La historia de Andorra en los Juegos Olímpicos

La piragüista Mónica Doria participará en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 tras asegurar su plaza.
La piragüista Mónica Doria participará en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 tras asegurar su plaza.

¿Cuáles son sus aspiraciones para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020? ¿Cuántas medallas ha ganado históricamente? ¿Quiénes han sido sus atletas más destacados? Tokio 2020 les invita a adentrarse en los momentos Olímpicos más importantes de los países hispanohablantes. Hoy, la historia Olímpica del pequeño país de los Pirineos, entre España y Francia

Sus inicios

Andorra, el país de los Pirineos ubicado entre España y Francia, es una de las naciones más pequeñas que participan en los Juegos Olímpicos. Debutó en Montreal 1976, y el número de competidores del Principado ha sido irregular desde entonces, pero siempre por debajo de los tres deportistas durante las cuatro primeras ediciones Olímpicas en las que el estado participó.

Después hubo un pequeño repunte, pero en los últimos años la tendencia vuelve a ser a la baja, tal y como quedó patente en los Juegos Olímpicos de Río 2016. En esa ocasión, Andorra envió su delegación más pequeña desde 1988 en los Juegos de Seúl.

El país ha tenido un total de 33 deportistas que han participado en los Juegos Olímpicos de Verano en las 11 citas en las que el Comité Olímpico Andorrano ha tomado parte. Si sumamos los Juegos Olímpicos de Invierno, la cifra aumenta hasta 61 deportistas y 22 citas Olímpicas.

La historia del Comité Olímpico Andorrano también es un poco peculiar. El Comité como tal fue promovido y aprobado por el Parlamento del país en abril de 1971. Este fue el primer paso de un largo proceso que se había iniciado a mediados de los 60, promovido por los dirigentes del Esquí Club de Andorra, que habían visto cómo en las ediciones anteriores de los Juegos Olímpicos de Invierno, esquiadores formados en Andorra participaban en las Olimpiadas en delegaciones que no eran la propia del país.

Fue en mayo de 1975 cuando finalmente, después de años de trabajo, el Comité Olímpico Andorrano fue admitido como miembro del Comité Olímpico Internacional. Curiosamente, su ingreso fue aprobado en la misma asamblea en la que fue admitida como miembro la República Popular de China. El país más grande del mundo y uno de los más pequeños empezaron su aventura Olímpica al mismo tiempo.

Un año después, el Comité debutó en el plano Olímpico en los Juegos de Invierno de Innsbruck 1976. En la edición veraniega, lo hizo ese mismo año, en Montreal 1976, con dos tiradores y un boxeador como representantes.

Joan Tomas Roca, del equipo andorrano de tiro, porta la bandera del país durante la Ceremonia de Apertura de Londres 2012.  (Imagen por Lars Baron/Getty Images)
Joan Tomas Roca, del equipo andorrano de tiro, porta la bandera del país durante la Ceremonia de Apertura de Londres 2012. (Imagen por Lars Baron/Getty Images)
2012 Getty Images

Su mayores hitos

Andorra es uno de los más de 80 países que han participado en los Juegos Olímpicos que aún no ha ganado una medalla.

El mejor resultado obtenido fue el noveno puesto de Emili Pérez en la carrera de ciclismo en ruta de los Juegos Olímpicos de Seúl 1988 y el noveno puesto en judo de Dani García en Londres 2012.

Los Juegos Olímpicos donde Andorra tuvo una mayor representación, con ocho deportistas, fueron los de Barcelona 1992 y Atlanta 1996.

En Barcelona repitieron respecto a los participantes de cuatro años antes los hermanos Emilio y Javier Pérez (ciclismo). La representación se completó con el ciclista Joan Josep González, la atleta Margarida Moreno -primera mujer Olímpica andorrana-, el judoca Antoni Molné, el tirador Juan Besolí y los regatistas David y Óscar Ramón.

