Kenenisa Bekele quería buscar un récord mundial de 2 horas este año en Londres

TESALÓNICA, GRECIA - 12 DE SEPTIEMBRE: Kenenisa Bekele, de Etiopía, vence en los 3000 metros masculinos por delante de Bernard Lagat, de Estados Unidos, durante el día 1 de la final del Mundial IAAF de atletismo en el estadio Kaftanzoglio, el 12 de septiembre de 2009 en Tesalónica, Grecia. (Imagen por Stu Forster/Getty Images)
TESALÓNICA, GRECIA - 12 DE SEPTIEMBRE: Kenenisa Bekele, de Etiopía, vence en los 3000 metros masculinos por delante de Bernard Lagat, de Estados Unidos, durante el día 1 de la final del Mundial IAAF de atletismo en el estadio Kaftanzoglio, el 12 de septiembre de 2009 en Tesalónica, Grecia. (Imagen por Stu Forster/Getty Images)

Bekele sobre la carrera pospuesta: "Corriendo contra Eliud Kipchoge, los dos habiéndonos preparado bien... Estoy seguro de que algo habría pasado"

Kenenisa Bekele volvió a Berlín en septiembre de 2019 para hacer frente a algo que había intentado evitar en la mayor parte de su carrera.

De tres salidas tomadas en esta ciudad, el tres veces campeón Olímpico nunca había conseguido ganar o incluso terminar la maratón.

Esto era algo inquietante para un hombre que fue imbatido por ocho años, entre el 2003 y el 2011, en los 10.000 m.

Pero el regreso a la victoria se dió en la capital alemana. El etíope ganó su segundo título en la maratón de Berlín con su mejor marca personal, de 2h01.41, la segunda más rápida de todos los tiempos.

Esto sirvió de estímulo para Bekele.

Ahora cree que puede recortar en más de un minuto su mejor tiempo personal, e incluso bajar el récord oficial del mundo a dos horas... una marca solo batida por su rival Eliud Kipchoge a puerta cerrada y con ayudas que no habrían estado disponibles en una carrera reconocida.

"Estoy seguro de que es posible correr en ese tiempo (dos horas)", dice Bekele en una entrevista exclusiva para el Olympic Channel.

"Puedo correr quizás más rápido que el récord del mundo, cerca de dos horas o algo así. Depende de las condiciones del tiempo y de contar con un buen recorrido".

Un hombre récord

El etíope, que todavía mantiene los récords mundiales de 5.000 m y 10.000, dominó las distancias de los eventos de pista antes de cambiarse a la prueba de la maratón en 2014.

Fue un sonado debut en París, ya que logró uno de los tiempos más rápidos de la historia con 2h05:04.

Tras ese debut, lo pasó mal. Le siguió una llegada en cuarto lugar por detrás del poseedor del récord del mundo, Kipchoge, en Chicago unos pocos meses después y antes de tomarse un parón para recuperarse de una lesión en el tendón de Aquiles.

Bekele ganó el maratón de Berlín 2016 y después hizo frente a otras lesiones.

"En mi opinión, mantenerte durante un largo tiempo, como 15 años, o incluso 20, no es fácil. Pocos atletas lo consiguen", confesó en uno de los malos momentos, cuando su carrera en maratón vivía un mal momento.

"Puedes pasarlo mal por muchas cosas, como una lesión. Hay muchos obstáculos. No es fácil. Superarlos todos y volver lo hace todo más especial".

El deportista de 37 años ha estado en su mejor forma desde su última carrera en Berlín, donde 'dolorosamente' perdió el récord mundial por solo dos segundos en 2019.

Un recuerdo inolvidable que todavía lo persigue.

Perdí por segundos... dos segundos. Perder el récord mundial en el maratón por dos segundos... ¡Es una locura! Fue doloroso.

"Lo intenté, aunque no planifiqué el récord. Mi objetivo era dar lo mejor de mí ese día. Sabía que el récord mundial no era fácil, estaba muy lejos de mi mejor marca personal", recuerda.

