La fuerza de los Juegos sobre Pau Quemada

Pau Quemada, de España, juega durante un partido de la Field Hockey Pro League contra Argentina en el Estadio Mundialista Luciana Aymar, el 31 de marzo de 2019 en Rosario, Argentina. (Imagen por Marcelo Endelli/Getty Images)
Pau Quemada, de España, juega durante un partido de la Field Hockey Pro League contra Argentina en el Estadio Mundialista Luciana Aymar, el 31 de marzo de 2019 en Rosario, Argentina. (Imagen por Marcelo Endelli/Getty Images)

El jugador de la selección española de hockey ha alargado un año más su carrera debido al aplazamiento de Tokio 2020, unos Juegos para los que España ha clasificado a sus dos combinados

Tokio 2020 pintaba a las mil maravillas para España en hockey. En octubre de 2019, la nación logró el billete para los Juegos Olímpicos tanto para su combinado masculino como para el femenino.

Estos iban a ser para muchos sus últimos Juegos. Ejemplo de ello era el del veterano jugador del equipo masculino, Pau Quemada, que con la consecución del billete Olímpico se aseguró participar en sus terceros Juegos.

Sin embargo, todo cambió. Meses después de los torneos clasificatorios en los que España logró asegurar su plaza para Tokio 2020, la pandemia de la COVID-19 cambió cualquier tipo de plan en el mundo. Incluido el de los deportistas. Entre otros eventos deportivos, los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 se aplazaron.

Y eso influyó directamente en las decisiones de retirada de muchos deportistas. Entre ellos, de nuevo, Pau Quemada.

Unos Juegos Olímpicos son lo suficientemente atractivos

como para hacer un último esfuerzo

Sin embargo, los Juegos Olímpicos tienen tanta fuerza para Quemada que vio razonable alargar también un año más su carrera deportiva y seguir teniendo la opción de disputar sus terceros Juegos Olímpicos (tras Londres 2012 y Río 2016) con 37 años.

Sus dos experiencias Olímpicas las tiene suficientemente presentes como para valorar en su justa medida lo que le espera en Tokio 2020 y, por ello, haber tomado esta decisión. "Unos Juegos Olímpicos son lo suficientemente atractivos como para hacer un último esfuerzo", dijo recientemente Quemada para terrassadigital.cat.

Sin embargo, la toma de esta decisión tan relevante en su vida -tanto profesional como personal- no ha sido de la noche a la mañana. "No ha sido fácil, pero después de valorar mi vida personal y profesional, tras recibir numerosas muestras de apoyo, creo que vale la pena hacer este último esfuerzo para cumplir el sueño de poner fin a mi carrera deportiva jugando una gran competición con la selección de tu país como son unos Juegos Olímpicos", explicó para RTVE.es.

El penúltimo esfuerzo fue la clasificación en sí. España tuvo que sufrir para superar en el doble partido del Preolímpico a Francia, por 3-3 y 3-2.

Todo esto meses después de ganar la plata en el Campeonato de Europa, tras caer en la final contra Bélgica. Conseguir esta presea desplegó las alas del potencial del combinado español, y por ello Quemada ve al equipo capaz de todo en Tokio 2020.

"En el último Europeo demostramos que podíamos competir con los mejores. El objetivo siempre es dar lo mejor de nosotros mismos y luchar por una medalla", confesó.

Pau Quemada, #7 de España, reacciona tras un gol contra Bélgica durante la fase de grupos (A) de los Juegos Olímpicos de Río 2016, en el Centro de Hockey Olímpico, el 11 de agosto de 2016.  (Imagen por Sean M. Haffey/Getty Images)
Pau Quemada, #7 de España, reacciona tras un gol contra Bélgica durante la fase de grupos (A) de los Juegos Olímpicos de Río 2016, en el Centro de Hockey Olímpico, el 11 de agosto de 2016. (Imagen por Sean M. Haffey/Getty Images)
2016 Getty Images

La tradición de España

Eso de ir a por una medalla Olímpica no es nuevo para España en este deporte. En los últimos dos Juegos Olímpicos ha finalizado con diploma -en sexta y quinta posición-, rozando las plazas de podio.

Históricamente esta es una disciplina donde esta nación ha capturado medallas Olímpicas. La primera en llegar fue un bronce en los Juegos Olímpicos de Roma 1960. Sin embargo, tuvo que esperar dos décadas para volver al podio, gracias a la plata lograda en Moscú 1980.

Esa fue la primera de tres platas conseguidas en la historia. Las dos siguientes, en Atlanta 1996 y en Pekín 2008.

La última vez tuvieron que pasar tres Juegos Olímpicos para lograr de nuevo la presea. ¿Sucederá lo mismo esta vez?