La gimnasia española se pone a punto para Tokio

Alberto Tallón, de España, compite en la barra horizontal durante la Copa del Mundo de All-Around individual de la FIG en el Gimnasio Metropolitano de Tokio, el 14 de abril de 2018 en Tokio, Japón. (Imagen por Takashi Aoyama/Getty Images)
Alberto Tallón, de España, compite en la barra horizontal durante la Copa del Mundo de All-Around individual de la FIG en el Gimnasio Metropolitano de Tokio, el 14 de abril de 2018 en Tokio, Japón. (Imagen por Takashi Aoyama/Getty Images)

Ray Zapata y Alberto Tallón han decidido pasar por quirófano recientemente ahora que cuentan con un año más de margen para los Juegos Olímpicos, una cita en la que España contará con sus dos selecciones

Tanto la selección española femenina de gimnasia artística como la masculina ya están clasificadas para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Y, a pesar de la desilusión que en un primer momento pudo ser para muchos de estos atletas la postergación de los Juegos, también se ha podido sacar ventaja de ello.

Así, dos de los deportistas que conforman el combinado masculino, Ray Zapata y Alberto Tallón, pasaron por quirófano la pasada semana. De esta forma buscan estar a punto para 2021.

Zapata estará de baja alrededor de tres meses, después de operarse del tobillo izquierdo. Según las declaraciones hechas públicas por varios medios españoles, el coordinador del servicio médico de la Federación Española de Gimnasia, Ángel Basas, explicó que Zapata "hubiera aguantado hasta los Juegos de este año, pero con el retraso para 2021 ya era imposible".

De esta forma, Zapata -la gran esperanza española de la gimnasia artística masculina para Tokio 2020 y quien ya participó en Río 2016- busca mejorar su preparación de cara a la gran cita deportiva del próximo verano.

En ella, espera conseguir una medalla Olímpica, según sus declaraciones realizadas para el Comité Olímpico Español. “Estoy haciendo un elemento que es mucho más guau que el ‘Zapata’ que ya está patentado y es el que yo creo que me va a dar la vía fácil, dentro de lo difícil, para estar en el podio Olímpico. Ojalá pueda conseguir una medalla Olímpica. La de oro mejor, pero la de plata y bronce no me disgustarían. Voy a trabajar para conseguir el oro”, expresó.

Por su parte, Tallón se operó de su hombro izquierdo, tras sufrir la misma cirugía hace un año, pero en su hombro derecho. Según medios españoles, se estima su recuperación en cinco meses.

Sobre él, Basas explicó que esta cirugía le permitirá "afrontar al máximo nivel sus compromisos competitivos en las próximas temporadas".

El logro de la gimnasia artística

Desde Atenas 2004, España no había clasificado para los Juegos Olímpicos a sus dos selecciones, la masculina y la masculina, de gimnasia artística.

En octubre de 2019 esta nación labró la hazaña en el Mundial de Sttutgart (Alemania).

La incertidumbre de la rítmica

Por su parte, el conjunto español de gimnasia rítmica fue una de las grandes alegrías de esta nación en los Juegos Olímpicos de Río 2016, gracias a su plata en conjuntos.

Sin embargo, aquella imagen de hace cuatro años contrasta con la situación actual del combinado, que se encuentra inmerso en un proceso de relevo generacional.

Es por ello que la actual seleccionadora nacional de individual y de conjuntos de rítmica, Alejandra Quereda, no se muestra optimista para la clasificación en los próximos meses para Tokio 2020.

“Siendo realistas, parece complicado que la rítmica española pueda estar en Tokio 2021”, expresó. “Hay que ser conscientes de la realidad que tenemos. No lo damos por perdido, pero sí que es muy complicado. Vamos a luchar hasta el último momento, pero con los pies en la tierra, y sabiendo que los objetivos importantes están marcados para medio y largo plazo”, concluyó.