“Quizás, también cometí algunos errores durante la carrera. Con dos kilómetros por recorrer, debería haberme centrado en el récord. Pero no lo hice".

El atleta corrió a un ritmo vertiginoso en Berlín mejorando su mejor marca personal en más de un minuto, gracias al nuevo plan de entrenamiento del entrenador etíope Haji Adelo, con quien ha estado trabajando desde 2019.

¿Un récord mundial bajo amenaza?

El hombre que ganó 17 títulos mundiales en pista y carretera, anhelaba compensar el récord mundial con otra carrera rápida e victoria imponente, ya que todavía disfruta de la mejor forma.

Lo quería tan pronto como abril de 2020.

Bekele confiaba en que podría hacer su mejor maratón el 26 de abril en Londres, cuando estaba programado para competir contra Eliud Kipchoge de Kenia, que tiene el récord mundial oficial en 2h01:39.

El actual campeón Olímpico también se convirtió en el primer corredor de la historia en completar un maratón en menos de dos horas, marcando 1:59:40 en un evento no oficial.

Bekele se ha quedado corto frente a Kipchoge en el maratón en las cuatro ocasiones en que se han enfrentado.

En su carrera de maratón, Kipchoge ha ganado todas menos una de sus carreras.

¿Bekele realmente pensaba que Kipchoge podría ser vencido?

"Por supuesto, ¿por qué no? El es humano. Si alguien está bien preparado y lo suficientemente fuerte, ¿por qué no? Es una carrera. No se puede dar, todo el tiempo, el 100% en una competencia”, dijo el corredor que le negó a Kipchoge el título de 5,000 m en Pekín 2008 con un final notable.

El Maratón de Londres se aplazó hasta el 4 de octubre. Pero Bekele no puede evitar reflexionar sobre lo que podría haber pasado.

Correr contra Eliud Kipchoge... nosotros dos, habiéndonos preparado bien. Estoy seguro de que algo podría haber sucedido ese día.

“Respeto a Eliud Kipchoge. Es un atleta fuerte, muy inteligente. Vamos a hacer una buena carrera. Si competimos juntos este año, estoy seguro de que será una buena competición. No está tan lejos, cinco, seis meses es muy poco tiempo".

Bekele todavía está entrenando seis días a la semana en su base de entrenamiento habitual en el bosque de Sululta, a las afueras de la capital de Etiopía, Addis Abeba, pero planea tomarse un descanso el 26 de abril, el día que estaba prevista la maratón.

"Recordaré ese día. Rezaré como se suponía que debía correr, pero ahora estamos en casa debido al coronavirus. Es un momento difícil en el mundo. También espero ayudar a aquellos que tengan problemas económicos o otro tipo de problemas, especialmente ahora. Muchas personas se han vuelto más pobres”, dice.

El atleta más condecorado en el Campeonato Mundial de Cross Country, con 12 títulos individuales, tiene una cartera de negocios impresionante, en la que se incluyen hoteles, complejos turísticos y un centro de entrenamiento deportivo.

Además de donar fondos al centro de emergencia para pandemias de Etiopía, también ha ofrecido convertir su centro de entrenamiento en un espacio para tratar a enfermos por el coronavirus.

Nuevo choque en Tokio 2020

El choque Bekele-Kipchoge también podría ser el punto culminante del programa de atletismo en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 el próximo año.

Se anticipa que Kenenisa regresará a los Juegos Olímpicos después de su exclusión por la Federación de Atletismo de Etiopía en Río 2016.

"Un año no es mucho tiempo", dice el tres veces Olímpico sobre el aplazamiento de los Juegos hasta julio de 2021.

“Espero poder mantenerme en buena forma, disciplinado, porque un año es solo mañana. Lo más importante es mantenerse saludable y mantenerse en forma", concluye.

Por el Olympic Channel.