1928.

Hubo que esperar hasta Los Ángeles 1932. Allí, México recuperó la senda del éxito y se alzó con dos platas, las primeras de este metal para el país. Los ganadores de aquellas medallas plateadas fueron Francisco Cabañas en boxeo y Gustavo Huet Bobadilla en tiro.

La presea de oro parecía resistirse y no se conseguiría hasta Londres 1948. El gran protagonista mexicano de aquellos Juegos Olímpicos sería Humberto Mariles Cortés. El jinete logró los dos primeros oros aztecas en equitación individual y por equipos.

Sus propios Juegos

México 1968

México tuvo el honor de organizar sus propios Juegos Olímpicos. Ocurrió en 1968 y fueron los primeros celebrados en un país de habla hispana. Además, marcaron un hito para el deporte femenino, cuando la atleta Enriqueta Basilio se convirtió en la primera mujer en encender el pebetero.

A México 1968 acudieron 5.516 atletas de 112 países diferentes. Aquellos fueron los Juegos en los que un hombre consiguió por primera vez en la historia correr los 100 m por debajo de los 10 segundos. El atleta estadounidense Jim Hines consiguió cruzar la meta con un tiempo de 9:95 segundos y marcó un récord mundial que mantuvo durante los siguientes 15 años.

Su mayor cosecha de medallas

Hablando de récords, los atletas mexicanos también lograron batirse a sí mismos en aquellos Juegos. En su tierra lograron la que es su mejor participación Olímpica hasta la fecha con un total de nueve preseas: tres de oro, tres de plata y tres de bronce.

Las delegaciones mexicanas son un ejemplo de constancia. Desde 1932 siempre han logrado al menos una medalla en cada una de sus participaciones, hasta sumar un total de 69: 13 oros, 24 platas y 32 bronces.

Sus estrellas: deportes y atletas

Clavados, deporte rey

El deporte que más ha contribuido a aumentar el medallero mexicano ha sido sin lugar a duda los clavados (o salto de trampolín). Han obtenido 14 preseas, es decir, algo más de un 20% de todas las conseguidas. Muy de cerca están el boxeo y el atletismo con 13 y 11, respectivamente.

En los récords de atletas también tenemos que recurrir a los clavados. Joaquín Capilla es el deportista mexicano más laureado en los Juegos Olímpicos con sus cuatro medallas en tres citas diferentes: bronce en Londres 1948 y plata en Helsinki 1952, además de un oro y un bronce en Melbourne 1956.

Ciclos Olímpicos de oro

Otro de los grandes nombres del Olimpismo azteca es el de Ernesto Cano. El marchista es conocido por haber logrado ganar todas las pruebas de un ciclo Olímpico. Lo hizo entre 1982 y 1984 con victorias en los Juegos Centroamericanos, los Juegos Panamericanos, el Campeonato Mundial y, por supuesto, los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984.

Años después, otra atleta mexicana repetiría la hazaña de Cano. María Espinoza también ha logrado ganarlo todo, aunque ella en taekwondo. Ya ha sumado tres medallas Olímpicas y su gran momento fue Pekín 2008, cuando consiguió su única presea dorada hasta el momento.

Victoria por sorpresa

Por equipos, nadie puede olvidar el oro de la selección mexicana masculina de fútbol en Londres 2012. Ante la imponente Brasil de Neymar, Oribe Peralta marcó los dos goles que llevaron al conjunto a lo más alto del podio. El primero de los tantos llegó a los 28 segundos de partido y estableció un récord: el del gol más rápido en una final Olímpica.

A quién seguir en Tokio 2020

Con los Juegos de Tokio 2020 a la vuelta de la esquina, la selección de fútbol, que todavía tiene que conseguir su boleto, podría repetir el éxito londinense. Y no son los únicos con opciones a medalla.

Clavados

El deporte más laureado para los mexicanos aspira a todo en la capital nipona. Ya se han asegurado seis plazas para esta disciplina y, aunque será la Federación Mexicana de Natación quien elegirá a los deportistas que viajarán a Japón, figuras nacionales como Rommel Pacheco , Yahel Castillo, Iván García, Paola Espinosa y Alejandra Orozco tienen grandes posibilidades de ser los elegidos.

Tiro con arco

Otras de las grandes opciones a medalla estará en el tiro con arco. La medallista Olímpica Aída Román buscará repetir presea. Además, Alejandra Valencia, cuarta en Río 2016, podría lograr subirse al podio.

Taekwondo

Asimismo, María Espinoza podría seguir aumentando su leyenda. Buscará su cuarta medalla e igualar el récord mexicano de atleta con más preseas Olímpicas.

Gimnasia

La gran estrella de la gimnasia artística mexicana Alexa Moreno buscará trasladar al ámbito Olímpico su bronce en salto de caballo obtenido en el Mundial de Doha de 2018. No lo tendrá nada fácil, ya que tendrá que vérselas con la mismísima Simone Biles.

Ciclismo

La pista de ciclismo también podría ser testigo de un podio mexicano. Daniela Gaxiola y Jessica Salazar ya tienen su boleto en velocidad por equipos y si todo sale bien podrían llevarse una medalla a casa.

Béisbol y sóftbol

Las selecciones de béisbol y sóftbol han hecho historia en este ciclo Olímpico, ya que por primera vez en la historia se han asegurado la plaza para los Juegos.

El deporte mexicano ha demostrado a lo largo de las décadas que es una fuerza a tener en cuenta. Más allá de las predicciones, su atletas se han caracterizado por dar la sorpresa y conseguir subirse al podio Olímpico cuando nadie lo esperaba. Tokio 2020 será su oportunidad de seguir aumentando la leyenda y tal vez batir el récord de nueve medallas conseguido en suelo patrio. La cuenta atrás ha empezado y pronto se oirá en tierras niponas eso de: ¡Viva México!