La esperanza de Honduras

BELO HORIZONTE, BRASIL - 13 DE AGOSTO: Los jugadores de Honduras celebran un gol anotado contra la República de Corea durante un partido entre la República de Corea y Honduras en Río 2016 en el estadio Mineirao el 13 de agosto de 2016 en Belo Horizonte, Brasil. (Foto de Pedro Vilela/Getty Images)
BELO HORIZONTE, BRASIL - 13 DE AGOSTO: Los jugadores de Honduras celebran un gol anotado contra la República de Corea durante un partido entre la República de Corea y Honduras en Río 2016 en el estadio Mineirao el 13 de agosto de 2016 en Belo Horizonte, Brasil. (Foto de Pedro Vilela/Getty Images)

El fútbol masculino vuelve a ser su gran baza de cara a Tokio 2020

Con el 57% de los cupos para los Juegos Olímpicos repartidos, aún falta por definir el 43% restante una vez se reanuden las competiciones. La gran mayoría de países de América del Sur ya tienen a un buen número de atletas clasificados para la competición. Pero hay dos que aun no tienen ningún nombre propio en la lista definitiva: Bolivia y Honduras.

De nuevo, el fútbol masculino se presenta como la mejor baza de clasificar, y de por qué no, de soñar con una medalla de cara a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, que se disputarán a partir del 23 de julio de 2021.

De nuevo porque ya hizo historia en los anteriores, los de Río 2016. Allí Honduras logró llegar al partido por el bronce, eliminando por el camino a selecciones tan potentes como la de Argentina. Tuvo en su mano conseguir la primera presea Olímpica para el país. Sin embargo, se topó con otra de las sorpresas de la competencia: Nigeria. Las 'Águilas verdes', como se conoce al combinado africano, superó por 3-2 a la 'H'.

A pesar de no conseguir la medalla, esto supuso la mejor clasificación Olímpica para el fútbol masculino hondureño, después de Londres 2012, donde el combinado llegó a cuartos de final.

RIO DE JANEIRO, BRASIL - 17 DE AGOSTO: El equipo de Honduras se alinea antes del partido de semifinales entre Brasil y Honduras en el estadio Maracaná en el día 12 de los Juegos Olímpicos de Río 2016 el 17 de agosto de 2016 en Río de Janeiro, Brasil. (Foto de Quinn Rooney/Getty Images)
RIO DE JANEIRO, BRASIL - 17 DE AGOSTO: El equipo de Honduras se alinea antes del partido de semifinales entre Brasil y Honduras en el estadio Maracaná en el día 12 de los Juegos Olímpicos de Río 2016 el 17 de agosto de 2016 en Río de Janeiro, Brasil. (Foto de Quinn Rooney/Getty Images)
2016 Getty Images

Por su parte, y mientras sigue el camino de ellos hacia Tokio 2020, la selección femenina de fútbol ya se quedó sin opciones de clasificar, tras caer en el Preolímpico de la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol (CONCACAF).

Sin embargo, el fútbol masculino no fue lo único en brillar en Río 2016, ni la única esperanza hondureña para los Juegos que se disputarán el próximo verano. Los hondureños participaron entonces en siete deportes diferentes, con más de una veintena de atletas implicados.

No se consiguió escribir la historia de ganar una medalla, y algunos de sus atletas destacados, como el velocista Rolando Palacios, no estarán en Tokio. Palacios se retiró hace un año y ahora es entrenador de atletismo en Estados Unidos.

Sin embargo, otros permanecen en la lucha por lograr su clasificación y mantener el sueño de medalla para Honduras.

Algunas bazas poderosas

Ejemplo de ello es el de Cristopher Joel Pavón, que ha representado en halterofilia a Honduras tanto en Londres 2012 como en Río 2016 -cuando acabó en el top 10-. El pasado año fue bronce en el Campeonato Panamericano, donde mostró que sigue en forma para alcanzar sus terceros Juegos Olímpicos.

La nadadora Sara Pastrana, conocida como la 'Sirenita' en Honduras, también estuvo en Río y, aunque se encuentra alejada de sus mejores tiempos, el aplazamiento le permite contar con más plazo para conseguir repetir participación Olímpica en Tokio 2020.

Otros de los atletas que son bazas principales para Honduras en Tokio 2020 debutarían en sus primeros Juegos Olímpicos. Caso de ello es el de Kevin Mejía, que es una gran esperanza en lucha grecorromana, después de alzarse con la medalla de bronce en los Juegos Panamericanos de Lima 2019.

Junto a Mejía, tiene opciones de estar en sus primeros Juegos Olímpicos el joven jinete Pedro Espinosa que, tras acabar 15º de América el pasado verano, quiere escalar en este tiempo plazas en el ránking y estar en Tokio. Y el hondureño tiene proyección, después de que en su carrera consiguiera en los Juegos de la Juventud de Buenos Aires 2018 la medalla de bronce.