En Atlanta, los hermanos David y Óscar Ramón y el judoca Antoni Molné disfrutaron de la segunda participación Olímpica consecutiva. Completaron la representación el atleta Toni Bernadó, el tirador Gerard Barcia, los nadadores Aitor Osorio y Meritxell Sabaté y Fiona Morrison, en vela.

En los últimos Juegos Olímpicos, los disputados en Río 2016, cuatro deportistas fueron los que representaron a Andorra, y ninguno había participado nunca en los Juegos. Estos fueron la tiradora Esther Barrugués, el atleta Pol Moya, el nadador Pol Arias y la judoca Laura Sallés.

Sus estrellas: atletas y deportes

En los primeros Juegos en los que Andorra participó, Montreal 76, solo fueron tres atletas: Joan Tomàs y Esteve Dolsa en tiro, y el boxeador Joan Claudi Montané.

En la historia Olímpica del país muchos recuerdan a Emili Pérez en Seúl 1988. El ciclista acabó noveno en la prueba en ruta. El atleta repitió participación en Barcelona 1992, donde acabó en el puesto 82 en la misma prueba.

El judoca Daniel García González es otro de los deportistas ilustres del país. El atleta hizo historia para Andorra con su novena posición en Londres 2012.

Otra atleta Olímpica destacada en la historia del país es la primera mujer de Andorra que participó en los Juegos, Margarida Moreno. Debutó en Barcelona 1992, en los que tomó parte en la prueba de salto de altura. También fue elegida para ser la abanderada de su país en la Ceremonia de Apertura de estos mismos Juegos, escribiendo la historia de este país.

A quién seguir en Tokio 2020

Varios deportistas del pequeño país de los Pirineos intentarán clasificarse en los próximos meses para participar en los Juegos de Tokio 2020. ¿Quiénes son los que tienen opciones?

De momento, la única representante que se ha asegurado su presencia es la palista Mònica Doria , que competirá en las pruebas de canoa y de kayak de piragüismo en la modalidad de eslalon. 

La deportista de 20 años es una de las grandes esperanzas de futuro, si no ya de presente, del deporte del país. Durante el Campeonato del Mundo de la especialidad, que se disputó en septiembre de 2019 en el Parque Olímpico de La Seu d'Urgell, logró una clasificación histórica que hará que el piragüismo andorrano vuelva a tener representación en unos Juegos Olímpicos. Será 12 años después de que Montse García participara en los Juegos de Pekín 2008, donde consiguió la 20ª posición.

Atletismo, natación y judo

Los otros grandes aspirantes se encuentran en la natación, el atletismo y el judo. Sin embargo, y a pesar de la ampliación del plazo, las posibilidades de poder acceder por la vía directa para ellos siguen siendo bajas ante la exigencia de las mínimas. La opción que parece más factible sigue siendo a través de las tarjetas de invitación (denominadas wildcard en inglés).

En atletismo, el máximo aspirante a estar en Tokio es Pol Moya, quien podría correr los 800 metros, aunque Nahuel Carabaña también tiene opciones en los 3.000 obstáculos.

En el caso de la natación, Mónica Ramírez, Nadia Tudó y Bernat Lomer son candidatos a estar en Tokio, aunque también es probable que sea a través de tarjetas de invitación.

En un principio había sobre la mesa dos plazas de universalidad, una masculina y una femenina, pero al haber conseguido Doria su plaza, sólo quedaría una invitación para un deportista.

Aunque en los últimos años está creciendo una generación importante de deportistas jóvenes andorranos, desde diversos estamentos apuntan que el trabajo que se está haciendo últimamente se podría ver más reflejado en los Juegos Olímpicos de París 2024. Entre las esperanzas para entonces también está la joven tenista andorrana Victoria Jiménez Kasintseva. Con tan solo 14 años, se proclamó en febrero de 2020 campeona del Open de Australia en categoría júnior.

  • La palista Mònica Doria es la primera deportista andorrana que logra la clasificación para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.
    Piragüismo en eslalon

    Mònica Doria, de Andorra a Tokio 2020